Archivo | Pedro J. Ramírez RSS feed for this section

El digital de Pedro J. nace con una mentira sobre Jordi Pujol…

14 Oct

El examante de Exuperancia ya ha sacado su capricho, un digital sufragado por accionistas que tiene pinta de presunta estafa…
Nada que envidiar ni siquiera a la bazofia de Libertad Digital

El periodista de la lluvia dorada ya no es lo que era, por eso empieza con una noticia falsa tipo “tal persona podría tener algo, aunque no tenemos pruebas, pero hemos leído unos documentos que nadie asegura que existan…
Con este tipo de “periodismo” se entiende esto:

¡¡¡TACHAN!!! ¡LA GRAN NOTICIA DEL AÑO…!!!!:

Penoso que la “gran primicia” se basa en un tema tan pasado como lo de Pujol y que ni siquiera nos muestre ni una prueba.
El artículo debería terminar con un ¡porque lo digo yo! palabra de Pedro J…

Joder, pero si este tío, cual medusa, utiliza el mismo orifico para absorber y expulsar una mazorca…

Realmente no queda ni una cabeza pensante en España. Y como me dijo una votante catalana de Podemos: no hay que dejar solos a los españoles con esa clase política y esa basura de periodistas…

Ya… quizás tiene razón… Pero los españoles son bastante culpables de esa degeneración…

Poco más que decir del digital… Esta mañana aparecía con el lateral comiéndose la parte central, tiene mejor sidebar mi blog que ese bodrio. En ningún lugar se ven los 4 o 5 millones que han puesto los incautos accionistas (el Inda ha montado una web mejor con 400.000 euros…).

Aunque, ante la brutal crisis del papel, muy pronto vendrá la de los digitales, no hay pastel publicitario para tantos… En pocos días se ha sumado al saturado abanico digital: Elespanol.com, Ahorasemanal.es, okdiario.com, bez.es…

Y en esta lista no están los digitales de los periódicos…

Je, je, ninguno de esos digitales tiene un único articulista que les aporte 140.000 visitas al mes (dato de los últimos 30 días de spaincrisis).

En fin, muy rabiosos y perdidos están en España y más lo estarán…

El ESPAÑOL de Pedro J. Ramirez basa todos sus artículos hacia el odio a Catalunya.

26 Sep

Supongo que esta debe ser la manera de conseguir audiencia, hay más de un accionista que piensa que perderá toda su “inversión”. El panfleto anticalán del examante de Exuperancia no arranca ni a la de tres…

Todos lo digitales y páginas web de periódicos tienen más audiencia que ese timo-blog del periodista que pedía lluvia dorada.
Incluso están mejor situados el ara.cat o Nació Digital…

Tal como puede verse en su página principal, la temática es:
-Todo sobre el 27S.
-El libro negro del periodismo en Cataluña.
-Espejos de Cataluña.
-El Arponero (cuyo último artículo es “Como evitar una guerra civil en Cataluña”)
-Saqueo a Catalunya.

Ya ven, monotema…

Recuerden que si mañana no votan independentismo, gente como el Pedro J habrá ganado…

Pedro J. Ramirez busca un diseñador bielorruso para el logo de EL ESPAÑOL.

20 Jul

Normal, si quería un buen diseñador tenía que buscarlo en Catalunya (en Madrid no hay ni uno)…

Decía Pedro J, cuando le preguntaron si el sonado de Sostres trabajaría para El Español, una vez despedido de El Mundo: en mi periódico solo colaborarán españoles. 
Sí, para la mentalidad ultraespañola, Salvador Sostres es independentista…

Pues ya ven, busca a un diseñador gráfico llamado Sergey Kovalenko y el estudio que lo contrató es londinense (esa misma ciudad en la que Pedro J se citaba con Exuperancia…).

Lo dicho, en Madrid no hay un Peret, Mariscal, Salvador Saura, Pati Nuñez…

Pero, es que, además, es un truño.

Nada que ver logo con tipografía…

Poner una “ilustración” como identidad visual de marca es un grave error.

Cuello león exageradamente largo…

¿Es un león, un tigre o un mediopensionista?

¿Qué mierda tiene que ver una web ultraespañola con el león?, ¿acaso hay leones en la meseta? Se entendería mejor un aguilucho…

¿Dónde están los huevos del león?

