Archivo | Grifols RSS feed for this section

Así se hace un post con 100.000 visitas. (El de la bandera catalana de Grifols)

26 Jul

Es divertido ver como en el bar que almuerzo, entre ayer y hoy, dos personas me han enseñado la foto de la bandera catalana en la sede norteamericana de Grifols… Sin saber que se lo mostraban al que lo puso en circulación…

Realmente fue una mezcla de suerte y savoir faire

Todo empezó cuando estaba redactando una entrada sobre las inversiones de Grifols en Catalunya (esta), una vez terminada busqué una imagen para amenizar el post y me encontré con que google me regalaba esta:

Rápidamente vi la bandera catalana pero también la de EEUU, eso quería decir que era la sede norteamericana…
En un principio pensé que podía seguir con el post aunque con un pie de foto que recalcara lo de la bandera…
Pero no, la imagen era demasiado poderosa y por eso decidí crear el post viral.

Tenía que ser escueto, la foto era lo más importante, por lo tanto puse una mínima introducción de dos líneas.

Sabía que el post sería compartido por independentistas pero esta vez era importante que los unionistas rabiaran con ello.
De ahí que el título del post no parezca el de un independentista, casi como si me pareciera mal el olvido de la bandera española…
Es más, hubo gente que no me sigue que creyó eso.


“GRIFOLS pone la bandera catalana y se olvida de la española en su sede norteamericana…”

Completamtne asépitco.

Pero no solo con un titular tan neutro se consigue que el enemigo te retuitee, de manera que decidí ponerlo en el twitter de varios periódicos:

Mezcla perfecta: la ilusión de un pueblo por una parte y el odio por la otra..

En fin, la cosa fue tan viral que hasta una espabilada de elnacional.cat copió mi post:

Pues eso, orgulloso que durante unos días he sido el artífice de una alegría para el pueblo catalán y de una enrabiada para el español.

Anuncios

Grífols invertirá 192 millones en sus plantas de Catalunya hasta el 2020.

25 Jul

Al tratarse de una empresa con sede fiscal en Irlanda, debería ser contado como inversión extranjera… Aunque mucho me temo que el ministerio de turno, igual como ocurrió con ALMIRALL, se las pescará para que no cuente así…

La multinacional catalana Grífols, líder mundial en la producción de hemoderivados y de plasma con 24 filiales y presente a 90 países, contempla una inversión de 1.200 millones de euros en los próximos cinco años. El grueso de la inversión, el 81%, se destinará al crecimiento de las fábricas al exterior, sobre todo en el mercado norteamericano. Del 19% restante, Catalunya será el destino principal, con unos 192 millones de euros desde ahora hasta el 2020.

En la actualidad, Grífols está en la fase final de construcción de una planta de purificación de derivados del plasma sanguíneo en Parets del Vallès, en la cual ha invertido 55 millones de euros y que tiene que estar en marcha a principios del 2018, así como mejoras operativas en el resto de las instalaciones industriales. También se construirá una nueva fábrica de la división Diagnostics, dedicada a la producción de instrumental médico, donde se invertirán unos 10 millones de euros. 

El sector farmacéutico catalán, de gran peso específico, pues concentra el 46% de toda la industria farmacéutica del Estado español, continúa en este 2016 efectuando nuevas inversiones en I+D, mejora de equipamientos y nuevas inversiones para reforzar sus proyectos en Catalunya.

Y en este sentido, cabe destacar los recientes anuncios de nuevas inversiones por parte de Laboratorios Echevarne, que construirá su nueva sede social en Sant Cugat con una inversión de 10 millones de euros, y la de Laboratorios Esteve, que ha abierto un nuevo centro en el Parque Científico de Barcelona (PCB) para diseñar y desarrollar nuevos tratamientos para el dolor crónico, dentro de un proyecto de investigación conjunta con científicos del PCB y que eleva a 20 millones de euros el gasto en I+D que Laboratorios Esteve efectúa en el Parque.

Mientras otros viven del subsidio, Catalunya en su paso firme hacia la excelencia de la independencia.

GRIFOLS pone la bandera catalana y se olvida de la española en su sede norteamericana…

24 Jul

Tal como pueden ver en esta foto, sacada de su web, la planta norteamericana de GRIFOLS en San Marcos tiene la bandera de EEUU, la de Texas y la catalana (debajo de esta y en azul la de la empresa).

GRIFOLS es MARCA CATALUNYA.

23 Jun

Así lo demuestra que no hubiera nadie del gobierno español en la inauguración de su planta en Carolina del Norte.
Clayton es un pueblo de algo más de 16.000 habitantes que les ha tocado la lotería.
A diferencia de España que cantaban eso de:
Americanos, vienen a España gordos y sanos
Viva el tronío y viva un pueblo con poderío
Olé Virginia y Michigan
Y viva Texas que no está mal, […] no está mal.

En el condado de Jonhston cantan:
Catalanes, vienen a América…

Pues eso, la catalana Grifols (buque insignia de la Catalunya independiente) inauguró una nueva planta de fraccionamiento de plasma, tras una inversión de 260 millones de euros (370 millones de dólares). Sí, sí, una empresa peninsular invierte semejante cantidad en América y no es para robarles petróleo ni timarles con telecomunicaciones.

La nueva planta de Grifols es la más grande de su especialidad, con una superficie de 14.400 metros cuadrados y capacidad para fraccionar hasta 6 millones de litros de plasma al año, lo que permite purificar y dosificar las proteínas de la sangre para utilizarlas para crear medicamentos.

Gran parte de la supervivencia del planeta en manos de una empresa catalana, por eso, no es de extrañar que Obama la incluyera en la lista que el Departamento de Estado de Estados Unidos redacta cada año seleccionando las infraestructuras civiles y recursos naturales del mundo que considera estratégicamente más relevantes.

Como iba diciendo, fue el president de Catalunya -y no Rajoy- el que inauguró la planta y se entrevistó con el gobernador de Carolina del Norte, Patrick McCrory, y con el presidente del Senado de este Estado, Phil Berger.

GRIFOLS a favor de la independencia de Catalunya.

3 Abr

El laboratorio de la multinacional catalana Grifols, con sede en Barcelona, que produce plasma y hemoderivados sanguíneos, forma parte de la lista que el Departamento de Estado de Estados Unidos redacta cada año seleccionando las infraestructuras civiles y recursos naturales del mundo que considera estratégicamente más relevantes, según los cables de la Administración estadounidense filtrados a Wikileaks.

O sea, ante un ataque extraterrestre o el impacto de un asteroide sería la única empresa peninsular que debería ser salvada.
Vamos a ver si, los americanos, la salvarán de esa “nada” en la que quedará Catalunya, con la independencia, por culpa de Rajoy…

Uno de los buques insignia de la excelencia catalana en su próxima independencia será GRIFOLS.

Por eso, es un gran apoyo a la libertad de Catalunya que el presidente y fundador de Grifols haya dicho:
“Tire adelante. No se arrugue”.
En cambio, un jarro de agua fría para las aspiraciones españolas de querernos convencer -con el miedo y las amenazas- de que nos quedemos.
El apoyo de Grifols da seguridad ante el futuro de la Catalunya independiente.

La prensa mundial se ha hecho eco de las palabras de Grifols, normal, estamos hablando de una de las empresas más importantes del planeta.

Victor Grigols ha incluido este mensaje de apoyo al presidente catalán, que Mas ha agradecido, durante la inauguración de la nueva planta de fraccionamiento de plasma de la compañía en Parets, en un contexto marcado por la crisis y el debate sobre la consulta soberanista convocada para el 9 de noviembre.

“Cuando una organización tiene un objetivo claro para alcanzar no se debe espantar de las criticas que cuestionan su estrategia o razón de ser”, ha asegurado Grifols recordando la trayectoria de su empresa, y acto seguido ha lanzado este mensaje dirigiéndose a Mas: “Con firmeza y determinación se puede llegar muy lejos. Sé que lo está pasando mal. Tiene determinación. Tire adelante. No se arrugue”.
Por su parte, Mas ha agradecido la “valentía y el coraje” demostrado por el dirigente empresarial, ha recordado que Grifols invierte en EEUU, en España y también en Catalunya, y ha concluido que, frente aquellos mensajes “apocalípticos” de algunos, “el sentido común se acaba imponiendo en la economía”

Evidentemente, la sociedad española desmoralizada e inoculada de odio, ha empezado a insultar y a boicotear, con la supina ignorancia que a GRIFOLS no se la puede boicotear… je, je, je…

NOTICIA RELACIONADA:
Grifols firma un contrato en Japón por valor de 274 millones.
En concreto, la sociedad nipona utilizará la técnica Procleix para el análisis de sangre de Grifols, basado en el ácido nucleico para el cribado del sumnistro de sangre del país con el fin de detectar enfermedades víricas como el VIH y la hepatitis antes de su uso para fines médicos. El valor del contrato es de aproximadamente 274 millones de euros en productos y servicios. Tras la adquisición por parte de Grifols de la unidad de análisis de transfusión de sangre de Novartis, el contrato se ha formalizado a través de Novartis Pharma KK, designada para este fin como distribuidor de Grifols en Japón.

GRIFOLS se está convirtiendo en la empresa catalana de bandera.

20 Nov

Grifols compra el 21,3% de la biotecnológica TiGenix por 12 millones.
La empresa catalana de hemoderivados Grifols continúa de compras. Una semana después de hacerse con el negocio de diagnóstico de Novartis por 1.240 millones, ha adquirido un 21,3% de la compañía biotecnológica TiGenix, dedicada a la terapia celular, por 12 millones de euros.

Marca Catalunya: GRIFOLS.

17 Sep

Grifols ha cerrado la toma de una participación del 35% en el capital de la farmacéutica estadounidense Aradigm Corporation, ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La empresa comunicó esta operación el pasado 21 de mayo, cuando explicó que la compra de este 35% del capital de Aradigm se realizaría mediante la suscripción de 25,7 millones de dólares (19,8 millones de euros) en una ampliación de capital cuyo importe total asciende a 40,7 millones de dólares (31,3 millones de euros), sin prima de emisión.

Grifols esperaba cerrar esta transacción en la segunda mitad del 2013 y, tras ella, contará con dos miembros en el consejo de administración de Aradigm. Esta adquisición se enmarca dentro de un acuerdo estratégico global, ya que Grifols suscribió un contrato de licencia exclusiva de ámbito mundial con Aradigm Corporation para el desarrollo y comercialización del fármaco Pulmaquin.
Con el cierre de la operación, que se produjo ayer, el contrato ha entrado en vigor, según ha explicado la empresa a la CNMV.

La firma será la responsable de los gastos de desarrollo y clínicos para las indicaciones de bronquiectasia hasta un máximo de 65 millones, mientras que Aradigm tendrá derecho a recibir de Grifols hasta 25 millones de dólares de forma escalonada, ligados al cumplimiento de determinados hitos en el desarrollo del producto. Grifols será el responsable de las actividades comerciales y satisfará a Aradigm un ‘royalty’ teniendo en cuenta las ventas mundiales.

Esta adquisición se enmarca dentro de un acuerdo estratégico global que permitirá a las dos farmacéuticas tener la licencia exclusiva en todo el mundo para desarrollar y comercializar Pulmanquin, un fármaco para el tratamiento de enfermedades respiratorias graves.

Grifols, que está instalada en Barcelona y Parets los Valles (Barcelona), considera que en tres años la comercialización del fármaco generará unos beneficios de unos 300 millones de dólares.

Catalunya crea la institución CERCA.

11 Ago

Para los que no hablan catalán, CERCA quiere decir BÚSQUEDA.

Los envidiosos madrileños dicen que Catalunya se gasta el dinero en “embajadas” cuando todas ellas juntas no cuestan lo que despilfarra un solo Centro Cervantes.

Catalunya busca la excelencia, por una parte las nuevas tecnologías en el 22@ y por otra la investigación. El gobierno catalán sabe que el futuro de Catalunya pasa por situarse en el mundo, tener una buen MARCA.

Grifols, ICFO, CRG (Centro de Regulación Genómica), Sincrotrón ALBA… son marcas de prestigio.

Con buen sentido, la Generalitat aglutina a sus centros de investigación en una institución que evaluará sus progresos y buena prácticas.

Su objetivo es:

Contribuir a la presencia internacional de los centros de investigación de la Generalitata de Catalunya.

Facilitar y promover la adopción de políticas conjuntas en gestión de la investigación, desarrollo científico y transferencia de conocimiento, identificando y aprovechando las sinergias y las economías de escala.

Contribuir a potenciar la cooperación y el intercambio científico de los centros de investigación con los mejores centros y universidades de todo el mundo, impulsando la investigación interdisciplinaria, los programas transversales coordinados, la movilidad de los investigadores y la atracción y retención de talento a nivel internacional.

Incrementar y facilitar la transferencia de conocimiento al sector empresarial ya la sociedad en general, así como el apoyo, el asesoramiento y el impulso para la creación de empresas derivadas (spin-off) a partir de patentes o de resultados generados.

Potenciar en el ámbito de los centros de investigación la implicación y el compromiso del sector económico y empresarial y de la sociedad en general.

TODOS LOS CENTROS CERCA (LA CHAMPIONS LEAGUE)

Ya ven, la envidia de cualquier país, por eso mismo, España expolia, roba ingresos, elimina impuestos y no paga lo que debe a Catalunya, al gobierno español le gustaría que todos estos centros fueran plazas de toros…

EN CATALUNYA SE HABLA DE EXCELENCIA MIENTRAS LA PRENSA ESPAÑOLA SE DEDICA A GIBRALTAR Y AL FICHAJE DE BALE…

GRIFOLS: antes en Gibraltar que en España.

22 Nov

Barcelona (EFE).-

Una de las mejores  multinacionales del Mundo en hemoderivados nació y tiene su sede en Catalunya.

El presidente del grupo de hemoderivados Grifols, Víctor Grifols, ha asegurado que no invertirá más en España “mientras las cosas no cambien”. “No me veo capaz de continuar invirtiendo en España. O cambian las cosas, o lentamente nos iremos marchando desde España hasta Estados Unidos”, advirtió anoche Grifols durante la cena de gala de la Asociación Española de Analistas Financieros, que premió la trayectoria profesional del empresario catalán.

El presidente de Grifols, subrayó, además, que en caso de desinvertir en Catalunya no se irá nunca a Madrid “Antes me voy a Gibraltar”, apostilló. Grifols, poco dado a participar en actos públicos, dejó ayer de lado lo políticamente correcto y pronunció un duro discurso que dejó atónito a más de uno.
Arremetió duramente contra las administraciones públicas e incluso dio una reprimenda al propio colectivo de analistas financieros, organizador del acto. A tres días de las elecciones catalanas, Víctor Grifols aseguró que le preocupa “bastante poco” la política, pero “mucho” las consecuencias de ella.
Si Grifols prefiere invertir en Estados Unidos en vez de en España, explicó, no es porque allí las condiciones laborales o salariales sean mejores, sino porque aquí, ejemplificó, no se garantiza “una cosa tan trivial como el agua”.

Explicó que su planta de Parets del Vallès (Barcelona) necesita millones de litros de agua diarios para funcionar, pero que ni eso tiene asegurado. Por ello, en presencia del conseller de Salud, Boi Ruiz, y de más de un centenar de analistas, insistió: “Grifols no invertirá aquí mientras no tenga agua”.
Sobre la difícil situación que vive actualmente España, Víctor Grifols afirmó que el origen del problema no es sólo económico o financiero, sino que “se ha roto la máquina” de la democracia. Tenemos un país, señaló, en el que “la monarquía empieza a patinar”, los sindicatos “no saben qué hacen”, las autonomías “son accesorios que encima molestan” y existe un Senado que “no se sabe para qué sirve”.
“Alguien tiene que cambiar algo en esa máquina que está rota” y en la que no se han realizado cambios en los últimos 35 años, remarcó Grifols.

En este contexto, el empresario considera que Catalunya, inmersa actualmente en pleno debate soberanista, “está adquiriendo este concepto” y poniendo de manifiesto, con su postura, que “hay que parar máquinas” para solucionar los problemas y volver a empezar. “Han de entender que se han cargado la máquina y que algo tiene que pasar”, y que “si esto de aquí no cambia”, Grifols se irá, advirtió.
El empresario dejó claro que el hecho de haber surgido en España ha representado una desventaja competitiva para su compañía, que es actualmente una de las firmas líderes de su segmento en todo el mundo. “Si hubiésemos nacido en Alemania hoy seríamos más grandes que Pfizer”, su principal competidor, indicó Grifols, quien aseguró que en España “hay empresas buenísimas que nacen castradas” por las limitaciones del propio país, la marca España está desprestigiada.

Añadíó, en este sentido, que Grifols “no puede depender” de un país en el que es el Gobierno el que fija el precio de los medicamentos “y encima no paga”. “Vendemos fuera porque allí se cobra y aquí no”, aseveró, tras recordar que esta situación no es de ahora, sino que se viene produciendo desde los años 80.
Ese fue precisamente el motivo por el que Grifols decidió en el año 1987 abrirse al exterior e internacionalizar su negocio. Hoy en día, el 92 % de sus ventas provienen de fuera de España y el 80 % de su actividad industrial está también en el extranjero.
En este sentido, Grifols animó a las empresas a salir al exterior, y negó taxativamente que España sea actualmente un país de “emigrantes” por el simple hecho de que muchos de sus profesionales hayan tenido que salir del país para desarrollar su trabajo.
“Hoy se dice que la gente emigra. ¡Qué coño! Son expatriados, gente a la que se manda fuera y volverá más rica de lo que era”, manifestó Grifols, que añadió: “No mandamos muertos de hambre fuera”, sino que “exportamos talento”.
A pesar de que los analistas financieros otorgaron a Grifols la Insignia de Oro por su trayectoria profesional, el empresario dedicó también unas palabras de reproche a este colectivo, a quienes recriminó que lleven a cabo sus análisis y proyecciones sin consultar siquiera con la propia empresa. Por eso, les explicó: “Grifols va bien. La próxima vez que quieran analizarnos, llámennos”.