Archivo | estructuras de estado RSS feed for this section

¿Qué pasaría si Catalunya estuviera momentaneamente fuera de la UE…?

8 Sep


(traducción de un artículo en ara.cat)

“Como nos jugamos el pan de nuestros hijos, debemos tener en cuenta todos los escenarios”. La frase la ha pronunciado este lunes Germà Bel, economista y cabeza de lista de Junts pel Sí en la demarcación de Tarragona, en el turno de preguntas de la presentación del programa de viabilidad económica de la independencia incorporado por la candidatura en el programa electoral. ¿A qué se refería? A la posibilidad de que un hipotético estado catalán quede fuera de la Unión Europea (UE) en la fase inicial del proceso. Este es un flanco que los partidarios del ‘no’ están aprovechando para plantear dudas sobre la viabilidad de la independencia, y Junts pel Sí lo ha aprovechado para plantear qué alternativas hay sobre la mesa para mantener relaciones económicas, políticas e institucionales con la comunidad europea. Una cuestión central en la medida en que dependen aspectos tan trascendentales como la negociación de la deuda que hay que asumir del Estado.

¿Qué pasa con el comercio?

“Si Catalunya forma parte de la UE, se acaba la historia. Si deja de ser miembro, puedes acuerdos comerciales”. En estos términos se expresó Bel. “En el peor de los casos, se pueden hacer acuerdos bilaterales”, destacó Oriol Amat, también economista y número ocho por Barcelona de la coalición que forman CDC y ERC para el 27-S. Amat ha mostrado especialmente optimista en una fase de su discurso: “No estaremos ni una milésima de segundo fuera de la UE”. ¿Sobre qué base argumental? “Si la independencia es inevitable, Europa obligará a negociar”. Tanto Bel como Amat, y posteriormente el número cuatro por Barcelona y presidente de la Generalitat, Artur Mas, se han esforzado en destacar que el 60% de las exportaciones catalanas van dirigidas fuera de España.

Amat también ha puesto de manifiesto que el 70% de las mercancías españolas que van al extranjero pasan por Catalunya, haciendo entender que el primer interesado en mantener un hipotético estado catalán dentro del marco institucional europeo es el mismo gobierno español. “Os podría decir que a España le iría mal sin nosotros, pero no lo haré. Soy de los convencidos de que a España le irá bien sin Catalunya, y quizás alguno de nosotros tenemos más confianza en la economía española que algunos españoles. España no quedaría como un país inviable”, apuntó Mas. Amat ha argumentado que, “realmente”, nada cambiaría después de la independencia. “Mientras se arreglan las formalidades, importa la normalidad”, ha apuntado el número ocho de Junts pel Sí en Barcelona.

¿Qué pasa con la deuda?

Es un debate central en caso de que algún día Catalunya y España se sienten en una mesa de negociación para tratar la independencia. Germà Bel ha querido introducir una nueva variable en la campaña de Junts pel Sí: la posibilidad de que un hipotético estado catalán se convierta en un estado “tercero” y no en un estado “sucesor”. “Los que mandan deberán decidirlo”, señaló el cabeza de lista de la coalición por Tarragona, porque “no está previsto en los tratados”. “Cuando hayan tomado la decisión, nos dirán en el Estado [español] y al estado catalán -ya reconocido- si somos miembros de la UE institucionalmente. Por tanto, si tendremos que asumir derechos y deberes”, añadió.

¿Qué traducción práctica tiene este escenario? En caso de que Catalunya no fuera considerada por las autoridades competentes como un estado “sucesor” y se la considerara un estado “tercero”, no tendría por qué hacerse responsable de la parte de la deuda española que le correspondiera. “Así es como funciona el derecho internacional, y así son las regulaciones específicas de procesos de secesión”, indicó Bel.

¿Qué pasa con las finanzas catalanas?