¿Es un logo para el año 2015? ¿En serio? Si parece una animación de la Europa del Este…

Cualquiera de los que aparece aquí son mucho mejor…

El Mundo echa a la calle a Pedro J. Ramírez

30 Ene

Pero no se preocupen, no le faltará de nada, según cuentan, negocia una indemnización de una docena de millones de euros.
Y ustedes se preguntarán ¿por qué tienen que pagarle tanto con dos ERE a sus espaldas y por haber llevado el panfleto a la ruina?
Pues, según parece, para que no edite otro periódico que les haga la competencia… Esta visto que estos italianos de Unidad Editorial también son unos inútiles, si yo fuera ellos, dejaría que montara lo que fuera, igual se arruina con ello, como si fuera fácil ir creando periódicos, incluso digitales…

Viendo la web de El Mundo uno se da cuenta que está en fallida económica, anímica e intelectual, lleno de noticias tipo ¿a ver si adivinas con quién estaban Iker y la Carbonero? o descubierto un nuevo exoplaneta…

En fin, como siempre, yo me adelanté a la crisis de El Mundo, mi último post sobre ellos ya explicaba que el ORBYT regalaba El Mundo y Marca por 10 euros al mes…

Repito, Pedro J., tendrá un jubilación dorada -como la lluvia de su examante- y supongo que lo verán y escucharán en tertulias del odio y quizás escriba algún libro reinventándose la historia de España.
Lo malo es toda esa gente que envió al paro obrero con su nefasta dirección.

En todo caso, es el declive de un periodista que ha ayudado al independentismo catalán, deberíamos estarle agradecidos…
El ocaso de un oportunista, un ser mediocre, de perfil bajo, que simplemente usó la mentira y el montaje cochambroso para conseguir lectores.
Un sujeto despreciable que ha atizado el odio entre los españoles.
Un simplón que, en el lecho de muerte, en su último suspiro, dejará caer sus “flejes” al mismo tiempo que susurrará Exuperancia.
Nada que ver con el de Rosebud

Pedro J., un pelele que siempre quiso imitar a Steve Jobs y que copió el look (tirantes y camisas) de Michael Douglas en Wall Street.

Supongo que ahora tendrá tiempo de bañarse en su piscina pública y depilarse los pelos de las orejas.

Su gran aportación mundial habrá sido el poner “qué diablos” dentro de las oraciones interrogativas…

Mondo ladro, Mondo rubaldo, reo Mondo…

Me importa un bledo que espíen a Pedro J. Ramírez.

3 Ago

Vamos a ver, me importa un carajo lo que le hagan a un tipo que vive en las cloacas de la información. 

Que reventó las elecciones en Catalunya, que instigó al estado para que practicara el pucherazo en las votaciones catalanas (recuerden que las embajada españolas se negaron al voto por correo).

Un ser con semblante asqueroso que en su época dorada (como la lluvia que le gusta tragar) construía piscinas donde le daba la gana. Un pervertido sexual, papanatas, anticatalán y sembrador de odio.

Repito, como si espían a la sonada de la Agatha…

Este chulo barato es un cagado y un cobarde.

Todo son paranoias de un tipo que se ha pasado la vida espiando a los demás. Un sujeto que, con dos ERE en su periódico, pretende vender esta bazofia de noticia como si de otra mierda de teoría de la conspiración se tratara.

Retoza pues, en la mierda que tu mismo creaste, Pedro J. Poca.
Credibilidad cero a alguien que es un platelminto humano y que se come las mazorcas al revés…

Siempre te quedará Exupernacia…

LA BASURA DE "EL MUNDO" SE RÍE QUE LA ACADEMIA CATALANA HAYA NOMINADO UNA PELÍCULA MUDA PERO NO HACE LO MISMO CON LOS GOYA…

8 Ene

España ha enloquecido.
En Madrid están como una puta cabra. El odio les corroe.

La bazofia de EL MUNDO publicaba en su portada, mezclándolo con asuntos de soberanía: EL FILME MUDO “BLANCANIEVES”, NOMINADO A MEJOR PELÍCULA EN LENGUA CATALANA.

