Archive | tiras de prensa RSS feed for this section

El fiscal que no perseguía la corrupción tiene un negocio en Panamá…

31 May

Todo una sucia mentira. La fallida democracia solo sirve para que lo españolitos voten una vez cada 4 años mientras la porquera instalada en Madrid nos roba a todos de todas las maneras posibles y la mayoría de veces con IVA…

El mismo Fiscal jefe de Anticorrupción que hace unas semanas se destapó que no quería perseguir la corrupción, ahora nos enteramos que tiene un empresa heredada de su padre… 
¡Hostia!, esto recuerda al abuelo Florenci…

Pero lo más porno es que el tipo dice que se le olvidó declararlo al órgano que regula las incompatibilidades en la fiscalía su participación en la sociedad panameña
Según parece el Estatuto de Fiscales prohibe toda actividad mercantil con ejercicio directo o mediante persona interpuesta, y les impide ejercer funciones ejecutivas en sociedades y hasta ser socio colectivo.

Ya, ¿y?

España es un país en que los hidalgos y los funcionarios franquistas hacen lo que le pasa por el forro… 
Joder… , pero si tuvimos a una ministra que no veía un Jaguar en su garaje…

Perdonen ustedes, pero España se va al guano. No hay un maldito miserable, que ocupe un cargo, que crea en su país. 
Vuelvo a repetir lo de muchas veces; creían más en España los Roca Junyent o Duran que toda esta patulea de golfos que están hundiendo España.

Sí, es así.
Fíjense que, desde que Convergència ‘pasa’ de la gobernabilidad de España, hemos visto abdicar a un Rey, dos elecciones en un año y una corrupción de estado como nunca habíamos visto.

España debería refundarse, cambiar el nombre como Prince, podría denominarse El país inventado antes conocido como España.

Dicen que unos esconden la corrupción detrás de la bandera, pero es que los españoles esconden la corrupción detrás de un patriotismo fatuo.

FOTEM EL CAMP QUE AIXÒ ESTÀ PODRIT…



Resultados de la encuesta del blog SPAIN CRISIS sobre la pregunta que debe llevar el referéndum.

12 May

RESULTADOS:

¿Quiere que Catalunya se convierta en un estado independiente?
57 (59%)

¿Quiere que Catalunya se convierta en una república independiente?
40 (41%)

¿Quiere que Catalunya se separe de la meseta de matorrales?
10 (10%)

¿Quiere que España nos siga robando 16.000 millones de euros al año?
4 (4%)

¿Quiere que todas las decisiones de Catalunya se sigan tomando desde Madrid?
4 (4%)

Lo que diga Ortiz de Mendíbil
2 (2%)


En los próximos 4 años España recaudará en impuestos 148.000 millones en Catalunya y promete inversiones por 4.000…

29 Mar

En idescat puede encontrarse la cifra de impuestos estatales recaudados en Catalunya. De momento debemos conformarnos con los del 2015 porque España todavía no ha entregado la información del 2016 a Catalunya… 

Bien, la cuestión es que, con la “recuperación”, es posible que haya subido la recaudación en Catalunya en el 2016, aunque tomaremos como base la del 2015:

37.179 millones de euros recolecta España en Catalunya (sin contar Seguridad Social).
De ese dinero España devuelve a los catalanes la mitad del IRPF, aproximadamente el 45% del IVA y nada del impuesto de sociedades.

La cuestión es que España hace sus propios cálculos y nos envía 17.974 millones de los 37.179 que se lleva de Catalunya.

Vean que en el 2017 Catalunya ha tenido “suerte” porque hay una partida de 1.616 millones que viene de que otros años el gobierno español se equivocó y envió menos…, y es al cabo de 2 años cuando se rectifica el error…

Y ustedes se preguntarán ¿si recaudamos para España algo más de 37.000 millones y nos devuelven casi 18.000 millones, qué hacen con los 19.000 millones que sobran…?

