Archivo | WAR RSS feed for this section

Rajoy está a favor que a los catalanes les llamen nazis.

29 Nov

Ya nada sorprende, sabíamos que nos provocarían, quieren un estado de excepción para Catalunya… Aunque, en otros países, la población respondería a semejante barbarie con violencia, nosotros debemos quedarnos en casa y contar hasta 100 ( ó 100.000…)

La catalanes tenemos la piel dura, lo aguantamos todo, tanto que incluso no saldremos a la calle para manifestarnos en contra del presidente del gobierno.

Solo un ser vil, lleno de odio y frustrado por no salir del armario, puede ser capaz de insultar a 7.500.000 millones de catalanes.

En fin, las palabras de Rajoy ante la pregunta sobre qué pensaba que la Generalitat emprendiera acciones legales contra los que tildan de nazis a los catalanes ha sido:

“Si pretenden multar a alguien por tener una determinada posición y,
más en este caso coincide con la de la inmensa mayoría, 
no puedo decir otra cosa que es un disparate y que espero que todo eso se quede en nada”

En lo libros de historia de la Catalunya libre se recordará este día.
Todo un presidente del gobierno nos llamó nazis…
Ya sólo faltaba él…

Ya ven, Rajoy, como la inmensa mayoría que, según él, piensan que los catalanes somos unos nazis… Toda una declaración de guerra.

En fin, los catalanes solo esperamos a que muy pronto podamos votar y largarnos de un puñetera vez de la puta España de la que hablaba Rubianes.
Un estado putrefacto en el que su presidente está al lado de los que llaman nazi al pueblo catalán.

Creo, incluso, que si mañana se declarara unilateralmente la independencia tendríamos el apoyo de muchos países. No creo que haya ningún ciudadano del mundo que aguante semejante aberración, ya sólo falta que nos degüellen o que nos quemen vivos.

La verdad, no me imagino a la Merkel defendiendo a medios que llamaran nazis a los de Baviera.
Menos aún, diciendo que es lo que piensan la inmensa mayoría de alemanes.

CONFÍO, MAÑANA, PODER ESTAR ORGULLOSO DE MI PRESIDENT…

Anuncios

¿El ejército español puede invadir Catalunya?

16 Sep

SI y NO
De poder, pueden, aunque con algún problema con las cabinas de pago de las autopistas…

La otra carretera para llegar a Barcelona es la nacional 340, con rotondas y curvas infernales ya sea por las costas de Garraf o por el Ordal. 
Sería curioso ver como la falta de infraestructuras sería beneficioso para poder tener tiempo para la reacción…

EN SERIO:
Para empezar, los vehículos blindados, de combate, tipo VAMTAC, Nissans y demás, no asustan al personal.

Lo que acojonaría a los catalanes son los “tanques”:

Hay:
365 Pizarros,
135 VEC M1,
84 Centauros
108 Leopards alquilados

Bien, para empezar los Leopard no podrían utilizarlos, en Catalunya viven 20.000 alemanes…

No creo que todos los carros de combate fueran para Catalunya, no sea que Marruecos invada Ceuta y Melilla…

Pero imaginemos lo peor y que España envía 500  tanques a Catalunya.

Catalunya tiene un total de 946 municipios de los que 63 superan los 20.000 habitantes (en los que vive el 70 por ciento de la población catalana).

Recordemos que el excoronel Amadeo Martinez Inglés llegó a calcular que haría falta 100.000 soldados para ocupar Barcelona (o sea todo el ejército español) y que La ocupación militar del territorio de Cataluña –con casi 32.000 kilómetros cuadrados– requeriría, para su control efectivo, una fuerza del orden de 270.000 soldados.

De momento, ya no hay un tanque por población, aunque cierto es que el ejército intentaría controlar esos 63 municipios con más de 20.000 habitantes.

Pero cuidado, podría encontrarse con que los de Territori Català Lliure que controlan 197 poblaciones (y la mayoría menores de 20.000 habitantes) declararan un gobierno provisional de Catalunya como estado independiente…
Así que, mucho me temo que, para controlar Catalunya, deberían enviar tropas, tanques, camiones y vehículos a todas partes del territorio catalán.

Y cuidado, a la primera víctima saltaría todo por los aires y el conflicto podría sufrir una escalada violenta y tendrían que venir los cascos azules…

De la misma manera que los aviones no podrían atacar, sería el fin de la presunta “legalidad” española. Además, no sé con qué… los F-18 no podrían intimidar por el mismo motivo que los Leopard, en Catalunya viven 6.000 norteamericanos. Los Eurofighter tampoco, sólo CASA…

Vamos a ver, sólo el hecho que en Catalunya vivan 1.200.000 extranjeros (400.000 europeos) hace inviable cualquier invasión. No estamos hablando de países como Siria o Libia que los extranjeros cabían en un barco y en una docena de aviones. En Catalunya hay súbditos de 133 países diferentes…

Continuemos con la quimera…
Así que, durante el resto de la vida, España debería tener a todo su ejército vigilando a los catalanes…
¿Y con qué dinero?
Claro, a la que España enviara tanques a Catalunya la prima de riesgo subiría el triple.
Los mercados internacionales cerrarían el grifo, os recuerdo que España cada año tiene que refinanciar 250.000.000.000 de euros de deuda, por lo que, el estado español entraría en default (suspensión de pagos) como Argentina. Pero con una gran diferencia, los argentinos tenían y tienen petróleo.

La economía quebrada española debería pagar por adelantado sus importaciones de petróleo. Los acreedores embargarían los bienes españoles en el extranjero (¿El Juan Sebastián Elcano?).

El PIB español bajaría en un principio un 10%, el paro llegaría a los 8.000.000. La economía catalana estaría en suspenso por el férreo control militar. Es más, no habría ni un catalán que pagara sus impuestos al país que los tiene conquistados…

Brutal corralito en España, el fondo de las pensiones está “invertido” en bonos del estado. El ejecutivo rebajaría a la mitad las pensiones y prestaciones.
El pueblo español empezaría a salir a la calle reclamando ¡qué se vayan a la mierda los catalanes!

A todo eso, ¿alguien sabe lo que cuesta mantener a 100.000 soldados y 1.000 vehículos de todo tipo fuera de sus cuarteles…

Por el ataque al pueblo pacífico catalán y por dejar de pagar la deuda, la reputación de España estaría a la altura de Libia o Siria… La Marca España se hundiría junto con el turismo…

Ante estos números y actitudes, España sería “invitada” a salir de la eurozona, quizás de la UE también…

Es evidente que se conseguiría arruinar la economía catalana y la española. Y finalmente solo cabría, con mediadores internacionales, que Catalunya y España se sentaran a negociar y pactar la separación.

Así que, señores, veo más fácil que rapten y encarcelen a Artur Mas a que entren los soldaditos…

Claro que… también hay la posibilidad que se sientan a negociar mañana mismo. Pero la caverna del odio mesetario prefiere la guerra antes que ello.

EN FIN…

Madrid, los juegos del terror.

26 Ago

Horror, el horror…

Las juventudes hitlerianas y franquistas van como Pedro por su casa en Madrid.

En la capital del reino están prohibidas las esteladas pero no las banderas nazis y anticonstitucionales.

Esperemos que toda esta simbología fascista y guerracivilista haga mella en las posibilidades de Madrid para conseguir las olimpiadas del 2020.
Una ciudad que no combate el fascismo no se merece albergar nada. Y como prueba esa pérdida del -10% de turismo y del -14% de pasajeros en Barajas. El mundo empieza a saber las miserias intelectuales de Madrid.

Los cachorros del PP tienen barra libre para liarla en Madrid y, si pueden, en Barcelona.

Esto es lo que provoca la educación sectaria  de la comunidad de Madrid, y eso que no son bilingües…

Una muestra más que en España no hubo transición, a los fascistas, torturadores y criminales de guerra se les perdonó y se les pidió paciencia. La ultraderecha les prometió que en unos años todo sería como antes.
Esa momento ha llegado, para muestra la recentralización del estado, la persecución del idioma catalán, el expolio, la falta de inversión… Tan sólo faltaba el enardecimiento de Franco y el fascismo.

Lo próximo será atentar contra los catalanes…

Urge la consulta y apremia el largarse de España, todo lo que está por venir no será nada bueno.
Fascismo disfrazado de transversalidad, anticatalanismo brutal, miseria, expulsados del euro y vuelta del franquismo.

Que los tertulianos de Madrid llamen nazis a demócratas catalanes con toda impunidad ya hubiera tenido que ponernos en serio aviso, por desgracia, los políticos catalanes, a diferencia de la sociedad civil, no están a la altura.
Un nuevo decreto de nueva planta está al acecho…

El Reino Unido envía sus barcos de guerra a Gibraltar.

9 Ago

En el mundo normal cuando te agreden responden.

España está acostumbrada a vilipendiar a los catalanes sin que pase nada, no devolverles su dinero, no construir las infraestructuras presupuestadas, llamarles nazi, robarles 20.000.000.000 al año, neutralizar sus impuestos, impedir que sus atletas participen con la bandera catalana, destruir su cultura y educación…

Pero Gibraltar no es Catalunya, España ha agredido a su población y los ingleses envían un portaviones (parecido al que España está desmantelando a precio de chatarra) además de 3 barcos de guerra y 5 embarcaciones de apoyo.

Es evidente que para la población desmoralizada esto es un duro golpe, la moral de los españoles por los suelos, todos esos fanáticos que miran el peñón desde La Línea, con su bandera española en la espalda, ahora verán unas maquinas de guerra que destruirían la ciudad en un visto y no visto…

Completamente humillados por los ingleses, por el gobierno español y con un paro por encima del 40%…
Y lo triste es que los pocos que trabajan es gracias al “enemigo llanito”…

Al menos, Franco les construía campos de fútbol.

Gibraltar, España, borbones, Reino Unido, Catalunya, independentismo, barcos de guerra… me suena a 1714.
Incluso hay botiflers…

España ahoga más a Catalunya…

31 Jul

Son insaciables, no se conforman con los 20.000.000.000 de expolio al año. De las infraestructuras que no construyen, del dinero que le deben a Catalunya (disposición tercera y demás…).

Hoy se recordará en los libros de historia de la Catalunya libre como el principio del fin.
Los políticos catalanes andan un tanto acobardados, es el momento del pueblo, la gente debe exigir que el gobierno catalán cumpla el mandato de los votantes.

Catalunya, País Valencià y les Illes estaban pendientes hoy de conocer el límite de déficit que el estado español imponía a cada comunidad. De momento ya se sabe la imposición por el Principado, que es del 1, 58%, muy lejos de la petición de la Generalitat (2,1%). El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya advirtió este fin de semana que cualquier objetivo de déficit inferior al 1, 8% sería insuficiente y, por tanto, podría hacer que el gobierno dejara pasar el año con el presupuesto del 2012 prorrogado. Con todo, la decisión final la tomará el Ejecutivo en una reunión extraordinaria el 6 de agosto.

Por otra parte, el mal ambiente entre los asistentes ha captado desde el primer momento. El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, ha protestado porque el año que viene Catalunya recibirá 500 millones menos del modelo de financiación. Mas-Colell se ha enterado esta mañana en una reunión técnica de Hacienda con las autonomías respecto a los ingresos del 2014.

Para el 2014 el Ministerio de Hacienda ha establecido un objetivo de déficit del 1% que, contrariamente a la de este 2013, será uniforme para todos, es decir, que no se repetirá la asimetría que se ha puesto en marcha este año y que tantas críticas ha provocado entre los territorios del PP.

Por el contrario, el Estado se reserva un 5,2% de déficit para 2013 y un 4,8% en 2014. El gobierno español argumenta que el Estado debe afrontar pagos como las pensiones o el paro que crecen debido a la crisis y del descenso de la ocupación. MENTIRA, SE PAGA CON EL DINERO DE LOS AFILIADOS…

2.600 millones menos para la Generalitat

Cumplir con el 1, 58% de déficit para Catalunya implicará que el pueblo catalán dispondrá de 2.600 millones de euros menos. Según fuentes del departamento de Economía, de estos 1.343 corresponden a concesiones que este año ya no recibirá la Generalitat, como por ejemplo la de ATLL o el Túnel del Cadí. Se suman 350 millones que hay que pagar de intereses de la deuda y 150 en pagos en diferido de obras como la Ciudad de la Justicia.

Todos estos conceptos ya sumaban 1.800 millones, y se añaden a los 800 que habrá que recortar por el nuevo objetivo, porque cada décima de déficit menos son 200 millones y entre el 1,96% registrado en 2012 y el 1,58% que habrá cumplir este año hay cuatro décimas.

El objetivo de Catalunya se sitúa de esta manera sólo 0,25 puntos por encima del promedio que deberán cumplir todos los territorios del Estado, que es de un 1,3%. Una asimetría que ha provocado fuertes quejas por parte de las comunidades del PP, especialmente de Madrid (la que nos roba a todos) y Extremadura (la que recibe el 17% de su PIB), que en los últimos meses han expresado su recelo por el supuesto trato de favor para Catalunya.

Mas-Colell reprocha a Montoro que se reserve “el pastel”

La cifra ha provocado la reacción del consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, que ha aprovechado su turno de palabra para reprochar a Montoro que haya reservado para la administración central la mayoría del “pastel” del déficit. De hecho, ha recordado Mas-Colel, el déficit que podrá asumir el Estado supera por seis el de las administraciones territoriales. “No voy a entrar en el espectáculo, todos hemos hecho sacrificios, ha dicho el consejero”.

Mas-Colell también ha lamentado que el Gobierno haya recortado sustancialmente los ingresos que la Generalitat recibirá el 2014 por el sistema de financiación. Según ha anunciado él mismo a las puertas de este Consejo, el Gobierno recibirá 500 millones menos que en 2013 a pesar de que disponía de una previsión optimista respecto a estos ingresos.

EN FIN, UNA TOTAL DECLARACIÓN DE GUERRA.
EL PUEBLO CATALÁN ESTA PREPARADO
¿Y LOS POLÍTICOS?

La caverna apunta y sus cachorros disparan…

31 Jul

13tv, ABC,  Intereconomía, la Gaceta, La Razón, Ussía… todo lo más casposo y ultra ha atacado al PUNT AVUI por un viñeta. Rápidamente los secuaces de la caverna fachosa han ido al ataque…

Espero que otros no hagan lo mismo en Catalunya en contra de medios españoles que, por suerte, pocos o casi ninguno hay.

Sigue el terrorismo verbal en contra de Catalunya.

23 Jul

Brutal ataque, nazi y franquista, en contra del pueblo catalán.

Es evidente que Catalunya y España están en punto de no retorno. Desde el pasado 11 de septiembre el gobierno español ha maquinado leyes para destrozar la economía catalana, conducir a la miseria a Catalunya, sus empresas, sus asociaciones culturales y deportivas… A ello hay que sumar el brutal expolio, la inversión nula y el impago de deudas.

Una situación límite que poco a poco se va agravando por el insulto duro y puro, primeros eran articulistas de segunda, luego fascistas tertulianos y ahora son la casta corrupta política española.

Des de Madrid quieren provocar a los catalanes, fomentar la confrontación, desean una guerra civil y desde aquí habrá que estar muy templado para no caer en la tentación de devolver los insultos…


A todo eso, el sucio, grasiento, machista y depravado sexual de Sostres:


Un pobre desgraciado ha tenido que dimitir por usar esta expresión, o mejor dicho: el ministro Margallo le ha cesado. Si hubieran sido cesados o hubieran dimitido todos los que alguna vez han dicho “españoles de mierda”, o los que con más o menos gracia han sugerido que España es una mierda, no quedaría ningún independentista con cargo. Pero es que además es verdad: “catalanes de mierda”. Lo dijo también don Luis de Galinsoga: todos los catalanes son una mierda, y en su caso tuvo más mérito en tanto que se avanzó a su época, porque en aquel entonces todavía los catalanes no habíamos explicitado nuestro interminable repertorio de miserias.

Que después de tanto tiempo nuestros recursos sean manifestaciones multitudinarias, conciertos maratonianos, silbar himnos y hacer cadenas humanas es en efecto lamentable. Somos una gran mierda. Que nos hayamos dejado saquear por una casta política infame justifica cualquier insulto que puedan dedicarnos.

Un pueblo digno se alza para conseguir lo que quiere y lo consigue de inmediato, porque sentimiento y destino son una sola cosa. Un pueblo que quiere ser libre toma la libertad al precio que sea y la defiende como quien defiende su vida, porque ambas cosas son lo mismo entre hombres y países dignos.

Pero a los catalanes nos falta dignidad y nos sobra orgullo: y eso nos convierte en un pueblo mezquino e incapaz de estar a la altura de nuestra Historia.

La exacta medida de nuestra mediocridad se concreta en que todavía sean necesarios este tipo de debates, después de tantos años. Los corderos siguen siendo corderos y no se han convertido en leones. Que el ministro Margallo obligue a dimitir al pobre diablo que nos llamó “mierda” es un premio de consolación para una Cataluña que insiste en retozar en el lodazal del victimismo sin querer pagar el precio de su emancipación, mientras acusa a los demás de querer exterminarla cuando en realidad es ella misma quien se degrada con su cobardía, con su presidente y su equipo que en un país normal pedirían caridad por las esquinas, y con una ambición política de poblado, de tribu moralmente invertebrada e intrínsecamente corrupta.

Que don Luis de Galinsoga, director de La Vanguardia cuando La Vanguardia era franquista en lugar de independentista, fuera cesado por Franco al decir que todos los catalanes son una mierda, fue una clarísima mediocridad del Caudillo, que habría ayudado mucho más si en lugar de matar al mensajero hubiera clausurado La Vanguardia, para corregir de este modo el diagnóstico de don Luis, que de ningún modo se puede considerar tan equivocado si uno piensa que un diario como La Vanguardia era y es el que más leen los catalanes.

El cese de este pájaro de la Marca España es más o menos el mismo caso. Mientras nos escandalizamos por sus palabras evitamos cualquier autocrítica, cualquier introspección y cualquier apuesta por el progreso y la calidad; y nos hundimos cada vez más en la podredumbre, en la miseria y en la mezquindad, armando de todavía más razones al próximo bravucón que venga a insultarnos.

El ejército español no podría invadir Catalunya.

29 Jun

Últimamente aparecen libros en los que se apunta a Catalunya como territorio problemático.

Párrafos como:

 “Si el derecho a la vida independiente y autónoma se lo concedemos a quien «quiere y puede», estamos consagrando la fuerza como elemento de legitimación de la vida social. Habremos vuelto a la selva. Al admitir las distintas pretensiones secesionistas que se puedan formular en una sociedad, se abren miles de conflictos de consecuencias trágicas; y, por ende, también es racional actuar en consecuencia para evitarlo“.

El estudio firmado por abogados de la Estado, magistrados del Tribunal Supremo, catedráticos universitarios o técnicos superiores del Estado, alertan del peligro de “implosión” del Estado español en un plazo cinco años si se continúa cediendo ante las “demandas independentistas”. “Por supuesto que el riesgo de soluciones bélicas estará más cerca”, asegura el estudio, dejando claro que la intervención de la fuerza antes de que estalle todo es necesaria para evitar males mayores. “Para evitar procesos revolucionarios de finales impredecibles”, sentencia el libro.

LIBRO CON FOTO DE PORTADA SACADA DE FLICKR  

Ya ven, desde Madrid ya hablan de conflicto, de una posible guerra con Catalunya.
Difícil porque Catalunya no tiene ejército…

Complicado calcular sobre las consecuencias que tendría ver tanques entrando por la Diagonal de Barcelona.

En un principio, brutal daño a la economía, llámese turismo, inversiones…
Internacionalización del conflico, portadas  de todo el mundo con el ejército español callando la voz démocrata del pueblo catalán. Quizás alguna instantánea tipo plaza de Tian’anmen.

Manifestaciones en todo el mundo a favor del pueblo catalán…

Marca España por los suelos.

También ya veríamos como reaccionaria Europa:  Un estado de la UE impartiría la ley marcial en ciudades catalanas con cientos de miles de ciudadanos europeos…

El conflicto bélico sería una huida hacia delante de la España quebrada, un intento de arruinar también a Catalunya ya que os marcháis os dejaremos en la miseria. Sólo serviría para eso, aunque conllevara que la deuda española se multiplicar por 2…

Y sólo que hubiera una muerte, España perdería cualquier atisbo de razón.

Posiblemente se convocaría un congreso internacional con convenio o tratado para solucionar el problema. Evidentemente, una Catalunya humillada subiría sus pretensiones, sus negociadores serían mucho más feroces, de roptura total.

Finalmente se establecería una hoja de ruta hacia una independencia pactada con ejercicio de solidaridad, se estipularía una cantidad y reparto de bienes y de deuda. 
Catalunya sería independiente, con mucho que hacer. Y España con una deuda del 200% de su disminuido PIB.

Evidentemente, cuando hay conflicto, más rápidamente te acptan en organismos internacionales.


POR LO QUE, YA PUEDEN VENIR MAÑANA MISMO LOS TANQUES.

PERO… ¿TIENE ESPAÑA CAPACIDAD PARA LLENAR DE SOLDADITOS CATALUNYA?

Suficiente soldados y vehículos para calmar el millar de municipios que hay en Catalunya.
Sí claro, puede detener a Mas y Junqueras, pero ¿podrían detener a un pueblo levantado que se negaría a pagar impuestos a esa España que le envía soldados…?

Extracto de la entrevista que público.es le ha hecho al excoronel Amadeo Martínez Inglés:

¿Cree que el Ejército actuará si finalmente Catalunya se independiza?

“El Ejército español nunca va a invadir Catalunya. Eso lo dicen cuatro militares retirados de la extrema derecha. Sus 15 o 20.000 soldados operativos -porque lo demás es fantasía, hay 80.000 personas en una lista, pero soldados de combate no pasan de 20.000 hombres -están volcados en misiones en el exterior.
En realidad, si España tuviera un susto en África… tenemos un miniejército de risa. Catalunya es un muy grande, operativamente hablando. Para ocupar sólo Barcelona harían falta 100.000 soldados. Pueden ocuparla dando un susto por la noche, pero luego ¿cómo la aguantas? Es imposible, tanto logística como económicamente, que se intervenga en Catalunya.”

 Recordar que hace unos meses Mikel Buesa hizo un estudio sobre la cantidad de soldados que hacían falta para someter a Catalunya. Entre otras cosas dijo:
La ocupación militar del territorio de Cataluña –con casi 32.000 kilómetros cuadrados– requeriría, para su control efectivo, una fuerza del orden de 270.000 soldados, que actualmente no se encuentra disponible en nuestro país. Las Fuerzas Armadas españolas cuentan, en efecto, con un total de 134.772 hombres y mujeres, incluyendo los militares de carrera y de complemento, las clases de tropa y marinería y los reservistas voluntarios; es decir, aunque se movilizaran completamente, los ejércitos apenas llegan a la mitad de los efectivos teóricamente necesarios para restablecer el orden constitucional en el caso de que se produjera la secesión. Incluso si a esa fuerza se sumara la totalidad de los 80.210 miembros de la Guardia Civil, la capacidad militar de España es dudosa para el logro de ese objetivo.
Tampoco se puede olvidar que en Cataluña hay actualmente 16.654 mossos y 10.894 policías locales, es decir, una fuerza con más de 27.000 efectivos con experiencia en el empleo de la fuerza armada QUE DEBERÍAN INMOVILIZARSE, o sea como prisioneros de ¿guerra?

RADIOGRAFÍA DEL EJÉRCITO (TRANSCRIPCIÓN DE EL PAÍS):

El portaaviones Príncipe de Asturias, el único con que contaba la Armada española, va camino del desguace, con solo 25 años de antigüedad, porque no hay dinero para mantenerlo operativo y, mucho menos, modernizarlo. El buque de aprovisionamiento en combate Cantabria ha sido prestado durante un año a Australia, con tripulación incluida, a cambio de que corra con los gastos y con la esperanza de que encargue a los astilleros españoles un barco gemelo. El Ejército de Tierra ha inmovilizado la mitad de sus blindados para ahorrar gasolina y el Ejército del Aire ha dejado a casi un tercio de sus pilotos en el suelo porque no puede pagar horas de vuelo para todos.
Hace ya un año que el jefe de la cúpula militar entregó al ministro de Defensa, Pedro Morenés, un documento titulado Visión 2025 en el que diseñaba el futuro de las Fuerzas Armadas en el horizonte de una década que preveía una reducción de 15.000 militares y 5.000 civiles, Morenés lo minimizó alegando que se trataba solo de una opinión y que el Gobierno aprobaría su propio informe, que intentaría consensuar con la oposición. No se ha vuelto a saber nada de él.
“Somos, con Luxemburgo, los que menos gastamos en defensa”, aseguraba Morenés el pasado día 1 en una entrevista en El Mundo. Luxemburgo dedica el 0,5% de su PIB al gasto militar y los responsables de Defensa aseguran que España gasta el 0,6%; es decir, unos 6.000 millones de euros, que es la cantidad que los Presupuestos Generales del Estado atribuyen a su departamento. Pero el informe de Hacienda sobre ejecución presupuestaria evidencia que Defensa dispuso en 2012 de 9.066 millones, un 50% más de lo previsto inicialmente. Eso equivale al 0,9% del PIB, que probablemente llegue al 1% cuando se incluyan las pensiones militares, como hace la OTAN en sus estadísticas.
No es mucho, ya que sigue dejando a España a la cola de los países aliados, pero es el doble que Luxemburgo y seis veces más que los ministerios de Asuntos Exteriores o Justicia.
El verdadero problema es que 1.800 millones, aprobados mediante un crédito extraordinario, se han dedicado a pagar las deudas pendientes de los grandes programas de armamento, que se pusieron en marcha cuando España se creía más rica de lo que es hoy y que no respondían muchas veces a las necesidades de los ejércitos sino a las de una industria militar en proceso de privatización.
El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, anunció el pasado día 25 en el Congreso un plan de “reconducción” de los grandes programas para intentar digerir una factura de casi 30.000 millones que hipoteca el presupuesto militar hasta el año 2030. Defensa ha recortado el coste de algunos programas y ha reducido el número de unidades de varios, pero lo ha hecho allí donde era posible, no donde resultaba más conveniente.
El Ejército ya ha recibido 235 carros de combate Leopard, aunque su prioridad es muy discutible y los 100 primeros, cedidos por Alemania, están embalsamados en Zaragoza, a la espera de poder venderlos. En cambio, tendrá 73 Vehículos de Combate de Infantería (VCI) Pizarro menos de los previstos. Como ambos blindados son las dos patas del arma acorazada, dos regimientos de Leopard se quedarán sin su batallón de Pizarro. “Operativamente es, como poco, una solución desequilibrada”, admite un teniente general en la reserva.

La tijera ha podado con saña los helicópteros de transporte NH-90, que han pasado de 45 a 22. Estos aparatos constituyen una de las capacidades más demandadas en misiones internacionales. ¿Por qué se han recortado entonces? “Porque se podía, porque no es tan fácil revisar programas ya acabados \[Leopard\] o sujetos a compromisos internacionales \[como el caza EF-2000 o el avión de transporte A400M\]”, explica un experto. Defensa aduce, además, que el pedido no incluía los equipos indispensables para hacerlos operativos; es decir, faltaba lo necesario para que pudieran volar. Por eso, los 22 NH-90 saldrán más caros que los 45: 190 millones más. “Se hizo así porque no se pensaba en el Ejército, sino en instalar una fábrica de helicópteros en Albacete”, concluye.
Al margen de estos grandes programas, el gasto de personal se lleva el 75% del presupuesto ordinario. Desde 2010 las Fuerzas Armadas han perdido 7.500 soldados y marineros. El año pasado no se convocó ninguna plaza y este año están previstas 1.500. Como las bajas anuales se estiman en unas 3.500 y las nuevas incorporaciones no se producirán hasta dentro de unos meses, los efectivos de tropa rondarán 75.000 a final de año, 5.000 menos de los previstos por ley.

España no tiene menos soldados porque lo haya decidido Defensa, sino porque Hacienda pone trabas a nuevas contrataciones. El resultado es una macrocefalia creciente: frente a la reducción de la tropa en más de un 10% los últimos tres años, los cuadros de mando (oficiales y suboficiales) solo han bajado un 3,7%. El decreto de plantillas aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 31 de mayo prevé un recorte del 3,5% de los mandos hasta 2017. Solo entonces, con dos años de retraso, se reducirá a 200 el número de generales y a 1.050 el de coroneles.

Lastradas por el gasto de personal y la hipoteca de los grandes programas de armas, el problema más acuciante para los ejércitos es el alistamiento; la disponibilidad de las unidades para actuar cuando sea necesario, lo que requiere dotarlas de personal y equipos y, sobre todo, adiestrarlas. La partida destinada a dietas, munición o combustible se ha reducido este año un 15% y la de mantenimiento un 25%; la rebaja acumulada desde 2008 está en torno al 60%.
El Ejército de Tierra ha recortado sus ejercicios anuales a la mitad (650 frente a 1.400) y el Ejército del Aire ha programado 60.000 horas de vuelo (frente a las 85.000 necesarias). “Los pilotos deben turnarse para no perder su aptitud para volar”, se lamenta un exmando de la Fuerza Aérea. En la Armada, la media de días de mar por buque se ha reducido a la cuarta parte.
“Las Fuerzas Armadas corren el riesgo de convertirse en una institución frágil y hueca. Si el ajuste presupuestario se agudiza, podríamos perder capacidades esenciales. La recuperación de algunas unidades podría ser inviable”, ha advertido el almirante García Sánchez.
Hasta ahora, la falta de adiestramiento se ha suplido con las misiones internacionales. Antes de salir se somete a las unidades a un intenso programa de instrucción y se las equipa con lo necesario. No se escatiman medios porque Defensa dispone de un crédito ampliable sin límite que en 2012 sumó 753 millones. La fórmula tiene inconvenientes: el esfuerzo se limita a algunas unidades y solo para los riesgos a los que pueden enfrentarse. Ni artillería ni defensa antiaérea. Pero es mejor que nada.
El temor de los militares es que este balón de oxígeno —que les ha permitido adquirir los blindados antiminas RG-31 o Lince, entre otro material del que carecen en España— se acaba. Defensa está en pleno repliegue: ha reducido a la mitad su contingente en Líbano (de 1.100 a 558) y en 2014 solo quedarán en Afganistán entre 200 y 300 soldados, frente a 1.200 de hace un año. Sin misiones internacionales, las unidades apenas podrán salir del cuartel.
El Ejército de Tierra ha puesto en marcha un plan para pasar de las actuales diez brigadas especializadas (acorazada, mecanizada, ligera, paracaidista, etcétera) a ocho polivalentes. Se trata de que cada brigada tenga un regimiento de cada tipo, de forma que se asegure, mediante turnos, que siempre hay al menos una unidad de cada especialidad preparada para intervenir si se la necesita. Como no hay dinero para los traslados que ello acarrearía, el cambio de adscripción solo se hará sobre el papel.
Por su parte, el Estado Mayor de la Defensa trabaja en la puesta a punto de un “núcleo” de Fuerza Conjunta de Reacción Rápida caracterizada por su eficacia, versatilidad, carácter expedicionario, alta disponibilidad y resiliencia. Además, está poniendo en marcha los nuevos mandos de Vigilancia Marítima, Defensa Aérea, Ciberdefensa y Operaciones Especiales.
Se trata, según un alto mando, de “salvaguardar las capacidades críticas” para evitar su deterioro irreversible, a la espera de que amaine el temporal o el político (Gobierno y Parlamento) decida qué Fuerzas Armadas quiere. Lo que los militares saben es que las actuales no se pueden mantener con este presupuesto.

EN FIN, NO CREO QUE SE ATREVIERAN CON LOS MIQUELETS…

Los militares de España estarían preparando un golpe de estado.

2 Jun
There Are Dark Rumblings Of A Coup D’État In Spain

El artículo:

Spain is on edge. Unemployment is nearly 26%, youth unemployment over 55%. The government is mired in a corruption scandal. The economy is grinding to a halt. On January 23, the Catalan assembly declared that the region constituted a “sovereign political and legal entity.” A step closer to secession.

And then a general gave a speech.

It’s just now percolating to the surface, but it happened on February 6, according to people who attended a conference on the Armed Forces and the Constitution at the Gran Peña, a club in Madrid that is a favorite hangout for retired military officers.

The discussion was moderated by José Antonio Fernández Rodera, editor of the military’s magazine, Revista Jurídica Militar. Among the speakers were Ángel Calderón, Chief Justice of the Military Chamber; Pedro González-Trevijano, Chancellor of the King Juan Carlos University; and General Juan Antonio Chicharro, until 2010 commander of the Marine Corps and now in the reserves. About 100 people were in the audience.

There was nothing unusual until General Chicharro spoke. From the outset, he made clear that this wasn’t an impromptu speech. According to various attendees, he apologized; he would have declined the invitation to speak, he said, but the current “separatist-secessionist offensive” in Catalonia obligated him to come forward.

In the armed forces, “there is a general feeling of preoccupation, fear, uncertainty, and confusion” on this topic, he said. He lamented the dismissal of General José Mena in 2006 after he’d publicly suggested that military intervention might be needed to counter Catalonia’s demands for increased autonomy.

He criticized Catalan separatists for their distorted interpretation of the Constitution with regards to secession and offered his own interpretation of two articles: Article 8.1, which charged the Armed Forces with defending Spain and its territorial integrity; and Article 97, which spelled out the subordination of the military to the civilian government. The first was at the hard core of the Constitution, he said. The second was further removed, with less force.

And so, while using conditionals and turning statements into questions, he spun a theory on when the military would be justified in overthrowing the government. The problem would occur, he said, “if those responsible for the defense of the Constitution didn’t behave as their role required.”

He asked his listeners to imagine what would happen if the Popular Party (PP) were to lose its absolute majority in the next general elections, and the Catalan nationalists were to demand, in exchange for their support, a change of the Constitution to undo the doctrine of the “indissoluble unity” of Spain.

“So what do the Armed Forces do?” he wondered, but gave no answer. “The rules are one thing, practice is another,” he said enigmatically. “If the defense mechanism of the constitutional order doesn’t work, by act or omission, then….” He didn’t complete the sentence. “The country is more important than democracy,” he said. “Patriotism is a feeling, and the Constitution is nothing but a law.”

Rousing applause, a standing ovation, cries of “Bravo! Bravo!” The questions from the audience went even further than the General’s speech—until chancellor González-Trevijano cut them off: “The alternative to the constitution is collective suicide,” he said.

When the story began to leak out, Diego López Garrido, the Socialist spokesman in Parliament on defense issues, pressed the Ministry of Defense to take immediate action against the general; he was still subject to the military disciplinary code which frowned upon suggesting coup d’états—in  public. And on Thursday, the Ministry said that it has opened a preliminary inquiry to determine what exactly the general had said and if it ran afoul of any laws.

Perhaps warned by the general, the government is taking the hardest possible line against Catalonia’s ambitions to secede. On Thursday, the State Council issued an opinion indicating that there were sufficient legal grounds to dispute the declaration by the Catalan assembly. On Friday, Prime Minister Mariano Rajoy announced that the government would roll out its biggest legal gun. It would take the declaration to the Constitutional Court on the grounds that it violated the Constitution.

The economic nightmare with too many out-of-work restless young people on the streets, the secession of a region, a constitutional crisis in the wings, and dark rumblings by generals combine into a volatile mix. What had started out as a housing bubble that turned into a debt crisis then a broad economic crisis has morphed beyond the economy. It’s gnawing on democracy.

Now, a political espionage scandal blew up—in Catalonia of all places—scattering debris and money laundering allegations far and wide. Read….. A Vast Political Espionage Scandal To Top Off The Sordid Corruption Scandal In Spain.

Read more: http://www.testosteronepit.com/home/2013/3/1/dark-rumblings-of-a-coup-detat-in-spain.html#ixzz2V3P8apTS

Casualmente en TVE, JOSÉ MANUEL OTERO NAVAS, ministro de la UCD y presidente de algo en la Universidad, ultraderechista y ultracristiana, CEU San Pablo de Madrid ha amenazado con que habrá que meter ametralladoreas en Catalunya. Auténtico enardecimiento del terrorismo de estado.

Todo esto llega cuando, curiosamente, el ejercito está de maniobras en Catalunya y los tertulianos de Madrid hablan del fusilamiento de Companys…

HABRÁ QUE ARMARSE…

Mientras los mandatarios catalanes bailan sardanas en España se plantean el artículo 155…

29 May

En el periódico de Exuperancia:

EL CAMINO emprendido por los nacionalistas catalanes, desde los mismos inicios de nuestra actual democracia, evidencia sobre todo una cosa: su deslealtad constitucional. La Constitución fue aprobada en Cataluña por el 88% de los que votaron en el referéndum de 6 de diciembre de 1978, con un 67% de participación. Lo cual significa que en esa fecha la inmensa mayoría de los catalanes aceptaban la nueva Carta Magna española. Sin embargo, este apoyo masivo de los ciudadanos no fue correspondido por la nueva clase política catalana que comenzaba a gobernar, porque pronto empezaron a incumplir algunos preceptos constitucionales. Como ya dije en el artículo de ayer, la inmersión lingüística y otras medidas de la Generalitat chocaban de frente con la Constitución, demostrando así la falta de lealtad de los gobernantes catalanes. Si quisiéramos poner un ejemplo sorprendente de estas conductas, habría que referirse al cerebro gris de la tendencia soberanista adoptada por la Generalitat, tanto con los Gobiernos de CiU como con los del tripartito. Me refiero a un colega mío, una persona extremadamente educada, muy buen jurista y, lo que yo ignoraba, un ferviente catalanista. Perteneciente a una de las familias influyentes de Cataluña, fue nombrado magistrado del Tribunal Constitucional en 1992 a propuesta de CiU, siendo después vicepresidente del mismo. Haber pertenecido durante nueve años al órgano encargado de hacer respetar la Carta Magna no ha sido un título suficiente para evitar su comportamiento en contra de la propia Constitución.

En efecto, a él se debe la metodología empleada en la redacción del Estatut, a efectos de desarmar la Constitución, atribuyendo a la Generalitat un número ingente de competencias exclusivas, que aparecían blindadas. Si el Estatut posee 223 artículos se debe a que de forma minuciosa se han ido desgajando detalladamente cualquier competencia en subcompetencias para evitar que el Estado pueda legislar sobre ellas, a pesar de que en la Constitución aparecen como competencias exclusivas del Estado. Es evidente que Carles Viver i Pi-Sunyer, al que ya se había nombrado Director del Institut d’Estudis Autonòmics, ha sido recompensado nuevamente por su labor de ingeniería técnico-jurídica con el apabullante cargo de presidente del Consejo Nacional para la Transición a la independencia. De esta forma, encabeza un grupo de destacadas personalidades que tienen como misión estudiar las estructuras necesarias que deberá tener el nuevo Estado catalán. Pues bien, la clave para lograr la independencia deseada por los nacionalistas catalanes, consiste en poner en práctica ese llamado derecho a decidir, que no es otra cosa que el derecho de autodeterminación. La forma de ejercitar tal derecho, inexistente en los países democráticos, radica en un referéndum o, como se llama también de forma eufemística, una consulta popular. Desde el punto de vista constitucional los referendos, según el artículo 92 de la Constitución, deben ser convocados por el Rey, mediante propuesta del presidente del Gobierno y con la autorización del Congreso de los Diputados, teniendo como ámbito todo el territorio nacional, luego no existe la posibilidad de convocar, en este supuesto, referendos territoriales.

Un jurista como Carles Viver, que ha sido vicepresidente del Tribunal Constitucional, y que en la actualidad es también magistrado del Tribunal Constitucional de Andorra, sabe perfectamente que no cabe un referéndum como el que reclaman los nacionalistas, salvo que se modifique antes la Constitución. Pues bien, lo curioso del comportamiento de este ex vicepresidente del Constitucional es que para justificar un referéndum inconstitucional, como es el que se reivindica, se agarra al precedente del referéndum con el que se aprobó el Estatuto de Autonomía de Andalucía, el cual iba en contra de alguno de los requisitos que señalaba la Constitución. Aquello, no hace falta recordarlo, fue una cacicada injustificable. Por eso, la argumentación que hace el presidente del Consejo Nacional para la Transición Nacional de Cataluña es realmente asombrosa, puesto que viene a decir que una fechoría justifica otra fechoría.

SEA LO que fuere, con estos antecedentes, si se quiere resolver mínimamente el problema catalán, es necesario que el Gobierno de Madrid tome ya la iniciativa, porque después de lo expuesto, es evidente que todo el arsenal nacionalista se dirige, a trancas o barrancas, a la proclamación unilateral de la independencia. Está claro que la sociedad catalana se halla fragmentada entre los que desean seguir perteneciendo a España y los que quieren independizarse. Sin embargo, desconocemos el tanto por ciento de cada una de las posiciones. Pero el número de independentistas puede ir aumentando tanto por la presión ambiental que ejercen los nacionalistas, como por la permisividad o errores del Gobierno de Madrid. En estos días, se está dando un paso más al haberse comenzado a tramitar en el Parlament la llamada Ley de Consultas, que será la utilizada para convocar ilegalmente el referéndum de independencia. Efectivamente, a pesar de las ambigüedades de la Constitución, de la ley de diversas modalidades del referéndum y del Estatut, es claro que el referéndum, llámese como se llame, está fuera de las competencias de la Generalitat, como dice expresamente el artículo 122 del Estatut, y como el propio Carles Viver ha reconocido sibilinamente, aunque dando por hecho que piensan convocarlo por encima de todo. Ahora bien, esta política de hechos consumados puede pararla el Gobierno, si por fin despierta de su modorra, a través de varias vías, como veremos enseguida, y no con un estéril recurso ante un Constitucional que los nacionalistas solo reconocen cuando les favorece.

Con frecuencia, temer lo peor es la mejor manera de estar preparado para poder pararlo, pero dicho esto hay que convenir que oponerse a la amenaza independentista de los nacionalistas catalanes solo se puede llevar a cabo teniendo en cuenta dos condiciones necesarias. Por una parte, utilizando los medios propios de un Estado de Derecho como es el nuestro, y, por otra, siendo conscientes de que Cataluña, como el País Vasco, no es una mera región española, sino algo más, lo que se debe tener siempre en cuenta.

Veamos las vías señaladas. En primer lugar, si el Gobierno catalán se empeña en llevar a cabo un referéndum ilegal, se puede intentar una negociación en el seno de la comisión bilateral Generalitat-Estado, que reconoce el artículo 183 del Estatut, para llegar a un acuerdo que evite la convocatoria ilegal. Sin embargo, esta posibilidad parece ya superflua a la vista de cómo van los acontecimientos. Por lo cual, de seguir adelante con la organización del referéndum independentista, no cabría más solución que recurrir al artículo 155 de la Constitución, que permite al Gobierno, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, tomar las medidas oportunas en aras del interés general. Entre esas medidas, que son palabras mayores y no deseadas, cabría acudir al artículo 32 de la Ley Orgánica de los estados de alarma, excepción y sitio, que dice expresamente: “Cuando se produzca o amenace producirse una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España, su integridad territorial o el ordenamiento constitucional, que no pueda resolverse por otros medios, el Gobierno, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 116 de la Constitución, podrá proponer al Congreso de los Diputados la declaración del estado de sitio”. Por supuesto, esta primera opción, por muy dura que sea, es plenamente constitucional y a ella cabría acudir si los nacionalistas se empeñan en violar la Constitución y las leyes.

Ahora bien, sin necesidad de recurrir a esas medidas, el Gobierno puede también advertir que la amenaza de celebrar un referéndum inconstitucional tendría sus consecuencias inmediatas en lo que se refiere a la ayuda económica de una Generalitat que está ahogada por el déficit y que no cuenta con los medios necesarios para llevar a cabo los gastos ordinarios, que han derrochado de forma irresponsable. Cerrar el grifo de la ayuda estatal podría ser un medio para lograr un acuerdo que evite la secesión de Cataluña. Porque digámoslo claramente, lo que está en juego no es solo la separación de una parte esencial de nuestro país, sino que lo que se halla realmente en el tablero es la destrucción de España, pues esta secesión sería seguida de la del País Vasco y de lo que viniera después. El Estado más antiguo de Europa no tiene derecho a suicidarse de esta forma.

Por último, en todo caso, cabría una solución más democrática, como desean los nacionalistas catalanes, y sería la de que el Gobierno, según el artículo 92 de la Constitución, convocase un referéndum consultivo en toda España, con la pregunta: “¿Está usted de acuerdo con que Cataluña siga perteneciendo a España?”, después de una campaña en libertad en la que cada partido expusiera sus razones, habría que decidir, a la vista de los resultados globales y de los propios de Cataluña en particular, qué es lo que cabría hacer.

Mientras tanto, Cristóbal Colón, desde su atalaya al final de las Ramblas, orgulloso de su origen catalán, como demuestra su camiseta blaugrana, otea un confuso horizonte que no presagia nada bueno…

YA VEN, DESDE MADRID CADA DÍA HAY GENTE DANDO IDEAS Y EN CATALUNYA NO HAY NADIE QUE SEPA NADA:
Sin fecha de consulta.
Sin pregunta.
Sin plan B.

¡MALDITO NEGOCIO PUES! SI AL FINAL NO SE PRODUCE LA INDEPENDENCIA.

PARA NADA HABREMOS QUEDADO COMO ANTES SINO MUCHO PEOR.

spain crisis

ESTE BLOG ES EL ARCHIVO DE SPAINCRISIS.BLOGSPOT.COM (si quieres escribir un comentario y tener una respuesta rápida, mejor que lo hagas en ese blog)