Un informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) -del que, por cierto, forma parte el candidato por Tarragona de Junts pel Sí situaba entre 4.000 y 5.000 millones de euros mensuales las necesidades de tesorería de la Generalitat para afrontar el escenario de una declaración unilateral de independencia sin ningún tipo de apoyo internacional. “Este escenario es sin negociación, y si la independencia es inevitable la UE obligará a negociar”, reiteró Amat. Este desfase mensual de tesorería tan elevado es en el supuesto de que el Estado no haga ninguna transferencia a Catalunya y la Generalitat sigue enviando todos los impuestos en Madrid…

¿Qué pasa con los bancos?

Uno de los argumentos que utiliza el bloque del ‘no’ es que los bancos establecidos en Catalunya se quedarían sin acceso a los mecanismos financieros que ofrece el Banco Central Europeo (BCE). “Hay bancos de fuera de la UE [suizos y estadounidenses] que están accediendo a financiación del BCE”, apuntó Bel, que cifró en 128 las entidades financieras que se encuentran en esta situación. “Para acceder a las ayudas, el país [de donde es original el banco], debe tener entidades financieras con sucursales o filiales en países de la UE”, ha defendido el cabeza de lista por Tarragona.

“España no puede perjudicar el Banco Santander o el BBVA”, argumentó Bel. La clave de todo, según Mas, es que la negociación entre el Estado y una hipotética Catalunya independiente no provoque “lesiones económicas”. “¿Cómo se saca contra su voluntad un país que ya forma parte de la UE?”, Se preguntó el presidente. Por si acaso, sin embargo, Junts pel Sí se plantea escenarios alternativos.

(by ara.cat)

Catalunya diseña una nueva Hacienda inspirada en Suecia y Australia.

28 Jul

Como habrán visto no se ha inspirado en España…

Ya empezaba a ser hora que la lista conjunta, además de ser una coalición para la libertad y supervivencia de Catalunya, también esté llena de contenido que ilusione al pueblo catalán que lleva 300 años maltratado y expoliado.

El Servicio Catalán de Gestión de Ingresos formado a su vez por cuatro organismos: la Agencia Tributaria de Catalunya (ATC), la Agencia Catalana de Recaudación de Ingresos (ACRI), la Agencia Catalana de Comercio Exterior y Aduanas (Acced) y la Agencia Catalana de la Propiedad Inmobiliaria (ACPI).
Toda esta administración ejecutiva dependería del ministerio de Hacienda catalán, pero a su vez todo el sistema estaría tutelado por un denominado Consejo Fiscal dependiente del Parlamento catalán.

El sistema catalán no tendría las carencias que tiene la vetusto Agencia Tributaria Española, porque no calcula el llamado tax gap o brecha fiscal, es decir, la diferencia entre los recursos fiscales potenciales y los que efectivamente se recaudan, porque la información fiscal no es accesible y porque la cooperación entre la administración tributaria y los contribuyentes es de confrontación y litigiosidad.

Un sistema eficiente, moderno, transparente y con vocación de servicio público son otras de las características del modelo que defienden los expertos consultados por el gobierno catalán, que también recomiendan suprimir las listas de empresas defraudadoras y sustituirlas por listas de empresas fiscalmente responsables.

En la inauguración del acto, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha dicho que con estos informes encargados por el Govern “estamos mucho más preparados para el futuro, sabemos qué tenemos que hacer a grandes rasgos (para construir una nueva administración tributaria), sabemos en quién fijarnos y cuáles son las preguntas esenciales”.
Preguntado por cuál debería ser el personal necesario para desarrollar este modelo tributario, Iglesias ha evitado concretarlo con el argumento de que corresponde al Govern implantar el modelo. Aunque deberían ser unos 7.000.


En fin, un nuevo sistema en que el contribuyente no sea un defraudador hasta que demuestre lo contrario.
Vistas las 4 Agencias uno se da cuenta de lo brutales que serán los ingresos de la Catalunya libre.
Habrá para una seguridad social, pensiones y educación de lujo.