Sí, esa pandilla de paletos mesetarios y sectarios se mofaban de que una película muda fuera nominada para los premios GAUDÍ del cine catalán.
Pero, cuidado, semejante caterva de sabandijas, en su página web encontraban normal que la misma película muda estuviera nominada a los premios GOYA en lengua castellano…

De igual modo que deberían encontrar muy normal que la ganadora de los OSCAR americanos de habla inglesa del año pasado fuera otra película muda llamada The Artists.

PONER SINTONÍA MIENTRAS CONTINUAD LEYENDO.


     
Estamos delante de la mayor aberración periodística de todos los tiempos, una auténtica siembra de odio, por uno de los personajes más deleznables y siniestros de la prensa mundial.  
Pretende propagar de abominable españolización al pueblo pacífico catalán, como si de un trípode extraterrestre de La guerra de los mundos ” de Spielberg se tratara.  


Pedro J. Ramírez es un tipo repugnante que presuntamente gustaba que una negra se le meara en la boca, el mismo que se inventó una conspiración con bombas fabricadas con polvos “Devor Olor”.

Un golfo que ha llevado al periódico que dirige a la más absoluta de las quiebras, con varios ERE y pérdidas de millones de euros.

Convierte, una noticia normal, en insólita si se trata de Catalunya.

Pedro J. Ramírez, como un jodido invasor, pretende “españaformar” Catalunya con odio, muerte y sangre.

Otra editorial bazofia de Pedro J. Ramírez.

9 Dic

Pedro J. Ramírez tiene miedo de la justicia, lógico, la indemnización que le caerá a su panfleto, por el montaje en contra de Artur Mas, será de ERE (otro).

No hace mucho que escribió otra editorial parecida en la que “lo daba todo por perdido” y que hacia falta un estado más compacto que reconozca las singularidades. 
Ya…

Pues no, han llegado tarde, Catalunya quiere la independencia e, igual que Gibraltar, poder jugar partidos internacionales de fútbol contra lo que quede de España.





Su “gacetilla” de hoy:

A muchos oyentes les llamó la atención que Duran i Lleida se jactara en la Cope de que las querellas contra nuestros periodistas por la publicación del informe policial sobre la corrupción en Convergencia hubieran sido admitidas en Barcelona. Todos entendieron que estaba sacando pecho por el hecho de que el factor campo fuera a jugar a su favor, condicionando el resultado. 

Uno siempre tiende a creer en la independencia de los tribunales y seguro que «aún hay jueces» en Barcelona, pero tampoco puede echar en saco roto la advertencia de juristas eminentes de que en Cataluña se pretende crear un «Líbano judicial». Algunos episodios recientes encienden todas las alarmas. Llama por ejemplo la atención el contraste entre la parsimonia y falta de profundidad con que el instructor del caso Palau -patrono de una fundación que recibe copiosos fondos de la Generalitat- investiga esa trama y la diligencia con que ha dado pasos y difundido noticias tendentes a restar credibilidad a lo publicado. O la complacencia jurisdiccional ante el empapelamiento del diputado Dani Fernández por los Mossos -hasta el extremo de forzar su dimisión como número dos del PSC-, dándole por imputado cuando ni siquiera se ha dirigido exposición alguna al Supremo que es el único tribunal que puede proceder contra un aforado. O no digamos la conducta del Fiscal del Tribunal Superior de Cataluña que, desobedeciendo al Fiscal General del Estado, dictó sentencia contra EL MUNDO aun antes de haber realizado averiguación alguna.

La propia admisión a trámite en tiempo récord de las querellas de los prebostes de Convergencia por sendos juzgados de Barcelona resulta muy elocuente en la medida en que vulnera la reiterada doctrina del Tribunal Supremo, según la cual los presuntos delitos cometidos a través de la imprenta deben dirimirse en el lugar en que realiza su actividad la editora. Al abalanzarse a admitir a toda prisa -¿quién ha dicho que la Justicia es lenta?- las querellas de los mandamases autonómicos esos juzgados están privando a Inda y Urreiztieta de su derecho al juez natural que no es otro sino el predeterminado por la ley.

Leyendo los escritos de admisión, cualquiera diría que la difusión interesada de la noticia de que Torres-Dulce y su gabinete técnico han llegado a la conclusión de que la competencia es de los juzgados de Madrid, fijando así el criterio de la fiscalía, se ha convertido en todo un acicate del afán «soberanista» de esos juzgados barceloneses. Sólo así se entiende la impropia invocación de la «doctrina de la ubicuidad» que permitiría perseguir las hipotéticas calumnias en cualquiera de los lugares en los que se difunde la información. Es imposible que esos jueces barceloneses ignoren que cuando un pleno no jurisdiccional del Supremo admitió ese criterio de forma subsidiaria se estaba refiriendo a un programa de televisión de difusión simultánea en todo el territorio.

La generalización de esa pauta y su traslación a la prensa escrita permitiría en la práctica que fuera el pretendidamente ofendido quien eligiera en cada caso el juzgado o incluso el tribunal para tramitar su querella. Baste pensar por reducción al absurdo que si Mas, Pujol o Puig alegaran que se enteraron de las noticias que les afectaban durante un viaje al extranjero, la «doctrina de la ubicuidad» llevaría a transferir la competencia a la Audiencia Nacional.

La clave está en que el supuesto tipo delictivo no se consuma cuando el interesado o su entorno conocen lo publicado -el llamado «desvalor del resultado»- sino cuando el primer ejemplar sale de la primera rotativa que lo imprime, al margen de quién sea el que lo lea. Por eso, tratándose de un funcionario como el presidente de la Generalitat, el presunto delito puede ser perseguido de oficio por el ministerio público, como de hecho se apresuraba a hacer el Fiscal de Cataluña. Es más, si el pretendido delito se consumara al distribuir el periódico en Cataluña, nadie comprendería que los ofendidos procedieran contra EL MUNDO y no contra La Vanguardia que reprodujo el informe policial, cuando fue avalado y entregado a todos los medios por el SUP, y tiene mucha más difusión que la nuestra en esa comunidad autónoma.

Tecnicismos al margen aquí lo que se dirime es si los nacionalistas catalanes van a conseguir ir perfilando por la vía de la praxis y los hechos consumados ese espacio judicial propio que habían incluido en su último Estatut y que el Tribunal Constitucional les negó sobre el papel, como no podía ser menos. La resistencia del Tribunal Superior de Cataluña a ejecutar las reiteradas sentencias del Supremo, ordenando modificaciones en la legislación educativa para garantizar los derechos de los padres a escolarizar a sus hijos en castellano, es un inquietante ejemplo de cómo el Estado de Derecho y los principios constitucionales quedan bloqueados mediante subterfugios leguleyos.

Es preciso reconocer que la pasividad de los gobiernos de Aznar al no recurrir la perversa carta blanca de la Ley de Educación catalana ante el Constitucional por motivos de miope conveniencia política ha facilitado esta fatídica deriva. Y que el propio TC al decir una cosa y su contraria, convalidando la inmersión lingüística pero considerando inimaginable que el castellano no sea también lengua vehicular, ha aumentado la ceremonia de la confusión que a la postre permite a los nacionalistas mantener y potenciar su proyecto monolítico.

Estamos hablando del ámbito decisivo en el que se dirimirá si cinco siglos de unidad nacional -Constitución liberal de 1812 y Constitución democrática de 1978 incluidas- tocarán a su fin en los próximos años como fruto de un modelo educativo orientado al odio a lo español y la segregación de España. A esos efectos poco importa que se trate de una independencia de iure o sólo de facto como la que cada día sigue materializándose, mientras el Fondo de Liquidez Autonómica cubre el agujero de la Generalitat sin condicionalidad alguna. Y la experiencia que acabamos de vivir esta semana con el bienintencionado proyecto de Wert no puede ser más desalentadora.

El lunes el Ministerio de Educación presentó un primer borrador que en definitiva suponía apostar en las cinco comunidades con dos lenguas oficiales por el modelo gallego de Nuñez Feijóo que implica que la enseñanza se imparte en ambos idiomas, variando la proporción en función de las zonas geográficas y los centros. Aceptar ese principio significa de entrada renunciar al derecho de los padres a elegir en qué lengua oficial deben ser educados sus hijos. Pero teniendo en cuenta las dificultades para financiar el doble circuito y valorando también la cohesión que aporta un bilingüismo activo en la escuela, podía merecer la pena sacrificar esa aspiración máxima en aras del consenso. Siempre y cuando, claro, esa concesión pusiera fin al inaceptable trágala actual que convierte a España en el único lugar del mundo, junto a las islas Feroe, en el que no se puede estudiar en todo el territorio en la lengua del Estado.

