Por fin un libro que habla sobre la guerra sucia y discurso del miedo que está recibiendo Catalunya.

16 Jul

FABULOSA ENTREVISTA AL AUTOR DEL LIBRO QUE NO HAY QUE PERDERSE Y QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA REENVIARLA A SUS AMIGOS.

El estado español no va a permitir que Cataluña decida su futuro y, aún menos, que tome el camino de la independencia. Pero ‘la ofensiva total de los poderes españoles para dinamitar el gran proyecto colectivo de los catalanes se ha saldado con un fracaso’. Esto defiende el libro que sale a la calle ahora mismo, Guerra bruta i discur de la por (Guerra sucia y discurso del miedo), (Editorial, 2014), y que lleva por subtítulo ‘Crónica de los quince meses que hicieron libre Catalunya’. Lo ha escrito el periodista Eugeni Casanova, que ha reunido todos los episodios de malas prácticas, algunas más conocidas y algunas otras inéditas, activadas por el estado español con todos los tentáculos.

Indispensable para que hijos y nietos puedan leer las barbaridades que sufrimos los catalanes.

Traducción de la entrevista que aparece en vilaweb. En esa misma página se pueden leer artículos del periodista.

-Haga una crónica de los ‘quince meses que hicieron libre Catalunya’. ¿Por qué ha elegido estos quince meses? Como se ha marcado el inicio de este período?

-Es el tiempo que va de la Diada del 2012 al día que Mas fijó fecha para el referéndum de autodeterminación, el 12 de diciembre de 2013. Es decir, desde el momento en que el pueblo de Catalunya se mostró multitudinariamente e inequívoca a favor de la independencia hasta el día en que el presidente de la Generalitat recogió formalmente el testigo popular haciendo un acto de soberanía. Son los quince meses en que España intensificó hasta el paroxismo la guerra sucia y el discurso del miedo.

-También enmarcan el proceso soberanista en una década que va del 16 de diciembre de 2003 al 12 de diciembre de 2013. ¿Qué pasó durante estas fechas? ¿Y por qué se ha llegado donde hemos llegado al cabo de diez años?

-Si abrimos el foco, el proceso comienza en el momento del relevo de Jordi Pujol al frente de la Generalitat, el 16 de diciembre de 2003: una década exacta hasta que Mas fija la fecha de la consulta, el 12 de diciembre de 2013 . En estos diez años los catalanes han ido alcanzando metas graduales que han consolidado una rebelión pacífica y educada y que ha constituido una revolución social y política en toda regla: las propuestas para agrandar el autogobierno, el rechazo popular a la estatuto de la Moncloa, el descrédito de los políticos insensibles, diversas manifestaciones, empezando por la del 18 de febrero de 2006; más de 600.000 firmas para las selecciones deportivas, consultas populares en 516 municipios, actos de insubordinación a cientos de ayuntamientos, la creación de la ANC y la AMI, el establishment empresarial pidiendo la gestión del Prat en 2007…

Tratar todos los episodios de guerra sucia y discurso del miedo de España contra Catalunya. ¿Qué le ha sorprendido más o encuentra más escandaloso?

-Las cargas de artillería más pesados ​​se dispararon antes de las elecciones del 25 de noviembre de 2012, justamente para intentar influir. El Ministerio del Interior facilitó a El Mundo y además medios informes inventados contra el presidente de la Generalitat y la familia Pujol, enviaron policías en Barcelona para engañar jueces y fiscales, impidieron el voto a los catalanes del extranjero, fueron mover espías y delincuentes contra políticos y agentes sociales catalanes… Nada que no sea habitual, por otra parte. El hecho más escandaloso es quizás el ahogo fiscal y económico, porque afecta sobre todo a los más desprotegidos, una acción descarnada para tratar de tumbar un gobierno legítimo quitándole los recursos de sus ciudadanos. El gobierno de Madrid ha llevado a cabo acciones infames día tras día que van desde los intentos de destruir la escuela al latrocinio declarado.

-Las amenazas violentas (despliegue del ejército, por ejemplo) tienen ninguna credibilidad? ¿Piensa que serán capaces de sacar los tanques a la calle? Y si lo hacen, ¿qué pasará?

-Creo que la estrategia y las posibilidades de los poderes públicos españoles no van más allá de lo que ya hacen día tras día, de las amenazas que hemos denominado discurso del miedo, y de la guerra sucia cotidiana que involucra todo el entramado del estado y que se escenifica sobre todo el viernes, en cada consejo de ministros. Lo tienen todo movilizado: espías, fondos de reptiles (dar dinero a fondo perdido a la prensa y a periodistas en particular a cambio de favores) , cuerpos policiales, aparato diplomático, esta vergüenza del oficio periodístico que es la caverna mediática … Pero han calculado mal el disparo porque Catalunya hace cuatrocientos años que sobrevive a todo esto sin más recurso que la voluntad de ser.