Los de El País, rabiosos ellos, decían ayer que el modelo tiene varias lagunas sin concretarlas (hay que poner que no es bueno y punto), evidentemente no se han leído ni comprenderían los 16 PDF que pueden encontrar aquí.


ILUSIONA CREAR UN NUEVO ESTADO.

ALGO MARAVILLOSOS ESTÁ A PUNTO DE OCURRIR.

El independentismo se afianza en las diputaciones catalanas.

26 May

Para el proceso soberanista es más importante la diputación de Barcelona que la ciudad.
Es más, son vitales la 4 diputaciones. De allí saldrán los datos para la agencia tributaria una vez se declare la independencia.

No solo CIU ha ganado en todas las diputaciones, además, la representación soberanista ha subido…

En fin, dedicado a los que dicen que el independentismo ha sufrido un golpe en estas elecciones municipales.
No ha sido perfecto el resultado, pero malo tampoco.

Se está hablando de crear una nueva caja catalana: CAIXA CATALANA.

30 Abr

La excelente web la qüestió catalana de Marta Escobar ya publicaba un entrevista a Joan Olivé hace 5 meses  (ver aquí).

En fin, no sé si será esta u otra… pero es lógico que nuestro dinero, el de los catalanes, está en manos de botiflers o españoles. Se hace imperioso la creación de bancos y cajas completamente pensadas para el pueblo catalán.
La única entidad que todavía no se ha posicionado sobre el proceso es la Caixa d’Enginyers que, por cierto, cada día se abren más…

Caixa Catalana ya tiene su web donde explica su hoja de ruta.

Alemania o Israel financiarán en un principio la Catalunya independiente.

23 Nov
Entrevista al perseguido juez Santiago Vidal.

Aparece DRETS, asociación de abogados que lucharán por la catalanofobia e insultos en la red.

30 Oct

Cuando tienes un estado que no hace nada ante tanta difamación y tanto llamarnos nazis… debe aparecer un grupo de voluntarios que sí lo haga.
La única función del estado español en Catalunya, actualmente, es la de prohibir y expoliar.

Un grupo de abogados han creado la asociación DRETS (Derechos o de pie), una entidad sin ánimo de lucro para luchar contra las amenazas e insultos que se publican en las redes sociales y algunos medios de comunicación contra los catalanes. DRETS ya ha anunciado diversas acciones legales contra lo que califican de catalanofobia.

Los diversos profesionales de la abogacía que han creado la asociación DRETS tienen la intención de denunciar todos los mensajes ofensivos con los catalanes publicados en las redes sociales, pero también a medios de comunicación y tribunas de opinión.

Los promotores de la iniciativa aseguran que cada día se cuelgan en las redes sociales decenas de mensajes con contenido catalanófobo, un fenómeno contra el que denuncian que las instituciones estatales no están actuando. El presidente de la asociación, Sergi Blázquez, ha explicado que “hemos nacido precisamente para cubrir allí donde había un agujero negro, donde no había cobertura y donde nadie actuaba”. Según han explicado, si las denuncias no prosperan en la justicia española recurrirán a instancias internacionales. 

A pesar de que el grupo se ha presentado hoy, la primera actuación la hicieron en julio, cuando personarse como acusación popular en el caso de las fotografías de 33 jueces catalanes publicadas en ‘La Razón’. La próxima intervención será este miércoles con la presentación de una denuncia contra un centenar de Tweets en Twitter que, según dicen, pueden ser constitutivas de delito. Aseguran que se trata de mensajes que incitan a la violencia contra los catalanes, los amenazan de muerte o banalizan el nazismo. También han anunciado que tienen intención de actuar contra los discursos que el 12 de octubre hicieron los responsables de organizaciones de ultraderecha en Montjuïc. Desde la entidad aseguran que en estos parlamentos se incitaba al odio ya la violencia.

El objetivo de DRETS es sacar adelante todas las denuncias con el apoyo económico de los ciudadanos, al que recurrirán cuando sea necesario asumir gastos judiciales. En estos casos, explicaron, pondrán en marcha iniciativas para recoger fondos o harán campañas de micromecenaje. Todo, con el objetivo de evitar pedir subvenciones. Los abogados que colaboran, además, lo hacen de manera voluntaria.

Una especie de “Manos Limpias” catalana pero sin ser franquistas y a favor de la democracia.

Pues nada, hoy mismo les envío la IP y las capturas de los insultos que me pone “aspirina” (aka botifler)…

La OTAN habla sobre el futuro militar de Catalunya y Escocia.

28 Ago

Es curioso como estudiosos de fuera se dan cuenta que el PIB de Catalunya es como el de Austria.
Y eso es un potencial brutal…
El informe subraya que, en un futuro cercano, Catalunya sería un actor principal en la defensa y estrategia del Mediterráneo…

Catalunya deberá contar, al menos, con una fragata Absolon.
El pedido a los astilleros daneses sería una gran forma de crear alianzas con un país tan moderno como Dinamarca.



The Military Implications of Scottish and Catalonian Secession

Scotland will free-ride in the Atlantic without sustained investment, but Catalonian maritime specialization would be welcome in the Mediterranean.

On 18 September, Scotland votes on the question of independence from the United Kingdom, and the polling strongly suggests a vote of no. On 9 November, Catalonia could be voting on the same issue vis-à-vis Spain, but the polling slightly suggests a yes—if the Spanish Constitutional Court allows the vote to take place. NATO members should treat neither case lightly, but the independence of Catalonia would pose fewer military problems for the alliance than that of Scotland.

The secessionist movements in both countries have endorsed joining both the EU and NATO. But both organizations have warned that accession is not remotely automatic, and depends on the agreement of every existing member state. Those are slightly different lists of 28 countries, and one must only remember the juvenile and endless exclusion of Macedonia by the Greeks—over a branding dispute—to understand how long a blackballing can last. The Spanish probably could not manage to block a determined move for Catalonian self-determination. That said, two of my Atlantic Council colleagues have questioned whether the European Union would admit Catalonia, as some member states (e.g. Belgium) have cause to fear further secessionist activity. Would the British accede to Scottish independence, but then plausibly attempt to exclude the country from NATO? A currency union may be off the table, but such dickering over the serious business of defense would be unacceptable.
As Griffe Witte of the Washington Post argued just this week, in the long run, Scottish secession could be challenging for maintaining Britain’s Trident submarine force. The Scottish National Party (SNP) aims to declare independence in 2016, and see the nukes off by 2020. Today, the submarines and their warheads are conveniently somewhat isolated at Her Majesty’s Naval Base Clyde, 40 kilometers from Glasgow. The Royal Navy’s other two major facilities, HMNB Devonport and HMNB Portsmouth, are both in populated areas on the south coast of England. This has caused some to question whether the south coasters would appreciate the sudden arrival of a few hundred nuclear weapons. But Devonport is where the RN overhauls and refuels those nuclear submarines, so the locals are already accustomed to the presence of things nuclear. In the breach, it is likely that they would prefer the several thousand high-paying industrial jobs that would transfer down from Scotland.
That could be all well and good, but assuming that Scotland and Catalonia were admitted to NATO, what would they contribute? At the Strategic Foresight Forum this past spring at the Atlantic Council, Anne Marie Slaughter—late of Princeton and the US State Department, and now running the New America Foundation—opined that an independent Scotland and an independent Catalonia would do a fine job of defending themselves. At the reception afterwards, a former defense official and defense industrialist argued to me that the consequences for NATO would be adverse, “because the Scots think that defense is a free good”. But even beyond the hyperbole, it’s important to note how significantly plans for forces flying the Saltire cross and the four bars of the Senyera differ.
Scotland is a country of 5.3 million people, with over $200 billion in GDP. The SNP has in mind a tiny version of Britain’s armed forces as a whole: a navy of a few frigates, a fighter squadron, and an armored infantry brigade. With enough investment, a short-ranged maritime patrol squadron might follow as a welcome addition to the recent loss of RAF Coastal Command. The problem, however, is that Scottish resources aren’t likely to match these goals. Spending the NATO average of 1.6% of that GDP on defense would provides just over $3 billion annually. That level of spending is equivalent to the budget of Austria, a neutral country which needn’t maintain a navy. Unless Scotland steps up to a higher rate of spending, its exit from the United Kingdom would produce another free-riding Celtic state on the periphery of the open North Atlantic.
 Catalonia has 7.3 million people, with more than $300 billion in GDP. Spending just 1.6% of that on defense provides over $4.5 billion annually, or roughly the budget of Denmark, which has well-regarded and efficient armed forces. Catalonian military plans are more vague, but so far, they emphasize the navy. With excellent ports in Barcelona and Tarragona, Catalonia is well-positioned as a minor naval power, ‘with the Mediterranean as our strategic environment, and NATO as our framework’, as the nationalists’ think-tank on defense argues. The rough plans call for a littoral security group of a few hundred sailors at first. After a few years, Catalonia would assume responsibility as “a main actor in the Mediterranean,” with land-based maritime patrol aircraft and small surface combatants. Eventually, the nationalist ambition may include an expeditionary group with a light assault carrier and hundreds of marines, to take a serious role in collective security.
 Of course, all these plans are subject to the vagaries of each country’s political process, but even the announced policies differ importantly. Scotland’s tiny replication of British capabilities wouldn’t be so clearly efficient. On the other hand, Catalonia’s ambition would be more restrained. If accurately characterized by the few white papers that have surfaced, the separatists’ position suggests a valuable and refreshing view of specialization in collective defense: build a navy that is comparatively focused on influencing events ashore. By de-emphasizing the military forces that any landlocked country will have, and instead steering investments towards those it is comparatively positioned to provide, Catalonia could punch above its weight in European political affairs. There may be no further Álvaro de Bazáns in Barcelona, but there may be new littoral forces that NATO needs around the periphery of the Mediterranean.
 
James Hasík is a senior fellow in the Brent Scowcroft Center on International Security.

A la Catalunya independiente le sobrarían 11.500.000.000 de euros al año.

28 Jul

Mientras desde Madrid intentan despistarnos con el tema Jordi Pujol -un hombre que le había robado a Catalunya 1/300.000 parte de lo que nos ha robado España- aquí seguimos a lo nuestro…

¿Cuando le costaría a la Generalitat llevar adelante la independencia política sin acuerdo con el Estado? La respuesta figura en uno de los últimos informes que presenta este lunes el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), que cuantifica en unos 4.000 millones al mes inicialmente el coste de la operación política sin una agencia tributaria propia a pleno rendimiento. Este sería el coste mensual de la Seguridad Social, las nóminas de los funcionarios, pensiones, desempleo y gastos corrientes. El informe también concluye, sin embargo, que una vez superado el primer impacto, la ganancia fiscal de una Cataluña independiente se situaría alrededor de 11.500 millones.

Permítanme que discrepe con la buen voluntad del CATN. Si no hay pacto con España no hay pago de pensiones y desempleo. Vamos a ver, España nos dejaría sin datos tributarios y en cambio nos daría el número de la cuenta corriente de los pensionistas…
Si no hay datos, no hay datos, la pensión y el paro de la gente es un contrato de España con esas personas. Mis padres cotizaron en España toda su vida y es esta quien les debe las prestaciones.
Así que, rápidamente a pactar si España no quiere encontrarse con cientos de miles de denuncias en organismos internacionales por malversación y estafa continuada…

Según el informe sobre el coste de una eventual proclamación de independencia sin acuerdo con el Estado, la Generalitat debería buscar financiación ya sea vía créditos, con emisiones de deuda desde el Banco Central de Catalunya o con bonos patrióticos que plantea que podrían ser canjeables por impuestos. De hecho, los expertos calculaban que para que el país siguiera funcionando con normalidad, sería necesario prever unos 30.000 millones, el equivalente a los gastos corrientes de prácticamente un año.

Con datos de 2011 y la independencia a pleno rendimiento, Catalunya habría tenido un gasto adicional de 39.500 millones, tanto para hacer frente a los intereses de la deuda, como la seguridad social, la administración local o los gastos derivados de la defensa nacional. Pero los ingresos habrían sido de 45.300 millones, lo que permite hablar de un eventual superávit de 5.800 millones. De estos, el CATN calcula que 1.400 millones serían de aportación a la UE (si decidimos seguir…)

Así pues, descontados todos los gastos derivados de tener estado, los asesores del Gobierno calculan que Catalunya saldría ganando unos 11.500 millones, un 6% del PIB, respecto a la situación actual.

Bien, dicho esto, esos 11.500 millones es lo que podríamos repartir entre todas las conselleries que para entonces se llamarían ministerios.

O sea, Catalunya podría añadir los 1000.000.000 que Montoro nos ha obligado a recortar en sanidad y sumarle otros 2.000 millones más para tener una sanidad de primera.
Podríamos añadir otros 2.000 millones en educación y cultura.
Y unos 2.000 millones por esa seguridad y defensa que tanto preocupa en Madrid.
Además de 1.000 millones para infraestructuras vitales.

Veamos, llevo 8.000 millones, todavía dispongo de 3.500 millones…

Es que en España no saben que Catalunya con la 1/4’5 parte de población que Marruecos tiene más del doble de PIB que este. Es que Catalunya es de los pocos casos del planeta que tiene un PIB alto sin tener el efecto capital en su territorio…

Porque en Catalunya la gente trabaja y saca agua del aire

No habrá reparto de deuda si España no reparte El Prado con Catalunya.

14 Jul

El Consell Assessor per a la Transició Nacional (Consejo Asesor para la Transición Nacional) ha entregado hoy al gobierno sus cuatro informes. Abordan asuntos económicos pero también el reparto de activos y pasivos en caso de independencia y cómo debería ser el proceso constituyente del nuevo estado catalán. Estas son las claves de los informes:

PROCESO CONSTITUYENTE

1. Plenamente democrático: El informe indica que el proceso debería hacerse de acuerdo con estándares democráticos altamente exigentes. Una y otra vez se fija en cómo se han hecho procesos similares en países que ahora son miembros de la UE. En este sentido señala la importancia de que en el proceso se eviten las tensiones con la sociedad civil organizada que ha apoyado la independencia consiguiendo consensuar los pasos. De lo contrario habría problemas de legitimidad política.

2. De acuerdo con España: El CATN afirma que el proceso debería ser acordado con España. Parte de la base que difícilmente el Estado autorizará la consulta soberanista y que el camino más plausible es una Declaración Unilateral de Independencia del Parlamento después de unas elecciones de carácter plebiscitario. Esto, afirman, acabaría forzando el estado a negociar, si conviene tras la mediación de personalidades del ámbito internacional. Si después de una consulta no pactada o de una DUI, el estado sigue haciendo oídos sordos y no hay ningún tipo de acuerdo, afirman, se produciría una situación de bloqueo político con una carga de conflicto muy elevada. El escenario de supresión de la autonomía, afirman, no se podría prolongar en el tiempo. En cualquier caso afirman que el gobierno catalán nunca debería cerrar la puerta del diálogo con Madrid.

3. Institucionalizar el nuevo estado: ¿Cuáles serían los primeros pasos para convertirse en estado? EL CATN explica que lo más lógico después de la consulta del 9 de noviembre y, en paralelo a la negociación con el estado y después de la proclamación de la independencia, sería convocar unas elecciones y que el nuevo parlamento redactara una Constitución que estableciera el régimen político y los derechos y deberes de los ciudadanos. Debería ser aprobada por el Parlamento (no dice con qué mayoría pero por el Estatuto se necesitaban dos tercios de la cámara catalana) y luego ratificada nuevamente en referéndum. Mientras dura el proceso debería dotarse de una Constitución provisional aprobada como ley del Parlamento.

4. Ciudadanía y lengua: Serían catalanes todos los residentes en Catalunya. Habría que establecer convenios con España para regular la doble nacionalidad y también el impacto que tendría en la ciudadanía europea caso de que Catalunya no formara parte de la UE. Si un ciudadano quisiera renunciar a la ciudadanía catalana y conservar la española conservaría todos los derechos salvo los políticos, como votar o acceder a cargos públicos. En cuanto a la lengua, y al margen de lo que estableciera la futura Constitución, habría que aplicar de entrada el régimen lingüístico vigente, en que catalán y castellano son lenguas oficiales en Cataluña. Sí que se debería establecer con claridad, y contra lo que ha sido hasta ahora el criterio del Tribunal Constitucional español, el requisito del conocimiento del catalán para acceder a cualquier lugar de la función pública y su carácter vehicular en la enseñanza de acuerdo con el normas de la Generalitat.

ACTIVOS Y PASIVOS

5. Marco de la negociación de la deuda: las negociaciones para determinar el reparto de activos y pasivos, según el CATN, se lleva a cabo en varias bandas que integran el estado predecesor, el estado sucesor, las autoridades monetarias internacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial), la Unión Europea, por ejemplo, a través del Banco Central Europeo-, así como ciertos organismos que representan los intereses de los acreedores. Estos se agrupan en los llamados Club de París y el Club de Londres. Hay dos procesos paralelos de negociación: el Club de París están representados los estados acreedores, y el de Londres están las instituciones financieras.

6. Principios de la negociación: qué principios se pueden aplicar en caso de negociación de activos y pasivos? El CATN en situaciones cuatro: principio de proporcionalidad-tomando como base el peso demográfico del territorio segregado sobre el conjunto del territorio del estado matriz-; el principio de equidad-centrado en mantener la “coherencia” del reparto de las deudas-; el principio de territorialidad-el estado catalán no debería asumir deuda de entidades territoriales fuera de su territorio-; y el principio de transparencia, que supone la voluntad de llegar a un acuerdo y tener el compromiso de cumplirlo. La fecha de sucesión de los estados debe adoptarse por consenso entre las partes y los mediadores.

7. Tipo de deuda: la deuda territorializable es aquel contraído por el gobierno central o por cualquiera de sus organismos para realizar obras, servicios e inversiones en un territorio concreto del Estado. En principio, la deuda territorializable contraída por el Estado español para hacer obras e inversiones fuera del territorio de Catalunya no se puede transmitir al futuro estado catalán. La deuda no territorializable es aquel que no se puede atribuir a un territorio concreto. En este caso, habrá que negociar previamente al criterio de proporcionalidad. Si el Estado español no quiere transferir alguno de sus activos, Catalunya no tendría ninguna obligación de asumir su deuda u obligación correspondiente. Además de la transferencia de los bienes asociados a la deuda asumir por el estado catalán, el Estado español debería transferir a Catalunya una parte proporcional de sus bienes y activos no territorializables, siguiendo el mismo criterio de proporcionalidad que se haya acordado para repartir la deuda.

8. Patrimonio histórico, artístico y cultural: la transmisión de bienes de estado en casos de sucesión de ordenamientos jurídicos también incluye archivos, bienes culturales y patrimonio nacional. En principio el estado predecesor debe transferir el siguiente a los estados sucesores: los archivos que les sean propios; los que hagan referencia explícita a su territorio, historia y población; los que sean necesarios para el buen funcionamiento de sus instituciones y servicios públicos; y aquellos archivos y fondos documentales cuya autoría corresponda a un “connacional” del estado sucesor. Esto incluye todo tipo de bases de datos de Hacienda sobre contribuyentes, censos electorales, registro civil, registro de penados, archivos hospitalarios, policiales, de la Seguridad Social, de tráfico, fondos documentales, archivos históricos, y expedientes abiertos pendientes de resolución administrativa . La distribución del patrimonio nacional (El Prado) también es negociada y debería regirse por la aportación histórica de cada territorio en el estado predecesor.

El 16% deberá ir para Catalunya…

POLÍTICA MONETARIA

9. El Euro: los expertos del Gobierno sostienen que sería “conveniente” que el estado catalán se mantuviera dentro del euro. La moneda común europea, sostienen los miembros del CATN, se podría utilizar aunque Catalunya quedara temporalmente fuera de la Unión Europea (UE). Otro de los aspectos claves es si las entidades financieras catalanas tendrían acceso a los mecanismos de crédito del Banco Central Europeo (BCE), y la respuesta del CATN también es positiva, aunque con más matices.

AGUA Y ENERGÍA

10. Los recursos: los recursos energéticos centran un informe del CATN. En la primera etapa de la construcción del estado catalán, el consejo asesor recomienda “asegurar” los proveedores energéticos y renovar y continuar el marco regulador de la política energética con los contratos existentes de las empresas que ya prestan servicios en Catalunya. EL CATN también considera que hay que “asegurar” el cumplimiento de las cláusulas regulatorias en materia de seguridad energética. El organismo encuentra “primordial” mantener los máximos recursos energéticos disponibles en el proceso de transición nacional, al tiempo que indica que hay que garantizar el abastecimiento energético de instalaciones situadas en puertos y aeropuertos. El informa punta que los recursos hídricos catalanes son suficientes, aunque alerta de futuras sequías como la que asoló Catalunya hace seis años.

Los informes enteros (PDF):

Futuro Ejército Catalán: FUERZA NAVAL.

1 Jul

AQUÍ EL PDF DEL DOCUMENTO 

La sectorial de Defensa de la ANC ha difundido un nuevo documento “orientativo” de cómo debería ser una virtual Fuerza Naval de Catalunya. Una fuerza que debería contar con unos 2.000 efectivos humanos entre oficiales y marinería una vez completadas todas las fases.

Según este planteamiento, las fuerzas armadas catalanas deberían tener una Academia Naval de Catalunya. En primer término, el documento apunta que se debería crear una “primera unidad operativa” con un “Comando de patrulla litoral”, con seis patrulleras, seis embarcaciones no tripuladas y seis drones así como un remolcador de altura.

Por otra parte, la Fuerza Naval de Catalunya también contaría con un Centro de Mando y Control que garantizaría la “unidad de acción” de todos los elementos y efectivos. Esta fase se alargaría durante 10 años. Esta fuerza controlaría las aguas territoriales y el EEX (Exclusive Economic Zone).

Una vez aseguradas las aguas territoriales, el estudio prevé participar con la OTAN del marco estratégico de la defensa del Mediterráneo a través del Standing NATO Maritime Group 2. Para participar, el ANC calcula que deberían articular un Mando de escolta con funciones de guerra antisubmarina, de superficies y aérea que contaría con un máximo de 4 corbetas polivalentes. En este punto la Fuerza Naval catalana debería tener en sus filas 1.700 efectivos.

Posteriormente se pondría en marcha el Cuartel de Operaciones Navales, con un Estado Mayor y con participación en convenios internacionales de Defensa y Seguridad. Una vez centrada la Fuerza en el Mediterráneo, el ANC no descartaría “proyectar una fuerza internacional para la contribución de la paz” en el Índico y el Atlántico dirigida por un Mando Expedicionario. La Sectorial recomienda aplicar el concepto Multirole Derramas, la polivalencia en las naves, con fragatas como la Absalon de la Marina Real Danesa, muy funcionales y especialmente adaptables a los puertos catalanes.

¿El Absalon danés futura fragata multiusos catalana?
Con el dinero de 4 años de expolio del puerto de Barcelona se pagaría…