Archivo | inocentada RSS feed for this section

En caso de que hubiera independencia de Catalunya el ejército español ocuparía las tierras del Ebro.

28 Dic

Según un documento que ha filtrado El Mundo, el Ministerio de Defensa tiene preparado un plan para ocupar con el ejército las tierras catalanas del Ebro y de esta manera poder controlar completamente el río más caudaloso de España y las nucleares de Ascó.

Para el ejecutivo español es primordial que esas comarcas sigan formado parte de España y así poder implantar el control fluvial sobre el río Ebro.

Hay que recordar que España tiene un tratado con Portugal (convenio de Albufeira) por el que se pacta los caudales de los ríos Tajo, Miño, Duero, Guadiana y Limia…
Evidentemente no haría falta hacer ningún convenio con Catalunya ya que su caudal sería estrictamente de dominio nacional.

Sobre la nuclear de Ascó, aunque represente un pequeño porcentaje de la energía española, cierto es que no es así para Catalunya. Los dos grupos de Ascó representan 1/3 de la electricidad que se consume en Catalunya.
Aunque lo importante de la central es su posición estratégica en caso de escape y como futuro cementerio nuclear…

Nuclear y río Ebro, dos pájaros de un tiro.

Dichas comarcas (Rivera de Ebre, Terra Alta, Baix Ebre y Montsià) serían fáciles de ocupar y de administrar. La vegueria tiene 3.329 Kilometros cuadrados (10% superficie Catalunya), poco más de 180.000 habitantes repartidos en 52 municipos.

Además de eso, quedaría en manos españolas el parque natural del Delta del Ebro, els Ports, D.O. Terra alta, así como el Riu Sénia…

Junto al documento, el periódico madrileño tambien resalta un anexo en el que explica cual sería el régimen que tendría como entidad territorial administrativa española. Según parece, no se convertiría en una autonomía más, más bien sería parecido a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

La tierras del Ebro serían consideradas como comarcas autónomas con una serie de competencias, aunque todo lo relacionado con educación y sanidad, para evitar tensiones regionales con País Valencià y Aragón, sería directamente controlado por el estado español.

Concretando, cada comarca tendría su asamblea (parecido al actual consell comarcal) que estaría en contacto directo con el Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas.
Anuncios