Pues… 1.000 millones es lo que ha prometido Rajoy de inversión, 1.000 millones más son nuestra parte del ejército y otros 1.000 millones nuestra cuota para mantener los ministerios de Madrid… Y poca cosa más porque sanidad, educación y cultura se paga con los presupuestos de la Generalitat…


Bien, todo este prólogo para decir que los catalanes tributamos por 37.000 millones de euros al año, que esa cantidad multiplicada por 4 años son 148.000 millones… Y el estado, Rajoy, prometió ayer invertir 4.000 millones en ese periodo…

Y, si descontamos lo que nos devuelve España vía financiación, resulta que de los 76.000 millones que Hacienda se quedará de los catalanes en los próximos 4 años dicen que se gastarán 4.000 millones en Catalunya.
“Generosos”…

De oro podrían ser nuestras carreteras…


LO SABÍAMOS: ARAGÓN trata a patadas los bienes de Sigena…

7 Feb

Da pena ver en que se ha convertido Aragón, de reino a región subsidiada…
Si el braguetazo no hubiera castellanizado Aragón estaríamos hablando hoy en día de un estado confederado de los más ricos de Europa, con 15.000.000 de habitantes como mínimo…
Pero los mañicos prefirieron mirar hacia la meseta en vez de al mediterráneo…
Y así les va…

La cuestión es que creían que sabrían cuidar obras de arte antiguas…, que podrían ser mejor que los catalanes (que son referentes mundiales…)
Qué atrevida es la ignorancia de esos cazurros…

Primero de todo escuchen y vean toda la verdad sobre el caso Sigena en dos vídeos:



REPORTAJE DE EL PERIÓDICO:

Los bienes del MNAC que en julio volvieron por orden judicial al monasterio de Sijena ya se pueden ver en el cenobio. El nuevo museo abrió hace una semana. De los 51 lotes restituidos provisionalmente a la vista solo hay cuatro fragmentos de pintura mural de los 22 entregados. Solo uno con cartela. Y otro, unas alas antaño sitas en un intradós de la iglesia, colgado al revés. Junto a ese fragmento se fotografiaron todas las autoridades el día de la inauguración. Pero no hay rastro de la tan cacareada Santa Catalina de la nave de la iglesia ni de los cinco apóstoles del refectorio. Estos descansan en los peines situados detrás de las pinturas que sí se exhiben. Pero, a diferencia de estas, no se pueden disfrutar. Los peines no se mueven…

Colgados como “posters en el Mercat de Sant Antoni”…

Cielos…

Lástima de la inmensa torre de aire acondicionado que luce a no más de un metro de distancia. No solo la afea, que lo hace y mucho, sino que pone su integridad en peligro. Y escandaliza a más de un experto: “Es para enviar a la policía”. Pues eso, recibir aire caliente a chorro de forma directa y cercana sin control del flujo ni redistribución ni uniformidad no parece la mejor de las medidas preventivas para su conservación. Como tampoco lo es el suelo natural, con arenilla y piedrecitas, que recorre todo el perímetro de la sala. “Un museo es como un quirófano. No puede tener elementos que generan partículas en suspensión, en este caso, de polvo. Y la tierra, por poca que haya, genera polvo que se escampa”. Feo. “Todo tiene que estar absolutamente controlado. ¿Te imaginas un quirófano con tierra por los lados?”, continúan los expertos. Pues no, la verdad.

MATERIALES MEZCLADOS

Como tampoco es imaginable un museo sin acceso para gente con problemas de movilidad. Y aquí casi que hay que ser atleta para bajar la estructura de madera que salva los más de dos metros que separan la puerta del suelo. Y que uno debe bajar en silencio. Hay clausura. Y en el caso del sábado también agua. Pues llovía y la entrada al antiguo dormitorio de las monjas, ahora museo, da directamente al exterior. 

Ni rastro de un espacio preparado para la espera. ‘Peccata minuta’ comparado con lo que se ve en las vitrinas interiores. En las llenas, porque otras están vacías a la espera de los bienes pendientes de devolución. Oquedad que da un aire muy desangelado. Casi triste. Así, en los aparadores ocupados comparten espacio objetos de metal, textiles y papeles. Craso error. Cada material necesita su propio sistema de conservación. De lo contrario “la degradación puede acelerarse”. Y es más, las piezas descansan directamente sobre los estantes sin ningún material neutro de por medio que las proteja. También hay fragmentos de cerámica pero cuesta apreciarlos. Reposan en el último estante y o se es Pau Gasol o no se ven por mucha luz que los enfoque. Y la hay. Unos potentes focos iluminan las piezas durante la visita. Luego se apagan pero “la luz es acumulativa y el abuso de lux [unidad de medición de la iluminación] va haciendo su trabajo”, que para nada es positivo, por supuesto. Palabra de experto.

Las estanterías vacías de IKEA con apliques parece una broma…

CLAUSTRO RUINOSO

Eso es todo en el dormitorio. No hay más. Y ahí viene otro disgusto: no se puede ver la llamada palmera de Sijena. Ese es el efecto que hace la unión de varios arcos del techo en un mismo punto. Está a unos metros del museo, en la misma nave, pero una pared de madera barra el paso. Una pena. Así que toca continuar en dirección a la Sala Capitular. Se llega a través del claustro. Y eso sí que es desolación: decir que está ruinoso y abandonado es decir poco. Se supone que su estado es fruto de los continuados intentos por drenarlo. Se inunda, que por algo el monasterio está encima de terreno pantanoso. Una evidencia que no da ninguna tranquilidad si se piensa que si las pinturas capitulares vuelven, se instalarán a pocos metros. Tampoco es para echar cohetes ver hormigón en la sala: un atentado en toda regla contra los murales. De su climatización, poco que decir. No existe, como destapó El País el pasado viernes.

En fin, ya lo ven, la cuestión no es que se conserven bien las piezas (tanto les da) sino que no las tenga Catalunya (los que las salvaron y pagaron por ellas…).

Lo que ahora está pegado aquí:

Quieren arrancarlo y ponerlo aquí:

Por favor que lo hagan… quiero verlo…

Si hoy es miércoles toca hacer editoriales contra Catalunya…

1 Feb

Es curioso que la prensa de Madrid hace editoriales que podrían valer para cualquier periódico mesetario… por eso las he bautizado como:
1
2
3

El 3 no pertenece a una editorial, pero lo he puesto para que ustedes vean el veneno que se inocula a la sociedad española.
Como siempre hablan del FLA como un regalo… supongo que no se habrán leído los presupuestos de la Generalitat en los que hay 800 millones para los intereses del FLA…

En esas editoriales (1 y 2) podemos leer cosas como:
Órdago, cínica, chulesca, prevaricación, chantaje, quebrantar la ley, ilegal, arma desafiante, embate, medidas drásticas…

Me gusta el final de una de ellas en la que dice:
“Nunca es tarde para defender la soberanía nacional y la igualdad de los españoles”.

Sí…, esa igualdad a la hora de invertir,
esa igualdad en la que conviven tres fiscalidades diferentes (Canarias, País Vasco y Navarra),
esa igualdad en la ley electoral,
o esa igualdad en el principio de ordinalidad en la financiación…



Evidentemente, cuando se busca soluciones se nombra de forma genérica lo de “medidas inmediatas de mejora de la autonomía; y un foro de debate para encauzar la discrepancia”

Vaya, creo que eso ya se intentó y se le llamó ESTATUT…

El problema de toda esta gentuza que ahora está asustada es que cuando Rajoy dio la vuelta a España buscando firmas contra Catalunya le rieron la gracia. Ya les iba bien que alguien hiciera el trabajo sucio. 

En vez de vender humo, que alguien salga diciendo cosas como: concierto económico, gestión de infraestructuras y nunca más boicotear a las selecciones deportivas catalanas ni insultar su lengua y cultura.

Ya verán ustedes como algún independentista se bajaría del carro… Evidentemente yo no, porque sé que volverían a engañarnos.

En fin, lo que unos y otros pretenden es exactamente lo mismo, unos buscan estafarnos otra vez y los otros castigarnos.
Pero propuesta ninguna.
Nada nuevo bajo el sol español.

Hace 85 años la prensa de Madrid ya hacía chistes sobre Catalunya que podrían pasar como actuales.

22 Ene

Maldito día de la marmota en el que vive Catalunya. Hace 85 años los periódicos de Madrid ya se reían del cepillado del Estatut…
Fuimos tan ingenuos que lo volvimos a intentar y el castigo fue doble, recortado y al constitucional…

Volver a confiar en España, buscar por tercera vez en menos de cien años un nuevo acomodo, sería de indigentes intelectuales.

Miren este chiste:

Bien podría tratar sobre el Estatut de Maragall del 2006… Pues no, las viñetas salieron en la revista satírica Gutiérrez, en el número 258 del 2 de julio de 1932…

Ese estatuto en “mala hora concebido” fue derogado por Franco que aplicó en Catalunya «una sola lengua, el castellano, y una sola personalidad, la española»

Posibles repartos de la deuda española en la independencia de Catalunya.

8 Oct

Es curioso porque a priori hay tantas posibilidades de porcentaje de deuda como hipótesis.

Según la proporción sobre el PIB español, Catalunya nacería con una deuda del 104,3% sobre su PIB
Si fuera por población: 93,5%
En tanto por ciento de los activos materiales entre el 75,7% y el 49,6% (dependiendo del margen).
Contando los inmuebles estatales en Catalunya sería 39,8%
Asumiendo solo la deuda propia quedaría en 36,1%
Si no se quisiera pagar ni el FLA: 16%

Se me olvidaba poner que el peor de los casos es seguir formando parte de España ya que pagaríamos igualmente la española, el FLA y la propia, que es lo mismo que el 106,4% sobre el PIB.

Ya ven mucha diferencia entre unos supuestos y otros…

Por eso he traducido este artículo publicado en L’Econòmic.

Como cuenta el libro de la historia, una vez las voluntades políticas admiten la independencia de un país, queda un capítulo bastante complejo, la negociación de la deuda, en el que el canje de activos y pasivos debe ser una solución en la que nadie se haga daño, ni el estado predecesor ni el que estrena estatus. En una hipotética negociación, España y Catalunya, bajo la atenta observación, y presión, de los organismos internacionales, deberán esforzarse para que en la nueva realidad de estados separados el lastre de la deuda no sea muy pesado y hacer bueno el viejo proverbio húngaro que dice que es rico aquel que no debe nada.

En esta historieta de política-ficción, la casuística de criterios y escenarios es bastante amplia, y los que se sienten a la mesa para negociar y hacer transacciones tienen bastantes posibilidades de estrategia. Partiendo de la situación actual de la Catalunya autonómica, que soporta una deuda del 106,4% del PIB, hay un variado sinfín de escenarios: si no hay acuerdo, la horquilla va del 16% , en el que Catalunya no asume el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), a un 36%, en el que se impone el criterio del peso de la economía catalana en el PIB español. En cambio, con la negociación de activos y pasivos, se puede ir del 49,6 al 75,7% del PIB. Encontraremos bienes de dominio público, como el espacio aéreo, el radioeléctrico, las vías de comunicación, la zona marítimo-terrestre; bienes patrimoniales como las infraestructuras aeroportuarias, ferroviarias, portuarias; bienes inmuebles del Estado concentrados en Madrid y otras comunidades; Patrimonio del Estado y Tesoro Público; Fondo de Reserva de la Seguridad Social; archivos y fondos documentales; bases de datos, etcétera, y sin dejar fuera del ámbito de la negociación, como reclaman los expertos, el déficit fiscal en sí mismo, 230.779 millones de euros según el criterio de flujo monetario en los últimos 25 años.

Albert Pont, presidente del Círculo Catalán de Negocios (CCN), ha hecho una importante investigación en los últimos años sobre cómo debe ser el reparto de la deuda, y ya de entrada avisa de que en la hipotética negociación los representantes del estado naciente “deben defender que Catalunya debe asumir la menor deuda posible, con muy pocas contraprestaciones”: “No se deberían abrir las conversaciones con una actitud buenista”, alerta. Ahora mismo, la Generalitat asume el 19,5% de toda la deuda pública neta del Estado y, además, la mitad de su deuda, que supera los 70.000 millones, está contraída con el Estado. Para Pont, hay interrogarse si hay que pagar esta deuda teniendo presente que “el Estado debe a Catalunya 10.000 millones de euros en concepto de incumplimientos de la disposición adicional III del Estatuto y otros compromisos”. De hecho, el Estado español, aunque negó que se pueda hacer realidad un escenario de reconocimiento de una Catalunya independiente, ya tiene una propuesta de negociación, el llamado Plan Margallo, elaborado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español, en el que se le pediría al nuevo estado catalán asumir una mochila del 16% de la deuda española, unos 150.000 millones, “una cifra que ya sería menor a la deuda que actualmente asumimos”. En todo caso, como añade, “este 16% sólo es aceptable si se asume su equivalente en activos”. En esta óptica, Catalunya, “para asumir parte de la deuda española, tiene que ver reconocida su independencia, porque, si no es así, no se puede hacer responsable”. Así pues, tendríamos un silogismo en el que “la transmisión de deuda implica necesariamente la independencia”. Pont tiene fe plena que la negociación esté iluminada por el derecho internacional, la Convención de Viena de 1983 sobre sucesión de estados, que prescribe que todos los activos del Estado deben quedarse en Catalunya.


En la partida en la que se conjugarán complejas estrategias de ajedrecistas, miradas impenetrables de tahúres del póker y oportunas guiños del mus, habrá que marcar bien el terreno, como dice Pont: “Mientras España no transfiera activos, Catalunya no debe asumir la deuda, y será importante poner a la misma altura la posición deudora de España que su posición acreedora que Catalunya asuma la proporción acreedora que le corresponde frente a terceros. “Por poner sólo unos ejemplos, a España el Reino Unido le debe 243.000 millones de euros; Estados Unidos, 108.000 millones; Portugal, 48.000 millones, y Alemania, 88.000 millones.

Hablar de mesa de negociación es ahora mismo un relato de política-ficción, pero lo cierto es que si el Plan Margallo pone un porcentaje, la otra, la Generalitat, también tiene su propuesta para poner en marcha la partida de la deuda. Teniendo el cuenta los acuerdos de Dayton, que definieron el marco de las repúblicas que sucedieron Yugoslavia, “Catalunya trabajaría con la perspectiva de asumir una deuda proporcional al gasto efectiva del Estado en el territorio, la inversión real liquidada, que sería de un 10,6% más una corrección por la vía de las balanzas fiscales, con lo que podríamos llegar a un 13-14% “, reconocen fuentes de la Generalitat. Estaríamos hablando de una deuda de 183.000 millones, casi un 90% sobre el PIB.


En todo caso, como remarcan los economistas David Rubio y Pedro Miret en el estudio “Endeudamiento e independencia”, recientemente publicado en Revista de Catalunya, es una carga más llevadera que la deuda actual que soporta Catalunya, del 106,4%, si sumamos la deuda propio más el 19,5% de la deuda neta del Estado, que corresponde al esfuerzo fiscal de Catalunya. En sintonía con Albert Pont, Ros y Miret nos invitan a poner el foco en los invitados a la mesa negociadora, que pueden arbitrar porque en esta separación de estados, en el reparto de activos y pasivos, acreedores privados y públicos de todo queden más o menos satisfechos. Explica Ros que “la UE, el BCE, el FMI, el Club de París, los acreedores públicos, y el Club de Londres, acreedores privados, los gendarmes internacionales, nos obligarán a negociar para evitar la inestabilidad económica”. Miret añade: “La preocupación de estos acreedores viene más para garantizar como pagaría el Estado español lo que debe una vez Catalunya no forme parte, no por la capacidad que el nuevo estado pueda asumir su parte. Y quizás resulta más fácil cobrar con una Catalunya independiente. “

En su estudio, en el cierre del 2015 la Generalitat tendría una deuda de 72.274 millones, mientras que la deuda del Estado sería de 790.307 millones, una vez se han segregado los activos por el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), de un valor de 150.208 millones. Como explican, “si bien en el ámbito internacional, a la hora de contar el riesgo de la deuda soberana, se calcula la deuda bruta del que debe responder el Estado, considerado globalmente, en el caso de una separación de estados, cada región autónoma debe responder de su propio débito “. En su exploración académica, Ros y Miret sostienen que, terminada la negociación de activos y pasivos, el nuevo estado contraería una deuda sobre el PIB de entre el 50 y el 75%, claramente por debajo de la media europea, que es del 87,2%, y perfectamente soportable en los próximos años, con el supuesto perfectamente verosímil que el PIB catalán crecería a buen ritmo, liberado del déficit fiscal con el Estado español. Con la condición, claro está, que hay el escenario en que nada se negocia, que colocaría el débito de Catalunya en el 36% del PIB, porcentaje que podría descender hasta el 16%, en tanto no se asume la devolución del FLA en España. 

Sin embargo, lo más probable sería la negociación, dado que en la nueva España “necesitaría un período de adaptación, dado que los ingresos se le rebajarían considerablemente”, observa Ros, para quien está claro que habrá que “pagar un precio por la libertad, que se podría concretar en un plan desconexión en cuatro años, en que se mantuviera el primer año con un déficit fiscal de 16.000 millones, para pasar al siguiente a 8.000 millones, el tercero a 4.000 millones y el cuarto a 0. “
Ros y Miret hacen bien evidente en su estudio que, en la repartición de activos y pasivos, el balance del Estado español parte de un gran handicap de entrada: un agujero de 300.000 millones de euros que le sitúan al borde de la quiebra técnica. Una constatación que recogen del estudio de Jordi Angusto, Marcel Coderch y Gemma Pons Reparto de activos y pasivos entre Catalunya y el Estado español. El balance patrimonial del estado como herramienta de cálculo. En este trabajo, se calcula que cada euro de activos carga una mochila de deuda del 46%, un sobrecoste. En su búsqueda, estos expertos hacen una estimación previa de los activos materiales del Estado que podemos localizar en Catalunya, y que estarían por debajo del 15%, constatación bien verosímil, ya que en Catalunya se registran sólo el 2,66% de los edificios del Estado en toda su geografía. 

En este estudio de imputación de la deuda, Angusto, Coderch y Pons establecen una horquilla en la que en el margen inferior Catalunya debería asumir una deuda de 29.000 millones, que dejaría el porcentaje sobre el PIB en un 49,6%, mientras que en el margen superior, con la obligación de hacerse cargo de 85.000 millones, subiría hasta el 77,7%. El estudio da pie a interpretar que, en el momento del tira y afloja sobre activos y pasivos, “si te tienes que quedar con Adif, porque no hay más remedio, quizás deberás renunciar a Renfe”, como dice Jordi Angusto. Como “cada activo lleva añadida una mochila de deuda, los negociadores del nuevo estado deberían pedir sólo lo que es imprescindible”. Considera que en este reparto de los activos, que significa hacerse cargo del agujero patrimonial que los acompaña, “lo máximo que podría aceptar la parte catalana es repartir el agujero por población”. En su razonamiento, “si Catalunya ha de afrontar de inicio un déficit fiscal de 100.000 millones, debemos tener en cuenta que el actual déficit fiscal de 16.000 millones anuales ya no se generaría, con lo que Catalunya estaría en condiciones de enjugar la deuda y de ir a buscar financiación en los mercados sin obstáculos “. 

Defensor del 10/10, es decir, “si los activos del Estado español en el Principado son el 10% del total, como es el caso, el nuevo estado catalán deberá asumir un porcentaje similar de pasivos como contrapartida” , responde a los que puedan considerarse que es poco porque el porcentaje es lejos del peso de Catalunya en el PIB español, que “no ha sido ningún capricho catalán, sino decisión española, y una justificación no menor de la independencia; el segundo, reiteró que una deuda soportada por activos equivalentes no es muy problemática y, como en España permanecerá el 90% de los activos, podrá asumir un porcentaje de deuda igual, independientemente de la ratio deuda / PIB de las partes “. Angusto también advierte a los jugadores de esta partida sobre la deuda: “En la medida que una parte del déficit fiscal« no ha sido pagada »sino incorporada a la deuda pública española, según qué volumen de deuda asumimos al acordar la independencia acabaremos aumentando o disminuyendo , retroactivamente, el déficit fiscal soportado. “


Haciendo un giro de 180 grados en el punto de observación, Ángel de la Fuente, director de Fedea y experto en balanzas fiscales, interpreta: “Dado que se trata de un divorcio, y hay una deuda común, la lógica es que, una vez se haya disuelto la unidad familiar, se reparta en función de la capacidad de pago “, es decir según la contribución catalana al PIB español. Así pues, “si Catalunya se hiciera responsable de la parte alícuota de la deuda española, su techo de deuda debería despegar hasta el 120%. Si el Estado común está considerablemente endeudado, difícilmente una Catalunya independiente lo estaría menos “. Con todo, De la Fuente considera que, en la eventual negociación de la deuda, “es hasta cierto punto raro establecer qué parte de la deuda es tuya y cuál es compartida”.

En el análisis que ha realizado Javier J. Navarro, editor de la publicación digital El Blog Salmón, se vaticina, en caso de que las partes llegaran a un acuerdo, en aplicación del criterio por PIB, que “Catalunya tendría entre el 92 y el 100%, y eso no es un punto de partida favorable para una nación que acaba de independizarse “. Navarro, además, a una deuda que se acerca a los 200.000 millones de euros, añade un 2,7% adicional de la deuda de las entidades locales, que calibra en 5.288 millones. En cuanto a los acreedores, los tenedores de la deuda, expone dos soluciones posibles: por un lado, los acreedores podrían tener deuda de ambos estados resultantes de la secesión, o bien que el gobierno de España permaneciera como acreedor del catalán, que se mantendría en una situación de apalancamiento. A su juicio, para los acreedores internacionales ninguna de estas soluciones despejar las dudas de quien quiere cobrar: “La primera solución no convence porque pasarían a tener deuda de un estado que se acaba de crear y, además, el nuevo estado de España sin Catalunya podría tener problemas para financiarse, por el riesgo que se optara por una solución similar si otras regiones decidieran independizarse. El segundo supuesto tampoco convence para que el deudor dependería de otro para cubrir sus pagos. “

La coyuntura actual, de elevadísimo endeudamiento, “condiciona cualquier solución del contencioso catalán” cuando hablamos de reparto de la deuda, en opinión de Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la UAB. Por sus cálculos, “Catalunya debería absorber 240.000 millones de euros de la deuda pública de España, un 24%, según los cálculos del consejero de Economía, Oriol Junqueras, a los que hay que añadir 60.000 millones de deuda estricto de la Generalidad . Así que una Catalunya independiente comenzaría el camino con un endeudamiento público de cerca del 140% del PIB catalán. Y de este volumen, unos 80.000 millones, un 40%, estarían en manos extranjeras “. Para remachar el clavo, dice: “Esta deuda se debe refinanciar, y la refinanciación depende de la confianza que se nos otorgue. Ya tuvimos una buena muestra de lo que sucede cuando esta se socava: entre junio de 2011 y diciembre de 2012 abandonaron España unos 400.000 millones de euros y, en lugar de refinanciación y entrada de recursos, tuvimos estampida de capitales. “

Con esta perspectiva de un estado que empieza a caminar hiperendeudado, Roger Fatjó, jefe del servicio de estudios del CCN, no se cansa de repetir que hay que segregar de la deuda española a repartir el de la Catalunya autónoma, que es incluido. Interrogado sobre qué criterio puede prevalecer finalmente a la hora de negociar la deuda, observa: “Quizás se acaba imponiendo el poblacional, el que mejor entiende internacionalmente, aunque en algunas partidas convendría añadir un criterio homogeneizador de reequilibrio. El 16% de deuda sobre el PIB debería ser el listón, para negociar hacia abajo, utilizando criterios de racionalidad. “En este sentido, considera que jugar la carta del déficit fiscal histórico de 200.000 millones,” contra los 148.000 millones que adjudica en Catalunya el Plan Margallo “, es la gran jugada estratégica en una partida en la que, se huele, la gran discusión será negociar los bienes no territorializables:” ¿Qué le corresponde a Catalunya del Museo del Prado o de Paradores, por ejemplo. ” Fatjó dice que hay estudios que calculan que se necesitarían 4.000 millones para cubrir los gastos que ahora genera el gobierno estatal, y los que creen que asumir esto haría aumentar la deuda de la Generalitat, responde que “por el hecho de pertenecer a España ya pagamos mucho más “. En una Catalunya independiente, esta suma “sería un gasto hecho en el país con un efecto multiplicador en la economía”. Fatjó prevé que en un hipotético acuerdo final “los acreedores, aunque concedan la razón en Catalunya, la obligarán a cargar una mochila de deuda para evitar dejar España con una deuda espectacular.


Y para terminar, si les queda ganas, lean este artículo de Xavier Sala-i-Martin:
http://salaimartin.com/randomthoughts/item/424-la-falacia-de-la-deuda-heredada.html

VIÑETA EL ESPAÑOL: Los catalanes siempre iremos un paso por delante de los viles españoles.

13 Sep

Continuación de este post:
https://spaincrisis.blogspot.com/2016/09/diferentes-puntos-de-vista-sobre.html

Ante esta basura terrorista y guerracivilista:

Estas respuestas:


En todo caso, recomiendo este artículo:

http://indigentsadojo.blogspot.com.es/2016/09/el-monstre-de-lodi-dontomasserrano.html?ref=source

Y, por cierto, la basura siempre lleva su guinda. El tal Tomas Serrano se indignaba por este chiste hace unos días:

Sí, el brutal odio hacia Catalunya hace que estén ciegos cuando la “basura” es en contra del pueblo catalán.
¿Y a estos hijos de p… tenemos que pagarle las pensiones?

En fin, por una vez los catalanes no nos quedamos callados ante las infamias que vienen de Madrid. Me alegro que estemos superando la pantalla de que todo vale contra Catalunya. 
Si nos insultan, los insultamos; si nos golpean, les damos; y si vienen con armas, con armas les recibiremos… 

La prensa de Madrid sabe que su audiencia sube si se ultraja al pueblo catalán. Incluso, algunos de estos miserables desea la independencia de Catalunya para apoderarse del estado español y gestionar su odio. 
Los mismos españoles deberían linchar a esta gentuza.

¡DUI YA!

Diferentes puntos de vista sobre viñetas de humor…

13 Sep

¿Recuerdan esta viñeta de El Punt/AVUI?

La que se lió…

Pero, en cambio…
Con esta otra:

Es un alegoría…

Ya, ya sé lo que piensan, que son unos malditos malnacidos estos españoles…
Pues sí, lo son.

TENIM PRESSA!!! 

El PSC ya sabe qué cabeza de lista le gustaría…

1 May

spain crisis

ESTE BLOG ES EL ARCHIVO DE SPAINCRISIS.BLOGSPOT.COM (si quieres escribir un comentario y tener una respuesta rápida, mejor que lo hagas en ese blog)