El mecanismo orientado a ello era todo lo concreto que permite una ley orgánica, habida cuenta que la enseñanza está erróneamente transferida a las autonomías, pero incluía un concepto esencial: las comunidades estaban obligadas a «garantizar que las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas». Y era en el caso de que este criterio no se cumpliera cuando los padres tenían derecho a exigir que la autonomía les pagara un centro privado con oferta en castellano. Puede alegarse que el concepto de «proporción equilibrada», o «proporción razonable» como dice el Supremo, deja bastante margen de interpretación pero es obvio que ni siquiera el actual Tribunal Superior de Cataluña sería capaz de encajar lo que ocurre hoy en ese marco.

Muy distinta es la situación que se crea tras la rectificación introducida el martes, pues todo queda reducido a que las autonomías «podrán diseñar e implantar sistemas en los que se garantice la impartición de áreas y materias lingüísticas y no lingüísticas, en lengua castellana y cooficial» con el objetivo de que «se procure el dominio de ambas lenguas. Esto permitiría alegar que con las actuales dos horas de español y una hora más en español, por ejemplo de gimnasia, la Generalitat ya cumpliría y no tendría que pagarle el colegio privado a nadie. Sin el requisito de «proporción equilibrada» todo quedaría esencialmente como está, sólo que legitimando el mantra nacionalista de que lo único que importa es que al final todos son bilingües.

¿Ha mitigado en algo esta modificación -junto a la más lógica de incorporar el examen de catalán a la reválida- la reacción tremebunda de los nacionalistas? Naturalmente que no. Sin apenas llegar a leer ninguna de las dos versiones han echado los pies por alto, han incitado a la desobediencia, han llevado su disparatado victimismo a la UE, han comparado a Wert con Franco y han movilizado una vez más al Barça -Messi incluido- como si correspondiera a los clubes de fútbol emitir dictámenes sobre proyectos de ley. La gran pancarta desplegada el miércoles en el Camp Nou lo dice todo: «Per un país de tots. L’escola en catalá». O sea que la única manera de que el «país» sea «de todos» es que la lengua materna de una parte se imponga a la de la otra, excluyendo de la enseñanza al idioma oficial del Estado. ¿No es esto totalitario? ¿No es ya una separación de hecho?

Hay que reconocerle a Wert el mérito de ser el único ministro de la democracia que ha intentado corregir esta flagrante vulneración de los derechos de millones de españoles. Pero llegados a este punto a él y al resto del Gobierno les corresponde evaluar si merece la pena dar una batalla en la que en todo caso se van a dejar plumas en la gatera y en la que sin embargo la aprobación de la ley -excepto que se restablezca el principio de «proporción equilibrada» y el Estado adelante el dinero de los colegios privados- apenas sí supondría cambios en la situación actual. El sentido común dicta que si se opta por el combate, la victoria tiene que ser valiosa; pero si los técnicos del Ministerio han llegado a la conclusión de que la ambigüedad constitucional y las sentencias del TC no dejan margen para más, lo honrado sería decirlo.

Habría llegado el momento de que Rajoy tomara la decisión más importante de su vida política y en sintonía con la opinión de Aznar y de las mejores cabezas del pensamiento político y el derecho, y aprovechando la aparente buena disposición de Rubalcaba, abriera el melón de la reforma constitucional, admitiendo de una vez que la crisis económica y la institucional son las dos caras de una misma moneda. Supondría reconocer que el modelo está agotado, que sin el rediseño de un Estado más compacto y eficiente que reconozca la singularidad de las comunidades históricas, corrigiendo el actual desbordamiento competencial, es imposible detener la deriva autodestructiva en la que estamos.

El que un personaje del nivel de Elena Valenciano haya posicionado al PSOE contra la timidísima reforma de Wert calificándola de «atentado a la convivencia de Cataluña» debería marcar un punto de inflexión. Esto no da más de sí. O todo el mundo asume sus responsabilidades, incluidos los socialistas, o más le vale a cada uno dar por perdida la España constitucional y dedicarse a cultivar volterianamente su jardín.

Colorín colorado todo era mentira…

5 Dic

La UDEF no valida el documento publicado por El Mundo en plena campaña electoral.

La policía niega la autoría del borrador de informe sobre Mas.

Estamos ante la difamación periodística más repugnante, asquerosa y vil de la historia de la humanidad.
Pedro J. Ramírez e Inda montaron falsas pruebas con papel y celo (quizás Exuperancia les ayudó con las tijeras…).

En cualquier parte del planeta sería el fin para el director de ese periódico. Incluso, una cabecera que se inventa supuestas pesquisas para alterar unas elecciones democráticas, pasaría al más absoluto de los desprecios.

Hará un año, el amigo de Aznar, Rupert Murdoch publicó dos páginas enteras de disculpas en sus periódicos sobre el caso de los teléfonos pirateados. No esperen nada de ello en esa casquería de panfleto llamado El Mundo.

Pedro J Ramirez e Inda merecen ser ninguneados por todo el periodismo nacional e internacional.
Ellos dos perpetraron el mayor asalto a democracia. Un montaje infame a la altura de sus autores. Confiemos que el caso vaya a Fiscalía y les veamos entre rejas.

Sí, los infames editores tienen 4 querellas criminales pero ¿y el daño que se ha hecho? ¿Y la gente que dejó de votar a CiU? ¿Cómo se cuantifica eso? Esperemos que sean millones de euros de idemnización.

En la edad media a los mentirosos y blasfemos se les practicaba la tortura anal la Pera de la Angustia.

NOTICIA.

El comisario y jefe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, Manuel Vázquez, ha comunidado al juez Josep Maria Pijuan, que investiga el saqueo del Palau de la Música, que el supuesto borrador policial publicado por El Mundo en que se implicaba al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y a la familia de Jordi Pujol con cuentas bancarias en extranjero y el cobro de comisiones “no ha sido elaborado” por ninguno de los funcionarios que agrupan. Por consiguiente, no ha validado el escrito ni las supuestas pesquisas realizadas. El magistrado ha solicitado ahora a la UDEF que se le informe del resultado de la investigación interna abierta por el Ministerio del Interior sobre la existencia del documento y su filtración.
Cuando reciba toda la información, el juez Pijuan deberá decidir que hace con el informe no firmado sobre Mas y la familia Pujol y que le fue entregado, tras la publicación de su contenido por el El Mundo, por el sindicato policial SUP que, asimismo, lo distribuyó a la opinión pública. 

La FISCALIA investiga a EL MUNDO por las falsedades en contra de Mas y Pujol.

22 Nov

En fin… se lo inventaron y punto.

ES PROBABLE QUE ESTEMOS ANTE LA CORRUPCIÓN PERIODÍSTICA MÁS GRANDE DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD.

NI EN LAS REPÚBLICAS BANANERAS SE INVENTAN FOTOCOPIAS CON PRESUNTOS BORRADORES DE INFORMES.

POSIBLEMENTE ES EL MONTAJE MÁS DESPRECIABLE DEL PERIODISMO MUNDIAL. 
INTENTAR REVENTAR UNAS ELECCIONES DEMOCRÁTICAS CON FALSEDADES DEBERÍA CONLLEVAR LUSTROS DE PRISIÓN.

QUEBRANTAMIENTO TOTAL DEL CÓDIGO DEONTOLÓGICO. LOS COMPAÑEROS DE PROFESIÓN DEBERÍAN EXPULSAR A “EL MUNDO” DE LA ASOCIACIÓN DE PRENSA.

El jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) ha asegurado hoy ante el juez que instruye el caso Palau, Josep Maria Pijuan, que la Policía Nacional no ha elaborado ningún informe sobre Artur Mas y Jordi Pujol y que no le consta ningún borrador ni investigación del caso Palau.

Durante la reunión mantenida este jueves con el juez Pijuan, el comisario jefe de la UDEF ha manifestado que desde su unidad no se ha elaborado ningún informe, borrador ni investigación del caso Palau-ni le consta su existencia-. Aseguró que la única diligencia realizada por la UDEF fue remitido al juzgado el anónimo recibido a finales de octubre, que también recibió el magistrado.

La investigación de la UDEF, pues, se dio por finalizada una vez entregado su informe, el pasado 24 de mayo.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional ha iniciado una investigación sobre la existencia del borrador, dijo el comisario jefe.


“Conviene destacar que el supuesto informe ‘policial en el que se basa la noticia se transmuta de forma sorprendente en el mismo artículo en’ borrador ‘”, dice el fiscal superior, Martín Rodríguez Sol, en su escrito, en el que asegura que este formato no es oficial. Destaca también que el juez que instruye el caso Palau, Josep Maria Pijuan, desconoce el informe y niega haber pedido ninguna investigación a la Policía Nacional.

Así, según el fiscal, los primeros indicios apuntan a que la información publicada por el rotativo los días 16 y 17 de noviembre es “radicalmente falsa“: “No existe en la causa ni en ningún informe policial ningún dato que indique o sugiera que el presidente de la Generalitat revés dinero de contratistas de la obra pública ni ningún dato sobre la titularidad de una cuenta en el extranjero “.

También asegura que la noticia publicada por el diario ‘El Mundo’ “no tiene fundamentos” y destaca que un “borrador”, por definición, “no es un documento oficial ni oficioso”.

Un Pedro J. presuntamente enloquecido sigue con su huida hacia adelante.

En los mentideros de Madrid (nunca mejor dicho) se comenta que Unidad Editorial se está planteando prescindir del director de El Mundo. No ya por el desprestigio del periódico si no por las pérdidas multimillonarias del mismo que van en detrimento de otras publicaciones de la editorial.

Eduardo Inda, Pedro J. Ramírez y EL MUNDO tienen un problema: El gobierno español no encuentra el borrador que acusa a Mas.

20 Nov

Desde este blog ya denunciamos que la fotocopia de ese borrador parecía un montaje hecho con tijeras y celo.
El papel no llevaba firma, ni autor, ni fecha ni nada. Sólo unos logos borrosos que pueden encontrarse en google:

Wow! yo también tengo logos importantes…

Al pobre Inda se la han metido doblada. Sin documentos, todo lo que ha dicho el periódico El Mundo, pasa a ser una sarta de mentiras.
Veo una cantidad cercana al millón de euros de indemnización…

Imagínense al Inda declarando ante el juez:

¿De dónde sacó usted las pruebas?
Me las dió un polícia de la UDEF
¿Qué policía?
No lo sé.
¿Sabe su nombre?
Tampoco.
¿Y el documento dónde está?
No lo sé, pero tengo una fotocopia llena de tachones.
Vamos a ver, ¿usted incrimina de evasión de capitales, cobro de comisiones y financiación ilegal a Mas, todo un presidente de la Generalitat, y a Pujol y su famila, y al partido político CDC y a Felip Puig, sin nada, y no contento con ello acusa a los mossos de destruir pruebas?
Pedrojota me animó…
Queda usted detenido…
———————————————————————-

Este pelele creía haber montado un Watergate…



La noticia en la vanguardia:


La investigación interna abierta por el Ministerio del Interior para determinar la existencia del borrador policial dado a conocer por el diario El Mundo y que acusa al president de la Generalitat, Artur Mas, de tener cuentas en paraísos fiscales, no ha logrado encontrar el mencionado documento. Según ha podido saber La Vanguardia de fuentes del Ministerio del Interior, las pesquisas internas se iniciaron ayer a las 9.30 horas tras una reunión en la que participaron el director adjunto Operativo de la Policía Nacional, el Jefe de la Unidad de Asuntos Internos y el Comisario General de la Policía Judicial. En esta reunión se encargó la búsqueda del borrador y, de existir, quién y cómo se filtró.
La investigación interna ha llevado a analizar centenares de documentos, entre los cuales se encuentran borradores, documentos de trabajo, minutas, informes, manuscritos, anónimos, documentos de la Agencia Tributaria e informaciones recabadas de internet, pero en ningún caso se ha hallado el ‘borrador policial’ filtrado al diario El Mundo.
Por otra parte, la investigación interna ha podido acreditar que existen cuatro informes, con fechas de noviembre del 2011 y febrero, abril y mayo del 2012, que ya han sido judicializados y que contienen algunas de las informaciones publicadas por El Mundo, pero ninguno de estos informes entregados al juez afectan al president Artur Mas.
Desde Asuntos Internos del Ministerio del Interior se trabaja en la hipótesis de que una o varias personas elaboraron un borrador del informe a partir de múltiples elementos que aparecen dispersos en los documentos analizados durante la investigación interna.