¿Cuál ha sido su error?

-La visión supremacista que tienen sobre Catalunya les ha conducido a un diagnóstico erróneo de la situación. Tienen todo el poder y pensaban que con ello bastaría. No es ya que no tengan una cultura del pacto, no la tienen de la democracia. Para ellos, la voluntad de los ciudadanos no cuenta, sólo cuenta la fuerza de la presión, y la tienen toda. Y la han ejercido, pero los han fallado todos los aliados ‘porque funcionan con esquemas del pasado: confiaban en que el cinturón de Barcelona se levantaría con la rojigualda, confiaban en un supuesto nos unionista llamado’ empresarios ‘, confiaban en la manipulación de los medios de comunicación, confiaban en los organismos internacionales, confiaban en el ahogo fiscal … Y les ha fallado todo, sin excepción. Cuando personajes siniestros perfectamente identificados hacen propaganda, la hacen contra sí mismos si la gente está preparada.

-También hizo mención de la batalla internacional con Margallo de principal espadachín. ¿Quién la gana, esta batalla? ¿Qué sabéis?

-Margallo lo ha intentado todo por tierra, mar y aire, y no ha conseguido absolutamente nada. ‘Cero patatero’, que diría aquel. Después de la Diada de 2013 convocó a todos los embajadores de la Unión Europea y ni uno solo se mojó en su favor. No han conseguido apoyo ni de la jacobina Francia, que guarda un silencio escrupuloso y diría que muy locuaz. Por el contrario, han recibido tortas muy sonoras, como las de Cameron o Ban Ki-moon apoyando la independencia de los pueblos, o los bálticos apoyando abiertamente a Cataluña. Los embajadores de Estados Unidos en Londres y en Madrid mismo ya han dicho que ‘no problem’. Nadie hará nada hasta la declaración formal de independencia, pero en el minuto uno Catalunya tendrá ya el apoyo de unos cuantos estados. España es en estos momentos un país desacreditado en la escena internacional y en la Unión Europea se encuentra al nivel de Rumanía en cuanto a representatividad y prestigio. La Generalitat juega sobre seguro en el momento de la rotura.

-Sois un buen conocedor de todos los territorios de los Países Catalanes. ¿Habéis notado alguna reacción sustancial de resultas del proceso del Principado?

España caerá en una crisis imprevisible el día que Catalunya se vaya y diversos territorios entrarán en ebullición, entre los cuales el Valencia y las Islas. Lo que quede bajo el poder de Madrid difícilmente podrá asumir la deuda externa y las diversas crisis (económica, política, social, de régimen…) se agravarán. La presión fiscal sobre los territorios productivos aumentará, pero nadie se creerá ya el discurso del miedo y la guerra sucia se desenmascarado. Será el primer día del resto de la vida para valencianos y baleares.

-Hay quien dice que la independencia de Catalunya favorecerá el resto de la nación y hay quien dice todo lo contrario. ¿Qué opinas?

Madrid difícilmente podrá retener nadie en contra de su voluntad ni meter mano en la bolsa descaradamente y arbitrariamente, y valencianos y baleares emprenderán un proceso que les llevará a autodeterminarse de una manera u otra. El camino que elijan dependerá de ellos, pero el Principado ya habrá establecido un precedente. No habrá que esperar mucho para que ya han puesto manos a la obra.

-Para terminar, ¿qué piensa que son capaces de hacer para impedir el 9-N, concretamente, o el proceso de independencia, en general?

-Ellos serían capaces de cualquier cosa, lo han demostrado siempre que les ha convenido y nos lo dicen día tras día. Su tragedia es que por primera vez en la historia no pueden bombardear Barcelona. El cuerpo seguramente les pide clausurar la Generalitat y el Parlament y desplegar la guardia civil, pero para ello no tendrán argumentos jurídicos para que nadie en Catalunya no contravendrá la legalidad española hasta que el parlamento no declare solemnemente la independencia.

-Ganas no les faltan a algunos …

-Podrían hacer caso a Rosa Díez o Vidal-Quadras e intentar alguna astracanada, pero el problema es que harían al día siguiente? No pueden suspender las libertades públicas, no pueden secuestrar los derechos civiles, no pueden anular las elecciones, y cualquier acción de fuerza no haría más sino desacreditarlos ante el mundo y decantar más indecisos a favor de la libertad de Catalunya. Su drama es que no pueden hacer nada más de lo que ya hacen: la guerra sucia y el discurso del miedo. Y no les funciona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: