Archivo | pensiones RSS feed for this section

Los jubilados catalanes perderán un 7% de poder adquisitivo formando parte de España…

15 Jul

Ya pueden ir avisando al suegro unionista que en lo que le queda de vida no va a prosperar, al contrario, tendrá más miseria…

La Airef, la autoridad fiscal independiente nombrada por el Gobierno español, ha entrado de lleno en el debate sobre el futuro de las pensiones. Aunque prepara un amplio informe que dará a conocer más adelante, el presidente de este organismo, José Luis Escrivá, ha advertido en el Congreso de los Diputados que, de mantenerse la subida actual de las pensiones, un 0,25% en los próximos 10 años, los pensionistas perderán un 7% en su poder de compra. Los motivos son el estado actual de la caja de la Seguridad Social y al sistema de actualización anual de las pensiones. La proyeccion de la Airef ha escogido la década encuadrada entre 2013 y 2023.

El organismo va a analizar a fondo la situación de las cuentas en la Seguridad Social y sus previsiones para los próximos ejercicios. En el último cuadro macroeconómico presentado por el gobierno, se fija el déficit de la Seguridad Social en el 1,4% para 2017 mientras que la Airef cree que se superará con creces hasta el 1,7% del PIB. Otros datos que ha adelantado el supervisor fiscal es que el sistema de la Seguridad Social seguirá en números rojos en los próximos años, en torno al 1,5%, si no hay medidas adicionales.

Según la Airef, la única forma de hacer frente a este desequilibrio de la Seguridad Social sería aportando al sistema unos 15.000 millones de euros en los próximos 7 años, a través de transferencias del Estado, aumentando las cotizaciones o reduciendo el gasto de la Administración Central.

ESTO SE HUNDE…

Anuncios

ESTO SE HUNDE: El ratio de cotizantes por pensionista en mínimos históricos.

6 Jul

2,24 cotizantes le pagan la pensión a un jubilado…

Aunque cueste creerlo, uno de los motivos de la caída del ratio es por culpa de los desempleados. Por una parte están los parados que encuentran trabajo y cobran menos que estando en casa…
Y por otra los que dejan de cobrar prestaciones (la mitad) y, por lo tanto, dejan de cotizar.

Esto supone que España pierde casi 4.000 parados que cotizan cada día de este año. Y los datos muestran que no todos los desempleados que dejan de recibir este tipo de prestación lo hacen por encontrar un nuevo empleo, sino que muchos cesan esta percepción porque agotan la prestación.

Esta caída de parados hace que el numero total de cotizantes haya descendido en lo que va de año…

Es fácil de entender, hay un gran numero de parados que dejan de cobrar… El gobierno feliz porque no tiene que pagarles… pero, por otra parte, ese dato hace caer el numero de cotizantes y, a consecuencia de ello, se amplía el déficit de las pensiones…
Je, je, je… esto no tiene arreglo…

Mientras tanto, el número de pensionistas crece sin dar tregua y se acerca a los 8,7 millones (el número total de pensiones pagadas supera los 9 millones debido a que hay personas que perciben más de una prestación).

En fin…

España cada vez más vacía y sin nacimientos de niños…

29 Jun

Recuerdo cuando el dueño botifler de Freixenet dijo que era bueno que los jóvenes españoles se largaran a trabajar fuera…
O sea, nacen pocos, y los pocos que lo hagan, que se larguen…
Muy listo el Bonet…

Curiosamente es un dato bueno el que “ayuda” a que el sistema español sea insostenible: La esperanza de vida en la península es de las más altas del mundo…
¿Quién pagará entonces las pensiones?
Hay gente que cree que incluso será difícil que se mantenga la solidaridad…

Si se fijan, lo jóvenes de hoy en día se juntan y, en vez de comprarse un coche, prefieren cada uno tener su iPhone, su iPad, su y su portátil. Y luego dinero para cenar y viajar. 
Pues, a eso de no tener un coche, añadan no tener un hijo…
De acuerdo, los trabajos han cambiado, no hay que tener 5 vástagos para currar en el campo, pero que haya otro tipo de trabajo (y precario) no soluciona los problemas de la población envejecida y de las pensiones…


La ‘España vacía’ está cada vez más vacía. Hay comarcas en España cuya densidad es inferior a Siberia o Laponia…

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), hay cuatro provincias españolas que llevan ocho años consecutivos perdiendo población (Lugo, Palencia, Orense y Zamora).

Y sus consecuencias se notan cada vez más: una población más envejecida y menos niños en sus calles. Y ningún síntoma de que la situación vaya a dar un vuelco.

Orense es la provincia más “vieja” de España. El año pasado, más del 30% de sus habitantes tenía más de 64 años, según el INE. Aunque la proporción ha ido aumentando paulatinamente, lo cierto es que lleva siéndolo mucho tiempo ya que diez años antes, en 2006, la proporción de mayores de 64 existentes en la provincia ya era del 28%. Los máximos exponentes de la ‘España vacía’ acompañan a Orense como provincias más envejecidas: Zamora, Lugo, León, Salamanca, Soria y Ávila también tienen a más de un 25% de su población por encima de los 65 años. Precisamente donde el gobierno de Rajoy ha invertido más estos últimos años (de locos).


En 2016, los habitantes de Orense tenían de media 50.05 años, convirtiéndose en la primera provincia española en superar el medio siglo de edad media de sus ciudadanos, frente a los 42,7 de media nacional. Le sigue muy de cerca Zamora, con 49,86 años de media entre su población. Por encima de los 47 años, están otras seis provincias de la España vacía: Lugo, León, Asturias, Palencia, Salamanca y Soria.

Es Soria, la provincia con menos nacimientos, en 2016 no llegaron ni a los dos bebés nacidos al día, al registrar 626 a lo largo de todo el año. Con éste, son seis los años consecutivos en los que Soria no ha alcanzado los dos nacimientos diarios.

Zamora, con 930 niños nacidos en 2016, es la otra provincia que se queda por debajo de los 1.000 niños al año, aunque Palencia (1.047 niños) y Teruel (1.059) tampoco llegan a los tres nacimientos diarios. En términos relativos, Zamora también está a la cola de la natalidad, al registrar 5 nacimientos al año por cada mil habitantes.


Frente a esta España vacía, envejecida y sin niños, hay otra España mucho más dinámica demográficamente hablando, que se concentra en el Mediterráneo y en la Madrid de los funcionarios. Ganaron población: Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Álava, Barcelona, Melilla, Murcia, Navarra, Girona, Guipúzcoa, Sevilla y Alicante, Baleares, Almería y Madrid.


Rajoy dice que España necesita a 20.000.000 de cotizantes… Pero si hay 10.000.000 de jubilados, esa cifra de trabajadores queda corta y, si añadimos que ganan poco, el número necesario para mantener el sistema sería de 25.000.000…

Alemania casi tiene la misma población que el año 1975 (contando la del Este).
Desde 1984 franceses e ingleses han sumado 10 millones de habitantes más y siguen creciendo a ese ritmo.
El boom de España se produjo cuando Aznar y Zapatero dejaron entrar a sudamericanos y moros; del 2000 al 2008 se sumaron 6 millones de habitantes; desde hace cinco años España pierde población.

En España cada 3 matrimonios (6 personas) traen al mundo 4 hijos. hay una pérdida de -2…

La más rápida conclusión es que España va hacia una población superenvejecida y que para poder pagar las pensiones deberá venir mano de obra extranjera (si es que hay trabajo).
No hay más…

Por cierto, lean estos comentarios sobre este tema en la red. Como primero les he dejado uno de divertido:


Es lo que hay…
Y la Catalunya independiente deberá tomarse este tema muy en serio.

Muestra gráfica del inviable sistema de pensiones español.

27 Jun

Traducción al castellano de este artículo en viaempresa de Ivan Aguilar (economista).

La preocupación por el estado del sistema de pensiones no para de aumentar año tras año. Lo último que hemos sabido es que su alcancía (hucha) ya no tiene dinero ni para pagar la extra de julio. En este sentido, lo más habitual es ver a los medios de comunicación que los culpables son los salarios bajos y la precariedad laboral. El deterioro del fondo de pensiones parece no tener freno y el pasado año 2016 se ha reducido en 18.100 millones de euros:

En 2011 el fondo alcanzó su volumen máximo con 66.815 millones de euros, mientras que el cierre de 2016 ha dejado un saldo de 15.020 millones. Es decir, 3.000 millones de euros menos que el déficit de la seguridad social de 2016.

El funcionamiento del fondo de reserva es bastante simple. Los ingresos provienen mayoritariamente de tres fuentes: las cotizaciones sociales de las empresas, las de los trabajadores y las de los parados que cobran prestación. Con esta recaudación se pagan las pensiones y el coste ordinario de la Seguridad Social. Si hay superávit, como ocurrió hasta 2011, éste se traslada al fondo de reserva. Asimismo, el dinero del fondo de reserva se invierte en deuda pública. Por lo tanto, los intereses de estas inversiones se añaden al fondo vía presupuesto. Entre el 2000 y el 2016 el Fondo de Reserva ha ingresado 28.000 millones de euros en concepto de intereses provenientes del mercado secundario de deuda pública española.

Un repaso a la contabilidad nacional de la Seguridad Social sirve para comprobar cuando comenzaron los déficits intensivos:

En 2008 comenzaron a reducirse los superávit de la seguridad social y el 2010 es el primer año de déficit. Los ingresos por deuda pública, sin embargo, permitieron aumentar el fondo ese año y no sería hasta el siguiente -2011- que el fondo comenzaría la reducción de su volumen. Lo más relevante de la gráfica es ver cómo los ingresos todavía caen aunque a una velocidad más lenta de lo que aumentan los gastos, que están en máximos históricos. Ahora bien, ¿a qué se debe esta reducción de los ingresos? Es cierto que es debido a los salarios bajos y la precariedad laboral? La siguiente gráfica aporta respuestas muy claras:

Caída de las aportaciones
Las aportaciones de las empresas al sistema fueron de 94.700 millones de euros en 2008. Esta cantidad fue bajando hasta los 81.400 millones de 2013. Desde entonces, no hace más que aumentar y cerró en 2016 con una aportación de 90.000 millones de euros, el 62,5% de los ingresos totales.

Las aportaciones de los trabajadores son pequeñas y son poco sensibles al ciclo. Por ejemplo, en 2009 llegaron al máximo aportando 38.000 millones de euros; y desde allí cayeron hasta los 34.700 millones en 2015. Por tanto, lo que explica el gran aumento del déficit público desde el año 2009 es la caída del empleo del sector privado.

Cuando las aportaciones empresariales comienzan a caer el Estado empieza a pagar prestaciones de paro y se produce un efecto sustitución en la Seguridad Social: aquel dinero que ponían empresas los pone el Estado. A medida que el número de parados sin prestación comienza a aumentar y cae la tasa de paro, las aportaciones estatales caen más rápido de lo que aumentan las de las empresas. Si, además, añadimos que los gastos aumentan cada año, es fácil comprobar que la estabilidad del sistema está comprometido: hay demasiados pensionistas y, en general, las pensiones son demasiado elevadas. España tiene una cuña fiscal (la proporción de la renta que se dedica al pago de impuestos) del 40%, la más elevada de la OCDE, así que subir impuestos no es posible.

Las variables del sistema
La teoría sobre sistemas de pensiones es numerosa y, además, no es especialmente compleja. Los sistemas de pensiones de reparto, como es el español, dependen básicamente de tres variables:

1- La demografía. Cuanto mayor es el peso de los jubilados sobre el total, más aumentan los gastos en relación a los ingresos.
2- El mercado de trabajo. Cuanto menor sea la tasa de ocupación, menos ingresos y, por tanto, menor sostenibilidad del sistema.
3- Eficiencia de la pensión media hacia la productividad de toda la economía. Es lo que llamamos tasa de sustitución de las pensiones y analiza la relación entre pensión media y salario medio. Cuanto más elevada sea esta relación menos sostenible es el sistema.
La evolución del cuadro demográfico español no es el mejor para la sostenibilidad de las pensiones. Como muestra la figura siguiente, la proporción de personas en edad de jubilarse no para de aumentar. Durante la década de los 2000 esta proporción era estable en el 15%, pero desde 2011 no para de aumentar y a finales de 2016 ya era del 17,9%.

Es esto lo que explica que el gasto en pensiones esté en máximos históricos. La peor noticia para el sistema de pensiones es que las proyecciones del INE dicen que estamos a medio camino, ya que esta proporción aumentará seis puntos más en 2030 hasta el 23%. Por lo tanto, los ingresos no aumentarán mucho pero los gastos pueden seguir haciéndolo.

Vemos en la misma gráfica que el tamaño del mercado de trabajo se reduce constantemente. En 2009 la proporción de la población en edad de trabajar era del 69%, pero actualmente es del 66%. Una tendencia que limita mucho la recuperación de los ingresos, con el añadido de que las proyecciones auguran una caída adicional de tres puntos en 2030 hasta el 63%.

La demografía y el mercado de trabajo van ligados también a la esperanza de vida. Las pensiones se empiezan a pagar los 65 años, pero si el aumento del tiempo medio que viven las personas es importante, puede poner en riesgo la viabilidad del sistema ya que más esperanza de vida es más gasto.


España tiene una de las esperanzas de vida más altas del mundo. Es por este motivo que en 2016 se introdujo el factor de sostenibilidad para el cálculo de la pensión. Por lo tanto, si la esperanza de vida sigue aumentando esto hará caer el importe de la pensión percibida y viceversa.
La relación entre pensiones y salarios en España no ha sido positiva. Las pensiones han aumentado muy por encima del salario bruto anual, que se ha mantenido estable debido a las subidas de impuestos generalizadas tras la Gran Recesión:

Esta gráfica explica por sí sola porque en 2015 se aprobó retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. Lo cierto es que el conjunto de medidas que hasta ahora se han tomado son necesarias pero no parecen suficientes para asegurar la viabilidad del sistema. Este 2017 la reserva se quedará sin fondos para financiar el sistema, tal como el Gobierno ha notificado a la UE.

Medidas urgentes que no vendrán
Así pues, se necesitan medidas extras urgentes. El motivo es que la deuda pública es muy elevada. Si no estabilizamos el sistema habrá que financiar las pensiones vía presupuesto general del Estado y esto es algo que hay que evitar a toda costa. ¿El motivo? De hacerlo así habrá que recortar otros servicios básicos como sanidad, educación o protección social. Las pensiones deben evolucionar de forma similar a los salarios y este es el reto que tiene por delante la Seguridad Social.

A pesar de todo, soy muy pesimista. Miren el Congreso y verán que los dos principales partidos tienen un porcentaje muy alto de voto pensionista, así que no tienen ningún incentivo para hacer lo que hay que hacer. Vienen malos tiempos para el estado del bienestar español.

España, el país europeo con más jubilados a los 65 años…

1 Jun

Son muy pocos los mayores de 65 años que siguen activos en España. Según los datos de la oficina de estadísticas comunitaria Eurostat, tan solo el 4,9% de los españoles que tienen entre 65 y 69 años sigue trabajando.

Una cifra que aleja España del resto de Europa y que la sitúa en la penúltima posición del ranking comunitario. De los Veintiocho, solo hay tres países donde ni siquiera cinco de cada 100 mayores de 65 años están ocupados: Bélgica (4,9%), España y Hungría (4,6%).

Sin embargo, la media de la UE alcanza el 11,7%, mientras que en Alemania o Finlandia la tasa de empleo de los mayores supera el 14%, en Portugal llega al 18,2% y en Reino Unido y Suecia alcanza el 21%. Pero, sin duda, el ejemplo a seguir en esta materia es Estonia, donde al menos 29 de cada 100 personas de entre 65 y 69 años siguen en activo.

Por encima del promedio continental también se encuentran Países Bajos, Chipre, Dinamarca, Lituania, Rumanía, Letonia e Irlanda, mientras que el porcentaje cae del 10% en Austria, Italia, Francia, Luxemburgo y otros países del Este como Polonia o Bulgaria.

España es uno de los países europeos con la jubilación más tardía, junto con Alemania, Dinamarca, Irlanda, Italia y Portugal. Sin embargo, son muy pocos los mayores que siguen en activo después. Entonces, ¿a qué se deben las diferencias? La respuesta está en que en nuestro país no está extendida la idea de seguir trabajando mientras se cobra la pensión y, además, se requieren menos años cotizados para poder jubilarse y cobran toda la pensión (en muchos países son necesarios más de 40 años trabajados)…

ESTO SE HUNDE: En tres meses España se ha endeudado en 22.000 millones de euros más…

18 May

En 22.427 MILLONES DE EUROS ha crecido la deuda española solo entre enero y marzo del 2017…

Alguien dirá ¿cómo puede ser que suba tanto la deuda si la UE controla el déficit?
Fácil de explicar: la UE solo controla los presupuestos, que no se sobrepase el déficit pactado. Pero los gobiernos son libres de dedicar la partida que quieran para pagar los intereses del dinero que piden prestado.
A la UE le importa un rábano si España pide 100.000 millones en un año, mientras la partida para sufragar deuda no haga aumentar el déficit. 

España sigue siendo el país que más déficit público acumula de toda la UE. Y eso se traduce en que la deuda sigue aumentando. Según los datos del Banco de España publicados ayer, el endeudamiento del conjunto de Administraciones Públicas subió en marzo en 11.160 millones de euros respecto al mes anterior, alcanzando los 1,129 billones de euros, la mayor cantidad de deuda jamás acumulada en la historia de España.

De acuerdo con los cálculos realizados por el Ministerio de Economía con la previsión de PIB para 2017 recogida en el Programa de Estabilidad, la deuda se sitúa en el 100,3% del PIB, por encima del objetivo del 98,8 remitido a Bruselas para el conjunto del año. Durante la crisis, el endeudamiento público ha llegado a tocar un máximo del 101,2% del PIB.

En tan solo tres meses, los pasivos de la Administración han aumentado este año en 22.427 millones, probablemente para hacer frente a la fuerte devolución de vencimientos que tenía el Tesoro en abril (sacar de la VISA para pagar la deuda de la VISA…).

Y los catalanes, si finalmente hay pacto con España, de esos 22.427 millones deberemos pagar unos 4.000 millones…

Grecia recortará un 18% las pensiones mientras que España emitirá deuda para pagarlas…

2 May

Supongo que a los griegos no se les ha pasado por la cabeza endeudarse para pagar las pensiones. Más que nada porque el problema ya no es que trabaje más gente sino que hay mucha población envejecida y el que se jubila cobra como dos trabajadores…

Por ejemplo, en Bulgaria el sueldo medio es de 400 euros al mes y el de las pensiones 200…
En España los nuevos trabajadores cobran 700 euros y los nuevos pensionistas 1.300…
Ya le gustaría al gobierno búlgaro darles 600 euros al mes a sus viejos… Peros sería la quiebra del país.

Seamos realistas, son igual de insostenibles las pensiones españolas que las griegas…

El gobierno español también sabe que es imposible, pero el PP ya piensa en las próximas elecciones. Por lo tanto, durante 2, 3 o 4 años España se endeudará 20, 30 o 40.000 mil millones al año para pagar a los jubilados, pero habrá un momento en que deberá hacerse un “griego” (con perdón).
Sí, porque a partir del año que viene, de los presupuestos generales del Estado, ya deberá salir una partida para pagar el préstamo de las pensiones, y al mismo tiempo hacer otro…
Y así sucesivamente…
Evidentemente el gobierno central deberá recortar en Sanidad y Educación para ir pagando los vencimientos cada vez mayores de la deuda de las pensiones…

Espero que para entonces Catalunya ya sea libre y los pensionistas catalanes gocen de la paga que se han ganado, algo que muy pronto España no podrá asegurar…

Con el Impuesto de Sociedades que España recauda en Catalunya podría pagarse el déficit de las pensiones catalanas.

18 Abr

La “Catalunya región” tiene problemas parecidos a España: paro alto, población envejecida y sueldos bajos. 
Es evidente que, formando parte de España, los pensionistas solo tienen asegurada sus pagas pidiendo dinero prestado a los mercados.

Aunque primero de todo cabe recordar que la famosa hucha de las pensiones se llenó sobre todo de cotizaciones catalanas:

La “España sin Catalunya” casi siempre ha sido deficitaria en el saldo de las prestaciones por jubilación.
Entre 1995 y 2008, Catalunya sumó un total de 28.168 millones de euros de superávit.  Esto contrasta con lo ocurrido en el resto de España, que entre 1995 y 2008 había sumado unas pérdidas de -38.084 millones. 

La cosa empezó a torcerse para Catalunya también a partir del 2009 y es posible que a día de hoy la reserva catalana, igual que la española, estuviera a cero.
Pero, Catalunya no tiene política propia de pensiones, depende de las decisiones de Madrid.

Antes de explicar el título del post me gustaría recordar que el actual problema de las pensiones en Catalunya desaparecería con la independencia. Incluso con solo los 16.000 millones de euros que España nos roba cada año tampoco habría dificultades.
Con el 10% de esa cantidad Catalunya podría crear unos 50.000 puestos de trabajo de funcionarios. 
El dinero del expolio también daría para subir el sueldo de los trabajadores de la administración, profesores, médicos, bomberos…

O sea, más trabajo y sueldos más altos es igual a más cotizaciones y más altas…
Elemental…

Pero no solo eso, los 16.000 millones que se queda Madrid del sudor de los catalanes también serviría para hacer inversiones e infraestructuras. Desde carreteras a vías férreas pasando por eliminar los barracones para construir colegios. Catalunya podría gastar unos 4.000 millones de euros en esas obras, lo que representa 60.000 puestos de trabajo en el sector de la construcción pública. Y, como siempre, el efecto de crear trabajo posibilita que haya más gente que compra pisos, coches o que va a los restaurantes…

O sea, cotizantes que crean cotizantes…

Lo dicho, sin el robo de los 16.000 millones al año, no habría problemas de pensiones en Catalunya…

Bien, una vez explicado eso, vayamos al titulo del post.

A falta de los datos del 2016, en el año 2015 el estado español recaudó del impuesto de sociedades en Catalunya 4.688 millones de euros.
Hay que recordar que de ese impuesto, a diferencia del IRPF+IVA que casi devuelve el 50%, el estado español se queda el 100%, no retorna ni un céntimo.

Esos 4.688 millones de euros del 2015 es una cantidad muy parecida al déficit actual de las pensiones catalanas (4.963 millones en el 2016).
Me gustaría poder publicar los datos del impuesto de sociedades del 2016 pero Hacienda todavía no se los ha dado a la Generalitat…
Es muy probable que la cantidad del 2016 sea superior a la de 2015 ya que la economía catalana subió un 3,5%…

Ya ven lo fácil que sería que la Catalunya independiente no tuviera problemas para pagar las pensiones.
Incluso suena a justo que con los impuestos derivados de los beneficios de las empresas se ayudara a pagar las pensiones de los catalanes (o crear una reserva). 
Ahí queda la idea para la futura república.



Por cierto, seguro que se preguntan ¿por qué España no reparte el impuesto de sociedades?
La excusa es por la unidad de mercado…, pero con el IVA sí que lo hacen, aunque no se cuente el peso del turismo…

Este es el “negocio” que hace Catalunya con España; el sitio donde hay más empresas, turismo y nucleares, no se beneficia de ello…
Eso sí, el follón de los guiris y la contaminación sí que debemos tragárnoslo…

FOTEM EL CAMP SI VOLEU COBRAR DE VELLS!

Todo solucionado… Montoro anuncia que el déficit de la Seguridad Social se sufragará con un PRÉSTAMO…

1 Abr

El ejecutivo español ha tenido una idea, harto de la mala prensa que da que un gobierno vacíe la hucha de las pensiones, a partir de ahora ya no tocará más ese dinero.
¿Y cómo lo harán si el año pasado el déficit de la Seguridad Social fue de 18.000 millones y el del 2017 no bajará de 20.000 millones?
Pues endeudándose… ¿Cómo sino?
Vaya pregunta…

Es bueno explicar primero que la UE no cuenta como déficit el pedir prestado; los de Bruselas solo obligan a que en los presupuestos esté la partida para la amortización o pago de intereses…

España también se ha dado cuenta que ese tope de déficit que le impone la UE será más fácil de cumplir si no se pone el déficit de la Seguridad Social.
¿Cómo es que no se nos había ocurrido antes…? -habrán pensado-.

Así que, Montoro ya ha anunciado que España pedirá un préstamo para pagar las pensiones…

Por ejemplo, si pide 20.000 millones, supongo que lo hará para devolverlos en 10 años…
Pero… ¿y si el año que viene vuelve a necesitar esa cantidad…?
Pueeees…  habrá que hacer lo mismo, pero en vez de 20 ya deberá 40.000 millones y en vez de amortizar 2.000 y pico cada año serán 4.000 y pico…
Y nada impide que pueda pasar lo mismo en el 2019, 2020, 2021…
Por lo que… puede ocurrir que en 10 años deba 200.000 millones…
Aunque no hay que preocuparse, hará un préstamo para ir pagando el préstamo…

Todo esa política económica de Jaimito se podría sostener intelectualmente si hubieran previsiones de paro bajo y cotizaciones altas…

Lo que da miedo es la palabra “préstamo” porque el gobierno de España no quiere emitir deuda ya que eso sumaría en ese montante que ya está por encima del 1,1 billón de euros… Por lo tanto, lo pedirá prestado, pero ¿a quién?
¿A nosotros?

Pero lo más probable (recemos) es que utilizarán una triquiñuela por la que será la Seguridad Social la que emita deuda…
O sea, que quebrará y se deberá rescatar…
Juas, juas, juas…

Aunque, de momento, Montoro calla.

La verdad, ya sé que al ser independentista ustedes crearán que mi mensaje es sesgado, pero todo tiene pinta de quiebra…

Esta semana no entendíamos el porqué el gobierno sacaba pecho diciendo que en el 2017 podrá gastar más dinero. Ahora ya sabemos el motivo por el que “puede”: al no contar la Seguridad Social en el déficit podrá gastar más dinero…

Joder… eso es de insensatos, es como el que debe dinero a todo el mundo, se da cuenta que en la VISA todavía puede sacar dinero a crédito, y se va cenar…

Una cosa está clara, alguien deberá pagar en algún momento las decenas de miles de millones que España pedirá prestado para pagar a los jubilados…
El pobre Bonifacio llevará a sus espaldas que para cobrar sus 700 euros al mes España habrá que tenido que endeudarse en un año 3.320.000.000.000 de las antiguas pesetas…


Eso sí, nada de tocar esos 800.000 pensionistas que cobran más de 2.000 al mes y que cuya mitad percibe la máxima.

NO QUEDARÀ RES…

Los pensionistas catalanes perderán un 7% de poder adquisitivo siendo ciudadanos españoles…

9 Feb

Ya se lo pueden explicar a esos jubilados que votan Podemos, PSC y C’s…
La cosa está rabiosamente mal…

Como pueden ver, la caída libre del poder adquisitivo es en diagonal… Cada año se irá perdiendo por encima del 1%…

A partir del 2018 se eternizarán las pérdidas en pensiones al quedarse en el borde del horizonte de sucesos. Cada año España necesitará 25.000 millones de euros para pagar a los jubilados.
Reventada la hucha, ese dinero deberá salir de los presupuestos generales del estado, o sea, quitarlo de Defensa, Interior, Embajadas, Casa Real, Sanidad, Ministerios de Madrid…

Y usted se preguntará ¿qué hará España?
Pues como siempre, esperar a que pete…

Fotem el camp o els nostres jubilats s’empobriran…

spain crisis

ESTE BLOG ES EL ARCHIVO DE SPAINCRISIS.BLOGSPOT.COM (si quieres escribir un comentario y tener una respuesta rápida, mejor que lo hagas en ese blog)