Nestlé se lleva a Luxemburgo toda la tesorería y los créditos de España.

17 Mar

Y los imbéciles mesetarios diciendo que las multinacionales se irán de Catalunya con la independencia…

Ya hace tiempo que se fueron, todas son fábricas de empleo precario con unos accionistas feroces que sólo saben de dividendos.

Lo que debe hacer la gente es no comprar nada, nada de nada, de las grasas saturadas de Nestlé.

¿Se imaginan si todo lo que la gente compra a Nestlé lo hiciera a cocineros o pasteleros de proximidad?

LA NOTICIA:

Entre las multinacionales que operan en la UE se extiende la práctica de derivar su tributación a Luxemburgo, Irlanda u Holanda para aligerar la fiscalidad de sus filiales en España, Alemania, Reino Unido o Francia. Una moda que también goza de gran aceptación en EEUU, cuyas grandes empresas buscan las ventajas de los territorios offshore.

Según The Wall Street Journal las 60 mayores empresas americanas depositaron 166.000 millones de dólares en paraísos fiscales en 2012. Para evitar la pérdida de ingresos, los americanos se garantizan que estas compañías tributen un mínimo en EEUU bajo la amenaza de ser presas de un hostigamiento continuo por parte de Hacienda.

Por el contrario, en Europa es difícil conseguir una postura común pues hay Estados que ejercen la competencia fiscal contra el resto. Aun así, por caminos alternativos la Comisión Europea da algún que otro susto a las multinacionales, como sucedió con la multa de 561 millones de euros que recientemente se impuso a Microsoft por abuso de posición dominante.

En España la fiscalidad creativa fue inicialmente usada por las tecnológicas, a las que han seguido el resto de multinacionales. Por ejemplo, Nestlé ha decidido centralizar en Luxemburgo toda su tesorería. La empresa asegura que no hay intencionalidad fiscal, pero la filial española de la multinacional podrá deducirse los gastos financieros de los créditos de la luxemburguesa, que apenas tendrá que pagar impuestos por intereses allí obtenidos.

El agravio con las empresas que sólo operan en territorio nacional es evidente. Hacienda tiene que controlar más estos movimientos y poner medios para atajar una moda perniciosa para la competencia y las arcas del Estado.

NESTLÉ:

Si antes la operativa estaba centralizada en la sociedad Nestlé España, con domicilio en Barcelona, a partir de ahora estará en NTC Europe, una firma con sede en el país centroeuropeo, conocido por las importantes ventajas fiscales que ofrece a empresas e inversores.

Fuentes oficiales de la multinacional suiza han asegurado a este periódico que “se trata sólo de un cambio operativo y que el objetivo no es buscar un ahorro de impuestos” (serán cínicos…). No obstante, todos los expertos consultados por este periódico coinciden en señalar que la medida sí que permitirá a la compañía lograr un importante ahorro en su factura fiscal.

Por un lado, las sociedades españolas podrán deducirse a partir de ahora los gastos financieros derivados de los créditos que les conceda la firma luxemburguesa; pero por el otro, y gracias a la favorable política tributaria de este país centroeuropeo, apenas tendrán que pagar impuestos allí por los intereses devengados.

Este tipo de prácticas se está extendiendo cada vez más entre los grupos con fuerte presencia internacional.

En el caso de Nestlé, que en cualquier caso mantiene la sede fiscal en Catalunya y sigue tributando algo aquí, otro tema importante a tener en cuenta es el posible ahorro en los costes de financiación.

Y es que con el grifo del crédito completamente cerrado aquí, Nestlé puede conseguir en Luxemburgo condiciones más favorables para sus operaciones. Y es que la compañía de alimentación está obligada a buscar todas las vías de ahorro posibles porque, entre otras cosas, no está inmune a la crisis del consumo en España. En este sentido, según anunció el jueves de la semana pasada, la filial ha registrado la primera caída de ventas en mucho tiempo en nuestro país. La facturación de la compañía se redujo un 1,5 por ciento, hasta 1.565 millones de euros, algo que, según la empresa, con sede en Esplugues de Llobregat (Barcelona) se debe a que “los consumidores han sufrido especialmente y de manera generalizada las graves consecuencias de la crisis, y han visto considerablemente mermada su capacidad de compra”. La facturación total de la filial en España se elevó sin embargo un 1 por ciento, hasta 2.107 millones gracias a la venta de productos a otras sociedades del grupo.

EN TODO CASO, YO HARÉ BOICOT A NESTLÉ (y los españoles también… es una “empresa catalana”…).
Existen muchos motivos por los cuales se puede decidir boicotear una multinacional como Nestlé. Entre ellos están los siguientes: explotación infantil, comercio injusto de café, uso de aceite de palma cancerígeno y de cultivo insostenible, transgénicos, maltrato animal, exigencia de devolución de deuda a Etiopía, y sobre todo, porque su política de leche artificial para biberones en países pobres atenta contra la salud pública y supervivencia de los bebés.

Nescafé, Nesquik, Nestea, Bonka
Agua mineral: Perrier
Dulces: Smarties, Kit-Kat, Lion, After.Eight, Quality Street,Toffee, Polo, Motta
Chocolate: Perugina, Nestlé
Cereales: Chocapic, Cheerios, Golden Grahams, Estrellitas,etc
Pasta: Buitoni
Dados para caldo: Maggi
Congelados: Findus, Mare Fresco
Comida para animales: Friskies
Cosméticos: L’Oreal, Lancome
Yogures: Chambourcy 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: