Archivo | periodismo de rigor RSS feed for this section

Catalunya se está quedando sin intelectuales. Descansi en pau Xavier Vinader.

9 Abr

Triste ver como nos deja Xavier Vinader en una España en la que los franquistas no pagaron sus crímenes y siguen mandando.

Anuncios

Si no hay negociación la situación de España será terrible.

28 Oct

Interesante entrevista en la que responde a todas las dudas sobre la independencia, incluso siendo crítica con algunas actuaciones.

Libro indispensable que explica toda la verdad sobre las cuestiones que acarrearán el nuevo estado de Catalunya.

Elisenda Paluzie avisa que sin romper la legalidad no habrá independencia. Que ni las trampas al solitario ni el autoengaño no nos harán llegar a ninguna parte. Que es la hora de tomar conciencia de que habrá que asumir algún riesgo y que nos acostumbráramos todos desde ahora a pagar los impuestos a la Agencia Tributaria Catalana. La decana de la Facultad de Económicas de la Universidad de Barcelona, ​​vinculada al mundo del soberanismo desde siempre, activista de las consultas, presentaba ayer su libro ‘Podem!’ en uno de los epicentros de la economía catalana, la bolsa de Barcelona, acompañada de Joan Hortalà.

Paluzie es una voz lúcida que no tiene ninguna aspiración de ser políticamente correcta. Al contrario. Ni los cargos ni la militancia no le han tapado la boca. Conoce las aulas y la calle y explicaba las balanzas fiscales cuando la mayoría del país no había oído hablar de ellas. Con un tono amable y como si no hubiera roto un plato, afila el sentido crítico para no restar nunca en la superficie. Su libro es una respuesta de los interrogantes sobre la Catalunya independiente, con datos en la mano, pero también una carta abierta al futuro, en el que se atreve a dibujar propuestas atrevidas.

-¿Es Verdad lo que decís en el libro, que sin negociación la deuda se la quedaría España?

-Sí, Si no negocian los españoles, nos quedamos exclusivamente con la deuda de la Generalitat. Esto es clarísimo en el derecho internacional. En la convención de Viena, sobre los repartos de activos y pasivos queda claro que el estado que es continuador lo queda todo y el otro nace limpio de derechos y de deudas. Por lo tanto, sin acuerdo, si España no nos reconoce y nos veta en la Unión Europea podríamos empezar de cero. En este sentido la única deuda con la que nacería el nuevo estado es el que tiene la Generalidad de Catalunya, porque si construimos el estado a partir de esta administración es lógico que asuma la deuda. Si fuera así la deuda de Catalunya sería del 29% del PIB, uno de los más bajos de Europa. La deuda es nuestra gran arma de negociación.

-Entonces… seguro que querrán negociar.

-Sí, Pero es necesario que la independencia sea irreversible y efectiva.

-¿Para que sea así, qué tiene que pasar?

-Si Hubiéramos hecho un referéndum seguro que habría sido irreversible.

-Pero ya sabíamos, que la consulta no era un referéndum vinculante.

-Pero tenía la formalidad y la vinculación la podían dar las garantías democráticas. Si enseñábamos al mundo que lo que habíamos hecho era exactamente igual que un referéndum, habría tenido una gran fuerza política. Una participación de más del 50% en estas circunstancias podría haber sido el paso a una situación muy irreversible. La prensa internacional hablaba siempre de referéndum y habría titulado que ganaba la independencia.

-¿Eso que decís no era lo que tenía previsto el CATN?

-Es mi opinión. Creo que si se hubiera hecho tal como decía el decreto, la fuerza política que daba un voto con garantías habría hecho posible que los organismos internacionales favorecieran la negociación. Si no hubiéramos podido ir hasta el final por los obstáculos que ponía España con una presión judicial extrema, creo que también nos habría reforzado la declaración unilateral de independencia.

-¿La DUI o la DI es la opción que ha pasado a primer plano?

-Si España no tiene voluntad de negociación -que sabemos que no tiene- el gran riesgo es que la declaración de independencia se convierta en una declaración que no tenga consecuencias y que nos digan que es ilegal. como han hecho con la declaración de soberanía.

-¿Pero hay maneras de hacer que sea efectiva?

-Tiene que haber unas fuerzas políticas y un gobierno muy fuerte y preparado para ir a la confrontación. Sino, podemos volver a encontrarnos como con la ley de consultas. Es una situación muy fuerte en el que inmediatamente se aprobarán siete u ocho decretos que activen la legislación básica para que el gobierno catalán tenga el control del país y de los recursos. Hay que hacer que la Generalitat controle los impuestos, las contribuciones a la seguridad social catalana, las centrales nucleares … Todo esto es imprescindible. Yo me pregunto: ¿si ahora no se han atrevido a vulnerar la ley de protección de datos se atreverán a tomar el control de la agencia tributaria con los mozos de escuadra?

-Carlos Vivero dijo que después de las plebiscitarias no se haría la declaración de independencia porque deberían crear las estructuras de estado. ¿No deberían haber comenzado a crearlas hace tiempo?

-Uno de los pasos que hay que hacer desde hace dos años es la creación de las estructuras de estado. Desconozco cómo está la agencia tributaria catalana. Sé que se contrataron dos inspectores de hacienda, y que en el terreno del software informático también se han hecho cosas. En cambio, en cuanto a la preparación de los funcionarios creo que no. Me consta que en esta misma legislatura se ha renovado el convenio con los registradores de la propiedad, que son los que recaudan los impuestos de sucesión y de donaciones, que son los de plena competencia del gobierno catalán, pero delega el cobro al cuerpo estatal de registradores.

-¿Estos Impuestos ya los podría cobrar directamente la Generalitat?

-Sería bueno que lo hiciera con los impuestos en los que tiene competencia.

-¿El Convenio entre las cuatro diputaciones puede ser una buena herramienta?

-La ventaja de las diputaciones es que ya hacen la recaudación de los impuestos locales. Es una base que se puede utilizar para la agencia tributaria catalana, pero ignoro si se ha ido más allá de tener una web común.

-La Ciudadanía no tiene información sobre si puede hacer nada ahora porque el día de la independencia a la Generalitat le sea más fácil de cobrar los impuestos.

-La Gente debería ser consciente de que hacer la independencia implica asumir un poco de riesgo, aunque sea en un tiempo muy corto. Pienso que habría podido entrenar a la gente. Hay una pequeña plataforma que es ‘Catalunya diu prou’ que desde hace dos años hace una campaña para que ingresamos los impuestos a la agencia tributaria catalana. Yo es el segundo año que lo he hecho. Hay cuarenta ayuntamientos de toda Cataluña que también lo hacen cada trimestre, con todos sus impuestos.

-¿Una Campaña como esta podría hacer la ANC?

-Sí, porque nos situaría en esta mentalidad. Está bien hacer manifestaciones festivas y pintar el país de amarillo, pero eso hace que la gente piense que la independencia será muy fácil. La independencia con España no será fácil y la gente deberá estar dispuesta a algo más que una manifestación. Si una campaña como ésta la hubiera impulsada ANC seguro que sería más masiva. Quizás si se hubiera hecho daría más seguridad que en el momento que nos desconectamos la gente estará dispuesta a pagar estos impuestos en Catalunya. Estaríamos más entrenados y esto daría más colchón a la Generalitat. Ahora el dinero que ingresamos se van transfiriendo al estado, pero en el momento que las cosas vayan mal dadas puede dejar de hacerlo.

-¿Qué quiere decir ‘dispuesta a algo más’?

-Depende. Si eres funcionario, a asumir un riesgo de inhabilitación y si eres ciudadano a asumir un riesgo en el momento de pagar los impuestos a la agencia tributaria catalana si no hay acuerdo con la Generalitat y el estado le reclama el dinero por otro lado… Todo esto quizás no pasará, pero debemos tener miles y miles de personas dispuestas a hacer esto a la vez. Tener diez mil funcionarios dispuestos a hacer esto quiere decir que no los juzgarán porque sería inviable. Debemos educar más a la sociedad en este sentido. El otro día me decían ‘haremos la DUI, la llevaremos a la ONU y el mundo nos reconocerá’. Esto no será así …

-Habéis sido muy crítica con la suspensión de la consulta, pero ya lo erais las semanas previas. ¿Por qué?

-Hay Muchas cosas que me han sorprendido, aunque podíamos prever que pasaría. Una cosa es que nos hubieran dicho: “Nosotros no queremos hacer la consulta y cumplimos la legalidad española”, y otra es que por el camino haya excusas como esta de decir que hemos de proteger los funcionarios aunque nadie les había pedido nada. ¿Cuántos funcionarios voluntarios habría? No lo sabemos. Yo envié un correo en el formulario y no me contestaron. El hecho de que ha sido más preocupante son cosas que han trascendido, como el censo del Idescat no era actualizado. El Idescat tiene el patrón continuo y se alimenta de los padrones de los ayuntamientos. Los datos los tiene. Una de las excusas que se han dado es que algunos ayuntamientos no tenían datos actualizados y que no podían contratar empresas para actualizar este censo para no vulnerar la ley. Pero si han tenido dos años …

-¿Creéis que ha habido incompetencia?

-Sí, Pero no sé si es por falta de voluntad política o es porque son incompetentes.

-¿Y La consulta de ahora cómo la veis?

-Porque una votación parezca una votación debe tener algo más que un resultado. Si sólo decimos que han ido a votar dos millones de personas sería como contar en una mani.

-Es Diferente…

-Esperemos, Os lo cuento… Lo importante es saber qué representan estos dos millones de personas respecto de las personas que tienen derecho de voto. ¿Cuál es el censo teórico. En las consultas lo hicimos. No podemos hacer trampas al solitario y utilizar los datos de las últimas elecciones, pero al mismo tiempo ampliar el censo. No hay rigor, en esta cuestión, y los españoles -que sí tienen los datos- podrán desmerecer los resultados. Con autoengaño no tendremos la independencia. De momento, no hay reglamento electoral. En las consultas fue la primera cosa que aprobamos.

-Volvamos a los temas del libro. El título es bien explícito: ‘Podem!’. ¿Realmente podemos?

-Muchos comunicados de las consultas los acabábamos diciendo: ‘Queremos, podemos, ganaremos.’ Porque un poco la idea era: ‘Queremos votar, queremos ejercer el derecho de autodeterminación, podemos hacerlo y ser independientes y ganar.’ El libro se centra en el ‘podemos’, en la seguridad de decir a la gente que podemos perfectamente ser un país viable y mejor con la independencia. Lo podíamos haber titulado ‘Podemos y vamos a ganar’. Son nombres genéricos con mucha fuerza. Los movimientos sociales y el independentismo tienen una característica en común que es que han intentado “empoderar” la sociedad para que tome el control y el poder.

-¿Tendremos suficiente dinero?

-Si tenemos la autoridad política para recaudar y recaudamos inmediatamente todos los impuestos que se generan, en Catalunya no tendremos ningún problema, tendremos suficientes ingresos. El problema del momento de la transición no es de economía, sino de tener suficiente fuerza política.

-Hemos empezado hablando que si no negociaban se quedarían la deuda. Pero si conseguimos que la independencia sea efectiva decís en el libro que es más recomendable negociar.

-Si la independencia catalana se hace efectiva sin negociación ni acuerdo, nuestra situación no será fácil pero la de ellos será terrible. La prima de riesgo se volverá a disparar. Piense que la deuda la emite el Reino de España. Por tanto, los acreedores irán contra ellos. Es una hipótesis con mucho estrés de los mercados. Es posible que no lleguemos a esa situación.. Si hacemos efectiva la independencia y nos ven con determinación absoluta puede ser que las instituciones internacionales busquen una situación pactada y hagan que haya negociación.

-¿Y Si hay negociación …

-La Primera cosa a negociar será el mantenimiento de Catalunya en todas las instituciones internacionales y que no haya vetos por parte de España. Segunda, el reparto de activos y pasivos. Y aquí también el derecho internacional es muy claro. Asumes deuda y te repartes una serie de activos que hemos definido: oro, divisas, el fondo de reserva de pensiones

-¿En qué proporción?

-Hay varios principios… Debe ser un reparto proporcional, equitativo. Y también está el principio de territorialidad. Este último nos dice que los edificios del estado que están en Catalunya se los queda Catalunya sin contraprestaciones, porque no pueden desmontar la sede de la Delegación del Gobierno de la calle de Mallorca y llevarse a Madrid; o las vías de tren ….

-Y eso se queda sin coste.

-Sí, estos bienes se quedan sin contraprestaciones, automáticamente.

-¿Y el resto como quedaría?

-Aquí hay mucha variedad de opciones, a Chequia y Eslovaquia se lo repartieron por población. En Eslovenia, el FMI les impuso el PIB, que no les era muy favorable. Los pobres eslovenos estaban en una situación bastante débil -hubo guerra diez días- y terminaron pagando más. Anna Stanic me dijo que habían pagado más que no les correspondía. Una tesis que defendieron los quebequeses pero que no pudieron llevar a la práctica es la del beneficio histórico, es decir, que te quedes la deuda en proporción de lo que el estado ha gastado en Catalunya. Este baremo sería el más favorable para nosotros: como que España sólo ha gastado el 11%, sólo nos quedaríamos este porcentaje de la deuda, que significaría un 70% del PIB: una deuda equivalente al que tienen ahora los Países Bajos. Sería de los reducidos de Europa.

-¿Y si lo hacemos sobre la población?

-Entonces Sería del 90%, que significaría que tendríamos una deuda como Gran Bretaña y Francia.

-¿Y si lo hacemos según el PIB?

-Si negociamos de acuerdo con el PIB, nos quedaría una deuda del 102%, que sería el más alto. Pero, aun así, es menos de lo que tenemos ahora; actualmente pagamos el 19,5% de los impuestos que se generan. Por tanto, ahora asumimos una deuda del 105%, que es el de la Generalitat más nuestra contribución a la deuda española por la vía del pago de impuestos. Aquí tenemos que descontar los activos de que hemos hablado antes, que hay que repartir los fondos de reserva …

-Uno de los puntos que más preocupan es el de las pensiones…

-En el problema de las pensiones tenemos que tener cuidado. Miremos lo que ha pasado en Escocia, donde la derrota del sí ha venido de la población de más de sesenta y cinco años. Y eso que es en una sociedad más madura y más democrática. Se ha hecho bastante pedagogía pero no sé si es suficiente. Es importante que la gente sepa que el sistema de pensiones en España no es de capitalización, es decir, que uno va cotizando y le guardan el dinero en una caja fuerte en Madrid-, sino que es de reparto. Esto quiere decir que los trabajadores activos pagan unas cotizaciones sociales y con este dinero la Seguridad Social paga las pensiones y los subsidios de desempleo. Por lo tanto, pasará igual que con el resto de impuestos. Las cotizaciones sociales deberán pasar a una Seguridad Social Catalana que recaudará automáticamente y con ello pagará las pensiones. Deberá imponer su autoridad a las empresas e instituciones para que ingresen las cotizaciones a la caja catalana. En este sentido, la seguridad social catalana las garantizará mejor que la española porque no tiene tanta desocupación, ingresa más. Además, tiene los salarios medios más altos y, desde el punto de vista demográfico, la sociedad catalana está ligeramente más rejuvenecida que no la española, porque hemos recibido el 25% de los inmigrantes que han llegado estos últimos quince años.

-¿En este sentido podemos estar tranquilos?

-Con la independencia tendremos las pensiones mejores y más garantizadas.

-El Ganancia fiscal también, claro …

-Podemos discutir si la ganancia fiscal será de 11.000 millones, 13.000, 14.000 o 16.000, según los gastos que impliquen las nuevas estructuras de estado. Según si se han calculado bien o no estas estructuras. Puede haber discusión sobre si será un poco más grande o más pequeño. Pero es indiscutible.

-¿Desde El punto de vista económico la independencia es un cuento de hadas?

-El Caso de Catalunya es muy sólido, porque hay una ganancia muy clara.

-En el libro os decantáis que Cataluña vaya hacia un modelo nórdico…

-Sí, porque es una combinación de eficiencia y equidad. No creemos que los nórdicos no han hecho reformas importantes de su estado del bienestar. Han hechas para hacerlo sostenible. Y cuando hablo de eficiencia, quiero decir que todas las empresas se mueven con mucha libertad. No se favorece unas determinadas empresas o estructuras de poder. En Dinamarca, por ejemplo, las empresas no pagan cotizaciones sociales, pero en cambio los trabajadores pagan unos impuestos muy altos y tienen unas obligaciones.

-La españolización ee nuestra sociedad es un problema?

-No es únicamente la españolización. Es una característica del sur de Europa. A veces pienso que los catalanes nos parecemos más a los italianos. Subsisten estos pequeños emprendedores que llevan proyectos adelante y venden en todo el mundo. Aunque no tengamos un tejido tan potente como en el norte de Italia, sigue siendo una característica muy nuestra. Todo esto lo encontramos junto a una política que deja mucho que desear, una administración pública que no es muy competente y que es una copia de la española ya la que no hemos sabido dar más nivel, un fraude fiscal elevado y mucha economía sumergida.

-Con este panorama que retrata, ¿realmente hace falta un país nuevo?

-Un Modelo nórdico puede ser estimulante. Jordi Graupera lo proponía en un artículo en La Vanguardia, donde decía que en este país nuevo se podría juntar la gente de izquierdas que quiere servicios públicos de calidad con una fuerte cohesión social con un cierto liberalismo económico que quiere un marco donde las empresas puedan actuar sin la presión de decisiones injustas fruto del ‘capitalismo de los amigos’, como lo define The Economist. Debemos ser capaces de encontrar un modelo que satisfaga el pequeño y mediano empresario, los ejecutivos, los trabajadores de los servicios públicos, los usuarios y los trabajadores. Tenemos una gran oportunidad.

-No Hablamos del euro, ni de la UE, ni … porque si no la gente no se leerá el libro. Por cierto, al final también habla de desafíos que debe encarar el nuevo país. Hay que cambiar el sistema electoral?

-Cuando escribía el libro pasó el caso Pujol y eso me afectó mucho y me hizo reflexionar sobre por qué teníamos estos problemas. Creo que no es cuestión si somos más corruptos unos u otros. Es cuestión de saber si las instituciones lo favorecen o lo limitan. Cuando, por ejemplo, tienes mandatos sin limitación pueden favorecer determinadas cosas. Si tomamos los diez primeros años de Pujol haríamos un balance extraordinario. En cambio, los últimos diez no tanto. La limitación del mandato favorecería que determinadas cosas no pasaran.

-También habla de la financiación de los partidos políticos

-Hicimos un sistema electoral que protege mucho los partidos y sus aparatos y esto no se ha utilizado siempre bien. El diputado no responde ante el electorado. Entonces una buena solución podría ser un sistema electoral que combinara diputados de territorio, responsabilizados de una comunidad concreta, con diputados proporcionales según listas, para evitar sistemas mayoritarios. Es un poco lamentable pensar que esto lo podíamos haber hecho con la autonomía y no lo hemos hecho.

-¿Como Deberá funcionar la universidad?

-A Menudo la universidad pública y el sistema de elección que tiene recibe muchas críticas. Los consejos sociales y la Generalitat de Catalunya -y en particular el conseller Mas Collell- tienen mucho la idea de que hay que cambiar de modelo de gobernanza actual e ir hacia un modelo anglosajón. El problema es adaptar estructuras. Nuestras universidades tienen siglos de historia y tradición y el poder público no interviene. Los ejemplos que hemos tenido de un modelo así en algunos otros ámbitos han resultado un fracaso estrepitoso: los consejos de las cajas, los nombramientos a los consejos de garantías estatutarias …. Para que esto que voy a decir no es políticamente correcto: criticamos mucho el Tribunal constitucional porque son gente que han sido militantes del PP, pero nosotros tenemos el ex-secretario general de ERC, Joan Ridao, al Consejo de Garantías Estatutarias. O Àlex Bas, de Convergencia. No somos el mejor ejemplo para criticar las instituciones españolas. Nosotros no hemos sido mucho mejores.

-¿La Calidad democrática de estas instituciones ha sido muy mediatizada por los partidos?

-Han puesto a menudo la gente que queda descabalgada. Es verdad que el sistema de elecciones que tenemos ahora limita mucho el rector porque obliga a hacer unos compromisos electorales que lo limitan a la hora de actuar. Yo sería partidaria de que el estado sólo nos diera financiación a partir de resultados y haz una evaluación en serio a los departamentos. Si un departamento es muy malo no tendrá financiación, como ocurre en Inglaterra. Ya verás como espabilará.
A mí me duele que liquidamos una experiencia de democracia participativa como es la del actual gobierno de las universidades públicas con todas las carencias y los defectos. En un momento en que la sociedad reclama más participación democrática, las universidades en este sentido son pequeñas escuelas de democracia. Prefiero seguir defendiendo este sistema y corregir los problemas que ha tenido.

-El Precio de la universidad puede afectar mucho el futuro del país. El coste actualmente se ha disparado. ¿Esto tiene remedio?

-Aquí hay un sesgo ideológico del gobierno actual, especialmente del consejero Mas-Colell, con quien, dicho sea de paso, tengo una relación excelente y ha ayudado a la facultad con algunos proyectos de internacionalización. Él viene del mundo americano y le gusta cómo funcionan las universidades en Estados Unidos. Tienen esa mentalidad de la excelencia. Creen que ya habrá becas para los buenos estudiantes en la universidad, pero en el fondo se generan desigualdades sociales. El estudiante mediocre que se lo pueda pagar continuará yendo a la universidad, pero el estudiante normal que no tenga recursos no podrá ir.
El modelo de Europa no es éste. En Alemania acaban de reducir a cero las tasas universitarias, la universidad es totalmente gratuita. En los países nórdicos es prácticamente gratuita. En Francia las tasas cuestan de 100 euros o 300. Nosotros tenemos que ir hacia aquí. Yo defiendo el modelo continental nórdico de servicios públicos. Si quieren que sea más exigente, que aprueben normativas de permanencia duras para que la gente no se pueda eternizar a las carreras. Dicho todo esto, es verdad que las universidades han resistido de esta manera porque la Generalitat no tiene dinero y las tasas han ayudado a subsistir. Las subvenciones de la Generalitat ha recortado un 20%. Ha sido bestia y tampoco hemos podido protestar porque la situación es la que es, pero eso no se puede defender como modelo de futuro.

-¿Hay que transformar la función pública de la Generalitat?

-Podemos optar por varios modelos, pero no podemos quedarnos como ahora. Algo que se ha hecho mal es que los funcionarios que tenían nivel se han visto degradados en su función por todo lo que hay en torno a los cargos políticos. Se ha abusado de los cargos de confianza para funciones que debían haber ejercido técnicos de nivel. Se acabó haciendo una generación de políticos que desde muchos jóvenes han estado en cargos diferentes, determinados por los partidos políticos.

-¿Una De las cosas que tenemos que cambiar es la manera de enfocar el turismo?

-Hemos de transformar el modelo turístico porque hasta ahora nos hemos decantado hacia un turismo de muy poco valor añadido y de masas, que aporta poco al PIB.

 -¿Tan Poco?

-En el libro comparo unos datos con el turismo de Austria que enseñan como con un número inferior de turistas consiguen el mismo valor añadido o más que nosotros con un número mucho más alto de gente. Aquí nos podemos morir de éxito. Iría bien de aprovechar el turismo para hacer reequilibrio territorial. Si empezamos a vender la marca Catalunya como marca turística de calidad, tal como hacen Francia o Austria- irá bien. Ahora hemos pasado del turismo de masas de la playa de los años sesenta y setenta el turismo de masas de la playa más Barcelona. Tenemos que ir con cuidado, porque Venecia ha muerto de éxito y en Barcelona también puede pasarle.

-Uno de los rumores más recurrentes es que para hacernos independientes necesitamos un crédito muy grande…

-Sí, este es uno de los mitos de la independencia. Unos dicen que nos lo hará China, otros que será Israel. No sé nada de eso. El CATN dice qué gasto se necesitará, pero eso no quiere decir que se tenga que hacer este préstamo.

-¿No Es imprescindible?

-Si Tenemos la capacidad y la fuerza para que no se escape ningún euro de los impuestos que se generen en Catalunya no lo veo imprescindible.

-¿Esta Fuerza es la unidad?

-Creo que es la determinación y la unidad de acción. La unidad no debe ser de listas para las elecciones, sino una unidad de acción con un gobierno de concentración.

-¿Quién ha de integrar el gobierno de concentración nacional?

-Los Partidos que los ciudadanos elijan a las elecciones y que estén dispuestos a llevarnos a la independencia. Para mí incluye todos los partidos, porque es un momento donde quieres la fuerza política. Tienes que definir cómo será la independencia y no las políticas futuras. Para mí este gobierno por la rotura incluye a la CUP e Iniciativa si se deciden a aclarar más su posición.

-¿El hecho de ser decana veo que no te hace ser una persona políticamente correcta?

-Intento diferenciar mi opinión pública de la del cargo… Pero esto que pasa es tan importante para el país que si no nos implicamos …

-Sois impulsiva.

-Sí, no sé si me tendría que controlar un poco más. Pero siempre guardo las formas. No insulto a nadie.

-¿Se ha terminado su relación con ERC?

-Me Hice en 2008 y defendí la corriente crítica Esquerra independentista. Cuando mucha gente de esta corriente, incluyendo el líder, Uriel Bertran, marcharon para hacer Solidaridad no les seguí. Un poco más tarde y sin repercusión pública, dejé de militar en Esquerra porque había quedado bastante quemada en general con la vida de partido político. Pensé que sería más útil fuera. Ahora soy miembro del consejo asesor de ERC. Los partidos en este momento son instrumentos; se trata de dar apoyo a las mejores políticas y las mejores decisiones. No es tan importante quién sino qué. Del mismo modo que en 2009, siendo militante, no voy ahorrarme las críticas cuando el partido aprobó la LOFCA y la financiación. Al partido no le gustó nada

Suso de Toro: la centralización que no consiguió Franco sí lo hizo la democracia.

19 Oct

¿Qué piensas de Catalunya?

Los catalanes me parecéis un país muy curioso y muy extraño. Yo salí de Galicia por primera vez en 1977 y vine a Barcelona. Aquello era algo completamente diferente de lo que yo conocía. Unos años después fui a Madrid, y me resultaba familiar. Madrid era una ciudad muy común, no había nada extraordinario. Era muy parecida antropológicamente a mí ya los gallegos. En cambio, los catalanes me hicisteis parecer diferentes, realmente erais un país diferente. Lo sois antropológicamente y por voluntad. Cultiváis la diferencia, e incluso parte de esta diferencia es un cierto esnobismo; la manera de reivindicar su existencia y su particularidad, y por tanto su dignidad particular, personal, ha sido marcar distancias con Madrid y ser siempre más finos y modernos. Me encanta.

En agosto del 2010 escribiste en El País el artículo “Si Cataluña se va”. Ya veías que se movían cosas.

Mi manera de percibiros, los catalanes, reúne por un lado el análisis político y por otro la mirada del escritor que busca y crea argumentos. También la mirada del historiador, si quieres, de mirar con perspectiva. Si yo soy catalán y me siento despreciado mucho tiempo, y bajo sospecha, y tengo que estar escondiendo una parte de mi identidad y una parte de mí, llega un momento que pido una cosa, la verbalizo y la exijo: “Quiero esto “. Y me lo niegan, me insultan y me ofenden … Es que hay un límite. Es un problema de dignidad lo que ha hecho dar un salto cualitativo en el estado de ánimo y de conciencia de la gente. Pero este hartarse de ello os ha salvado, porque si los catalanes no se rebelaran, después de cómo fueron tratados, habrían perdido toda su dignidad, individualmente y como sociedad. Es decir, lo que han hecho los catalanes es supervivencia. Es que no os han dejado otra opción. La otra opción sería esta: “Sois unos mierdas y os humillamos”.

Tú decías que te sabe mal perder Catalunya.

Me gustaría no perderos de vista, en la medida que yo pienso en el mundo de mi infancia, y de alguna manera siempre sentí que los catalanes estaban. Recuerdo, por ejemplo, cuando en mi casa llegó el año 68 el disco de Voces ceibas, de cantantes en gallego, y quien lo editaba era Edigsa, un sello catalán, y era el rebufo de la Nueva Canción. La educación, para la gente preocupada por crear un país nuevo, era Rosa Sensat. ¿Quién conoce hoy en España Rosa Sensat? La España construida después de Franco borró Catalunya, le sacó una presencia que tenía en España. Fue la creación de una España fuertemente centralizada.

¿Lo consiguieron?

Azaña no lo había conseguido, el franquismo tampoco. Pero curiosamente se hizo en los años 80 a partir de la reespañolización ideológica. Entonces llega la Movida, y es cuando se dice eso de “Barcelona es provinciana, es obsoleta, se ha quedado encerrada en sí misma”. Y los medios de comunicación madrileños no comunicaban otras cosas: pasaban cosas en Barcelona y yo en Santiago no me enteraba. Y Madrid era lo que era moderno, cosmopolita. Los gallegos estábamos con las vacas en la montaña, los catalanes estaban encerrados en sí mismos … La España construida en los 80 se convirtió en un país débil, que no cree en sí mismo, que no tiene referencias culturales que le den autoestima , y al final lo que hace es entregarse a la cultura estadounidense, de espaldas a Europa.

Tampoco hace suyas las lenguas como el catalán o el gallego.

La literatura española es la literatura castellana. El premio Cervantes es el premio más importante que da el estado español, y se lo puede dar a un chileno, a un peruano, un argentino, a un señor de cualquier lugar que escriba en castellano. Pero a mí, que pago impuestos y pago dinero por este premio, a mí no me lo darán nunca en la vida. Es una deslealtad, un robo que me hace a mí el estado español y además se burla de mí, me insulta y me ofende. ¿Qué pasa? Estamos tan acostumbrados a ser maltratados que ya te parece normal. En la práctica no te permiten ser español.

La Constitución ahora es muy reivindicada.

Tanto Aznar como Rajoy estaban en contra de la Constitución. Estaban mucho más a la derecha que Fraga Iribarne. Así pues, que ahora la invoquen da una idea de en que ha quedado España y en el que ha quedado la Constitución española, y en la que ha terminado el proceso democrático español. En sus enemigos. ¿Por qué quieren la Constitución? Para hacer una cuerda y estrangular la democracia.

¿Toca una nueva Transición en España?

La verdadera democracia en España era solucionar la existencia de otros proyectos nacionales, y esto no se hizo, deliberadamente, y ha fracasado. Por ejemplo, el odio fomentado contra los catalanes. ¿Cómo deshaces las reticencias, las sospechas, el verdadero odio que se ha ido creando? También los reprocho a los catalanes un error político. No han sabido dialogar con España y lo que han hecho ha sido negociar con Madrid. Y Madrid tiene intereses propios, pero no son exactamente los mismos intereses que los de Bilbao, puede que los de Valladolid, los de Burgos, los de Santiago, o Vigo … Catalunya tampoco le ha hablado en España. Sólo a Madrid.

(fuente: ara.cat)

Nace El Punt Avui Televisió.

8 Feb

Excelente noticia, hasta ahora el proceso hacia la libertad de Catalunya estaba en total desventaja.
En Catalunya pueden verse todas las cadenas generalistas españolas ferozmente en contra de los catalanes.
Y en el ámbito catalán, TV3 es mucho más neutral de lo que la gente se piensa y 8TV totalmente unionista.
EL PUNT/AVUI ofrecerá las noticias en clave catalana y ayudarán a que el camino hacia el derecho a decidir sea bien explicado y que todo el mundo conozca la verdad.

El mapa de la derecha toda un declaración de intenciones…

Canal Català y El Punt Avui cerraron un acuerdo para que este grupo de comunicación incorpore también una división televisiva, con la que emitirá una programación propia a finales de este trimestre y mejorará la web de los diarios El Punt Avui y El 9.

El Punt Avui Televisió se basará exclusivamente en la información, así que dirigirán sus contenidos los directivos periodísticos de los dos diarios del grupo: Xevi Xirgo (El Punt Avui) se responsabiliza de la información general y Emili Gispert (El 9) de la deportiva, ha informado el grupo este viernes.

Esta nueva televisión se añade a un grupo que ya conforman El Punt Avui, El 9, Presència, L’Econòmic, Catalonia Today y Barçakids, además de sus respectivas ediciones digitales.

Con el acuerdo firmado entre el presidente de la editora de El Punt Avui, Joaquim Vidal Perpinyà, y el propietario de Canal Català, Nicola Pedrazzoli, desde el 1 de marzo el diario será arrendatario de las licencias televisivas.

Canal Català tiene una cobertura sobre el 50% del territorio catalán, lo cual supone el 80% de la población, pero el objetivo a corto y medio plazo es ahora mejorar las zonas oscuras de cobertura.

LA ESPAÑA SUBSIDIADA Y LA CASTA DEPREDADORA MADRILEÑA.

12 Ene

Otro fabuloso artículo de Eugeni Casanova que ayuda a entender muchas cosas.
RECOMENDABLE 100%

El gran éxito de la casta depredadora, extractiva, faraónica española es hablar en nombre de los aceituneros de Jaén, los esparteros de Almería o los jornaleros extremeños, aunque ya no quedan aceituneros, esparteros ni jornaleros. Esta oligarquía de raíces históricas necesita el enemigo catalán para aglutinar los sentimientos primarios de la España eterna y continuar fagocitando el estado y devorando sus recursos.

El eslogan de Convergencia ‘La España subsidiada vive a costa de la Cataluña productiva’ levantó las iras inmediatas tanto de la caverna como de la izquierda solidaria  e internacionalista, que se han apresurado a sacar el crucifijo gordo de los santos inocentes: el burgués opulento que niega el pan al peón descalzo, el gordo que no quiere dar las migajas al ambriento, la voracidad sin entrañas, Dickens al sol …

Es un discurso transversal en España y se remonta al siglo XVII: ‘Son los catalanes el ladrón de tres manos’ ( Quevedo ) . La presidenta entrante de la Junta de Andalucía , en ‘el primer discurso del siglo XXI’, según definición de la vice-secretaria general del PSOE, vociferó contra ‘el desafío soberanista ‘ y rebasó Rajoy calificándolo de tibio con los catalanes. Derecha e izquierda, Intereconomía y La Razón, el socialista Guerra afirmando que ‘es xenófobo decir que España roba Catalunya ‘o el comunista Anguita con el histórico’ la burguesía catalana es la peor de todas’. Hoy no se puede hacer política en España sin atacar los ‘separatistas insaciables’ y es el as en la manga de Rajoy para ganar las próximas elecciones: si somete los catalanes, todo lo demás no tendrá importancia -ni siquiera Bárcenas -. De ahí el interés de administrar los tiempos y dilatar las acciones.

Ojalá que la España subvencionada fueran los aceituneros , los jornaleros y los niños desnutridos (sólo se ha dicho que los hay en Catalunya, no en Andalucía ni en Extremadura ): con un 0,1% del PIB catalán habría de sobra. La España que en realidad desangra el 8,5% de ‘la Cataluña productiva’ es una oligarquía atávica y opulenta de cuño franquista, que viene del XIX y con raíces anteriores, no tan solo deglute los esfuerzos de los catalanes, sino los de todas partes allí donde le llegan los tentáculos. En Madrid, un sanedrín de unos pocos cientos de familias controla todos los mecanismos del estado, la administración, el ejército, la Iglesia, los bancos y las empresas que de manos públicas a manos de amigos. Se pasan los cargos y los privilegios de padres a hijos y no tienen ningún inconveniente en saltar de la derecha a la izquierda desde que la situación política lo permite. Este grupo es el responsable directo del desastre histórico de España y los primeros interesados ​​en regenerarla deberían ser sus mismos connacionales. Esto explica la jugada de la casta de atizar el clásico enemigo exterior, ya sea la Catalunya ‘insolidaria’ -el recurso habitual-, la pérfida albión con Gibraltar o el usurero alemán .

Empieza a haber una abundante bibliografía sobre la cuestión que presenta datos historiográficos y económicas incuestionables : ‘Delenda est Hispania’ ( Albert Pont ) , ‘España, capital París‘ ( Germà Bel ) , ‘El expolio fiscal . Una asfixia premeditada’ ( Ramon Tremosa ), ‘Madrid es una isla . El Estado contra la ciudadanía’ ( Óscar Pazos )… El Círculo Catalán de Negocios ha estudiado a fondo los desastres que origina esta sanguijuela y ha hecho una divulgación exhaustiva. Manuel Tuñón de Lara describió hace años la oligarquía financiera y terrateniente, que está en la base del atraso español. Aquel ‘hidalgo’, para el que trabajar era un deshonor aunque a menudo vivía en la miseria (un caso único en la sociología universal , según el historiador Jaume Fàbrega), se complementa con el ‘señorito’, otro prototipo local, reciclado en diputado o asesor.

El fenómeno ha sido estudiado a escala internacional por los economistas Daron Acemonglu y James A. Robinson a ‘Why Nations Fail : The Origins of Power , Prosperity , and Poverty ‘ ( 2012), donde acuñan el término élite extractiva: lo que es determinante para el desarrollo de un país es la calidad de las instituciones y el control democrático de las actuaciones de los políticos . Los países ‘cerrados’ donde una minoría egoísta domina los mecanismos del estado fracasan económicamente y socialmente. Es el caso de España .

Esta élite (‘casta’ , según la versión latina más próxima de Gian Antonio Stella y Sergio Rizzo : ‘La casta’ , 2007) es fundacional del estado castellanoespañol. En la Villa y Corte de los últimos años, la extracción se convierte ‘depredación’ por las dimensiones de la voracidad, o ‘faraónica’, por evocación del antiguo Egipto, donde la sociedad entera dedicaba toda su energía en construir las sepulturas de los dirigentes. Es el reflejo del momento actual, donde una minoría de banqueros, políticos y especuladores bien conectados han llevado a la miseria al país entero. Todos los recursos se han destinado a sus caprichos y su ensalzamiento, empezando por el entramado político- bancario: 97.000 millones a fondo perdido, o la familia real, la cabeza visible y notorio de todo el sistema.

¿Hay alguien que pueda pensar que los aeropuertos sin aviones, AVE sin pasajeros, las autopistas sin coches o los contratos de las monarquías árabes no han tenido unos beneficiarios concretos? Los nombres constan en el BOE y todos forman parte de la casta. La UE acaba de ordenó investigar las concesiones de dos autovías españolas porque costaron el doble que las alemanas con trazados similares. De hecho, Isabel II ya llevó al estado a la quiebra para construir líneas ferroviarias que enlazaban el Palacio de Oriente con los ‘Reales Sitios’, naturalmente sin ningún productividad. El AVE, que debía unir España ‘con cables de acero’, según la insigne Magdalena Álvarez, ha repetido la experiencia ciento cincuenta años más tarde.

No aprenden o, más bien, no aprendemos. El CCN explica que, desde que la aislada Madrid se convirtió en capital por un misterio no aclarado, el estado ya ha quebrado veintidós dos veces. La media es superior a una por generación, lo que evidencia las dimensiones del desastre y la insidia de la trepa dominante.

Lo detalla el gallego Óscar Pazos: Felipe II creó una capital en la nada y para levantarla y proveerla devoró los recursos del estado. La administración de un imperio mundial situada en un erial lejos del mar y de cualquier vía lógica de comunicación, un capricho surrealista sin parangón en el mundo que en el siglo XXI quieren consagrar con el delirante corredor central. La ciudad sol, que luego se quiso reflejar en París, tal como prueba Germà Bel, convirtió de entrada en un desierto el país circundante para que los agricultores estuvieran obligados a vender la producción de trigo en la corte con precios intervenidos, y fue extendiendo la desolación en círculos concéntricos.

La casta capitalina ha ‘secuestrado -explica Pazos -los órganos de poder del estado y ha creado una trama de intereses para gobernar desde la distancia y en provecho propio. No sólo ha absorbido la política, la banca, los medios de comunicación, la burocracia, la empresa y las artes, sino que ha puesto todos los obstáculos posibles para aniquilar la iniciativa de las ciudades que le pudieran hacer sombra. El proceso se ha legitimado y exacerbado en los últimos años con la organización de un estado ‘burocrático, judicializado y funcionarizado que vive de espaldas a la ciudadanía, de la que es el enemigo principal ‘. También de la andaluza y la extremeña, bien entendido.

No hace falta decir que la casta tiene delegados en todos los dominios para conseguir la vampirización total, particularmente en Catalunya . ‘Los que se venden antes no los quieran comprar ‘, en palabras recientes de Oriol Junqueras , o quizás ‘los cuatrocientos que nos encontramos en todas partes’, en contabilidad precisa de Millet . Son mayoritariamente los empresarios del BOE ‘, como los define el CCN, oligarcas que se lucran de las concesiones del estado y que abiertamente contra los intereses del 99% de las empresas del país, que son pequeñas y medianas . No hace falta decir que unas son la España subvencionada y las demás la Catalunya productiva . No hay que poner aceituneros ni jornaleros.

(fuente vila web)

La qüestió catalana.

8 Ene

La qüestio catalana es una web soberanista bajo el punto de vista económico y sobre el empresariado catalán.


En la página podéis encontrar entrevistas a empresarios e información diversa sobre exportaciones, corredor mediterráneo…

Dirección web:
laquestiocatalana.cat

facebook:
facebook.com/laquestiocatalana

twitter
twitter.com/questiocatalana

blog en español:
laquestiocatalana.wordpress.com

FABULOSO artículo que explica que la continua quiebra española viene por lo excesos de Madrid.

21 Dic

La crisis actual es el fracaso del modelo histórico de Madrid.
Posiblemente el artículo más completo y veraz del porqué España es y está como está.

Eugeni Casanova, periodista y filósofo.

“MADRID CIUDAD SOL, CIUDAD PARÁSITO, AGUJERO NEGRO” 
La historia oficial dice que Castilla engendró España, pero quien domina España es Madrid y la región que la rodea ha sido más bien una víctima. Madrid es el poder en y de por sí, un magma cortesano, político, funcionarial y financiero que actúa por inercia y desconfía del progreso o la innovación por miedo a que le alteren el estatus o las cuentas de beneficios.

Este microcosmos endogámico no se ha preocupado nunca por generar ningún tipo de riqueza productiva y se ha alimentado históricamente de los recursos de los demás. Al principio, los de Castilla circundante y pronto los de un imperio donde no se ponía el sol, pero , pasados ​​los siglos, se ha acabado refugiándose en el drenaje sistemático y casi exclusivo de los Países Catalanes, con una extensión cuando España se incorporó a la Europa unida, en 1986 .

Madrid es una ciudad-concepto, sin inteligencia evolutiva, que actúa desde la arrogancia y tiene alergia al consenso y a la crítica. Se nutre del Estado que ella misma genera y no analiza, dialoga o razona porque controla todos los resortes políticos y administrativos, una criatura ciega que impone el “ordeno y mando” como contrato social. Esta manera de hacer le ha funcionado durante siglos gracias al absolutismo, pero la democracia la puso en cuestión y la globalización lA ha agrietada. Ahora, la sociedad en red y las nuevas tecnologías amenazan darle un golpe definitivo. Madrid, convertida en razón de Estado, ha quebrado de nuevo, como una veintena de veces desde que Felipe II se la inventó, y reacciona furiosa porque la rebelión de los catalanes lo aboca al abismo, y más cuando la UE le cerrará el grifo en 2015.

El geógrafo y periodista Gonzalo de Reparaz (1860-1939), un regeneracionista nacido en Oporto y establecido en Madrid que pretendía refundar España bajo los principios deL iberismo y la descentralización , denunció ya en el siglo XIX  “el modelo de depredación mesetaria que arruina las regiones costeras de la península”.

El proceso de fabricación de Madrid y su elefantiasis botulínica ayudan a entender la historia y sobre todo el momento actual. Felipe II llevó la corte en 1561 a un pueblo perdido huyendo del parlamentarismo de Barcelona y Valencia, las dos ciudades mediterráneas que capitalizaban desde hacía siglos el crecimiento ibérico, con otro gran polo en la costa atlántica, Lisboa. Dos mentalidades, la marítima y la mesetaria, dice Reparaz , la del pacto y la de la imposición real, que chocaron desde el primer momento, dos conceptos tan diferentes de entender la política y las relaciones humanas que se han enquistado como irreconciliables a lo largo de los siglos.

Emplazada en una estepa desolada, a 400 kilómetros del puerto más cercano cuando regía un imperio marítimo, lejos de cualquier vía de comunicación y de innovación, Madrid fue desde el inicio una rémora para el Estado. El primer efecto de la construcción de la urbe cortesana fue la despoblación del territorio circundante, literalmente drenado para darle espesor. La corte recibía productos de lujo de todo el mundo y no incentivaba el crecimiento local, con una industria muy precaria y sin manufacturas de calidad. La protección del precio del trigo para nutrir la capital arruinó los agricultores castellanos.

Los intereses de la Villa y Corte estaban en América y en Europa, no en su entorno, y extendiendo la desolación en círculos concéntricos a medida que iba creciendo, hasta que terminó devorando España completa. Centrada en sí misma, nido de burocracia, de favoritismo, basada en el subsidio y la prebenda, la ciudad generó un microcosmos controlado por una oligarquía insaciable que despreciaba el comercio y la industria.

Vertebrar Madrid supuso desvertebrar España:  “Madrid contra la geografía”, decía Reparaz. Pero la corte debía seguir engordando e instauró un sistema extractivo carente de toda inteligencia, de tierra quemada, que dejaba exangüe todo lo que tocaba para sacar un provecho rápido. Un libro de referencia que se convirtió desde el momento que apareció el año pasado, en un éxito mundial , Why Nations Fail (Por qué fracasan los países), de Daron Acemoglu y James A. Robinson, expone ya en el primer capítulo que el modelo de explotación española provocó el subdesarrollo endémico de Sudamérica. Es el gran ejemplo, en un ensayo que aborda cientos de casos de los seis continentes, de un sistema ruinoso y fallido al servicio de una minoría.

Pero todo lo que pillaron no produjo nada. El historiador Jaume Fàbrega explica que ni uno solo de los productos alimenticios del nuevo mundo se extendió a partir de Castilla, fue Portugal quien lo hizo, y la cultura que se generó es un caso único en el mundo de orgullo de la ociosidad: era noble aquel que podía demostrar que sus antepasados ​​no habían trabajado nunca. Los don, los hidalgos, una capa muy amplia de la sociedad, eran pobrísimos y basaban su estatus en la apariencia, por eso necesitaban a los catalanes. Un castellano no podía hacer según qué trabajos comerciales, que asumían los judíos o los catalanes. Cuando desaparecen los judíos, los catalanes los sustituyen en el imaginario local, y eso se ve en Quevedo, que pasó del antisemitismo al anticatalanismo.

Esto lo que el PPSOE querían que Europa sufragara…

Como que existía la corte, Madrid no se somete al juego liberal de la competencia económica y política; lo monopoliza todo por decreto. Para entender España, hay que adentrarse en el funcionamiento y la mentalidad de la “élite extractiva”, que se visualiza hoy en el palco del Bernabeu, con el lobby Puente Aéreo – Fomento en Barcelona . Esta élite de casta ha llevado a España a la ruina generación tras generación como un Polifemo que devora su propio país . Pero cada nueva quiebra no provoca un replanteamiento del sistema, sino una reacción virulenta para recuperar las ganancias personales de los oligarcas: más centralización, más autoritarismo, más cargas fiscales…

La banca, la energía, las comunicaciones, las constructoras, Barajas, el AVE, el túnel de Pajares, el corredor central… La crisis actual es el fracaso del modelo histórico de Madrid, que la casta ha cargado de nuevo a las arcas del Estado, y muy particularmente a los catalanes. Es el enésimo fracaso de un modelo productivo y de un sistema económico y político, que se añade al cultural, al educativo, al territorial …, con la corrupción como frontispicio general.

Después de 450 años, la Villa y Corte esteparia ha conseguido por fin, con el tándem PP-PSOE, el poder total y se ha convertido en un agujero negro que se ha tragado la economía entera. Madrid, la Ciudad Sol, la ciudad hidra, la ciudad parásito, lo rige todo: los transportes, la política, las finanzas, la justicia, los grandes medios, las grandes corporaciones… pero no es responsable de sus actos. Como los viejos monarcas absolutos -y el actual, otro producto pata negra-, no debe rendir cuentas a nadie y no responde por sus extravagancias . “¿Por qué razón debería cambiar, entonces? “, Se pregunta el gallego Óscar Pazos en Madrid es una isla. Germà Bel recuerda que este modelo predatorio tiene el apoyo del 92% del congreso.

El mundo se ha refundado, la economía y las comunicaciones son planetarias y España está integrada desde hace 25 años en la Unión Europea, pero el “hongo mesetario “, que dice el historiador andaluz Javier Pulido, hace como que no pasa nada, disimula y contraataca. Catalunya, sin embargo, ya le ha dicho basta, y Europa también.

(fuente vilaweb)

Estupendo artículo de Tresserras.

20 Nov

Muy actual viendo las últimas declaraciones de Rajoy, Aznar y demás

LA FANTASÍA DE LOS OLIGARCAS.

Han superado el desconcierto. Han incrementado el ahogo económico sobre la Generalitat para bloquear la acción política. Han dado a los suyos instrucciones nuevas, que son las viejas, las de siempre, pero con patente de corso. Y esperan que las pusilanimidades aquí hagan el resto. Objetivo: derrotar al catalanismo .

Están convencidos de poder moldear los discursos informativos de los medios de comunicación amigos y saludados. Se fían de que estos discursos, si son lo suficientemente persistentes, acabarán modificando la opinión de la mayoría de ciudadanos. Es el arte del relato de ficción que tan bien dominan. El ilusionismo y el camuflaje aplicado a los conceptos; al titular adecuado, a la reasignación de sentido a determinadas palabras: diálogo, moderación, legalidad, negociación, consenso, mayoría silenciosa, igualdad, constitucional… Un mecanismo elemental de la construcción de la realidad.

Están convencidos, también, de tener localizadas las rendijas en el interior de las formaciones políticas y de las principales organizaciones de la sociedad civil. Cuentan con el apoyo profesional y logístico necesario. Tienen informes y dossieres sobre las personas y los grupos más vulnerables. Y están convencidos de que podrán ejercer una influencia decisiva a la hora de dinamitar un proceso que pone en cuestión la unidad ” indisoluble ” del Estado.

Están convencidos de poseer en exclusiva el talento que conviene a la gran política. Creen que la sofisticación y sutileza de la política es su patrimonio privativo. El resto es mera administración. El muro de contención del poder que no se somete a plebiscito. Consideran la mayoría de la clase política en ejercicio como unos simples empleados. Si son amigos serviciales, ingresan al club, si son insignificantes, no estorban. Pero si ganan relevancia, no se avienen a las solicitudes o ignoran las instrucciones, pueden convertirse en peligrosos y deben ser anulados. Cuando alguno, además, hace caso a la ciudadanía y asume las reivindicaciones, puede pasar a la categoría de traidor. Y los traidores , aunque puedan resultar útiles mientras se les adjudica la responsabilidad de todos los males sociales, deben ser destruidos .

Están también convencidos de que la gente, la mayoría de la gente, no tiene criterio propio. Que la perspectiva prevalente que nutre la opinión pública catalana es superficial, poco informada, simplificadora y simplista. Que la efervescencia popular reciente se basa más en factores emotivos y estomacales que racionales. Que, llegada la hora, no habrá suficiente energía para mantener movilizaciones sostenidas y sacrificadas. Que el movimiento cívico no ha tomado ni podrá tomar nunca, realmente, la iniciativa política. Que se trata de gente voluble; de conversos que tiemblan por el rumor de la última anécdota inventada o del último escándalo difundido. A partir del estereotipo de las bases electorales que les dan cobertura, atribuyen a la gente del independentismo catalán una tópica condición conservadora, mezquina y miedosa. Recelosa de aventuras sin un final garantizado. Que acabarán queriendo, sobre todo, seguridad y orden; rutinas y certezas. Y quieren creer que, si la situación en Catalunya se tensa, cuando las amenazas se activen y presagien la intervención violentadora del Estado, la gente se envolverá con la capa del juicio, correrá a esconderse en casa, y ya no querrá saber nada del proceso.

Con consideraciones de este tipo, la oligarquía española y sus aliados han procurado reponerse de las desazones del Once de Septiembre. Se han despejado un poco, hacen ver que alardean e, incluso, los publicistas más entusiastas adivinan movimientos en lugares donde hace tiempo que no mueve nada. Todo forma parte de la misma fantasía. Desenmascaradas y desacreditadas, las llamadas élites extractivas y toda la trama de intereses que vehiculan desde las propias empresas y desde el Estado, ahora creen que quizás sí que perderán alguna ” batalla ” con el catalanismo, pero que la ” guerra” la ganarán.

Mientras tanto, el catalanismo independentista aguanta, lee y aprende, organiza, programa, debate, crece. Desconfía y se impacienta, pero vive atento y vigilante. Interpreta cada síntoma. Sabe que no es un extremo sino un punto de partida. Un camino. De hecho, el único camino que lleva a algún lugar diferente de donde estamos ahora. Sabe que la voluntad de independencia llena la historia de los pueblos. Que es la forma más genuina, elemental y efectiva de defender la propia libertad. Sabe que la oportunidad y el reto se acercan. Y que, cuando lleguen, no vacilaremos, no nos asustaremos, no retrocederemos, no nos esconderemos, no claudicaremos .

83.000 gracias.

2 Oct

En concreto son 83.315 las visitas que ha tenido este bloguero en el mes de septiembre.

Primero me explico:

spaincrisis.blogspot.com
y
spanienkaputt.wordpress.com

Son dos blogs iguales.

Empecé con el de blogger.  Por suerte, hace tiempo, alguien escribió en comentarios que haría todo lo posible para que eliminaran mi blog. Hice una copia de seguridad y, además, pensé que sería bueno tener otra duplicado en “vivo”.
Spanien kaputt era -y es- un calco de este blog pero que poco a poco ha ido cogiendo un público diferente, las entradas son las mismas pero con más comentarios.
Sí, la importación se lleva los comentarios de spain crisis pero no al revés.

Es más, no sé si es por el posicionamiento de wordpress, pero la copia tiene un poco más de visitas que el original.

En todo caso, todo es lo mismo, una unidad de blog con dos versiones iguales alojadas en dos bitácoras. Aunque el original es SPAIN CRISIS, con blogger me siento más a gusto a la hora de editar y es donde tengo los enlaces y demás widgets. Es más, es el que está actualizado ya que muchas veces tardo horas en hacer la importación.

Todo esto viene porque las entradas de spain crisis/spanien kaputt han llegado a más de 80.000 visionados en el mes de septiembre.
En el mundo de las webs esa cantidad es irrisoria, pero en la de los blogs es muy, pero que muy difícil llegar a ese tráfico.

Pues lo dicho, muchas gracias y aquí estoy para denunciar las mentiras que vienen de España y para conseguir que algún indeciso se vuelva independentista.

GRACIAS POR VUESTRA CONFIANZA.

La Carlosjesulogía de los españoles…

18 Sep

¿Se estarán convirtiendo en Carlos Jesús (el de Raticulín) los tertulianos y la casta política española?

Formidable artículo aquí.

Francesc Casona nos explica que:

Todo lo que está pasando ya estaba escrito. Deberíamos ir un momento al 1980. Aquel jueves Santo a un muchacho que se llamaba Carlos Jesús se le apareció Jesucristo. El hijo de José, el carpintero de muebles artesanales , bajó del ático para comunicarle que le encomendaba una misión: curar a la humanidad ante una futura invasión extraterrestre. Reconvertido a profeta , durante años se preparó , y fue el cambio de siglo que Carlos Jesús quiso sanar gente de toda España ante lo que debía suceder : “Al mundo vendrán Dentro de poco 13 millones de naves de alguna confederación intergaláctica , de Ganímedes , de Constelación Orión , de Raticulín , de Alfa , de Beta . Todo esto se está preparando ya , lo está preparando Antarcharán . Entónces la nave , Cuando se ponga llega , Echar un halo de luz , como aquí ahora Mismo , estas piernas las están elevando desde un platillo volante que hay en 45000 kilometros de altura “ .

Mucha gente se rió. Pero hoy la Carlosjesulogía domina la política española.

Debemos aceptar que ya estamos en una nueva fase de España. Desde Mariano Rajoy, al ministro Margallo, Mayor Oreja, Alicia Sánchez Camacho, Rubalcaba, Chacón, Albert Rivera, y un largo etcétera de políticos, intelectuales, periodistas, cepillos de dientes, o estropajos han abrazado la Carlosjesulogía .

Unos dicen que el catalanismo es ETA; otros hablan de la mayoría silenciosa, los de más allá que fueron cuatro gatos, y dos eran cojos, a la Vía Catalana, los de arriba quieren dividir Catalunya en dos… Ya nos entendemos. La lista es tan larga que está superando todas las teorías matemáticas y físicas sobre el infinito desde los días de Euclides (300 AC ) , que no sé quién es , pero se ve que era trapero de infinitos . No se extrañen si pronto empiezan a ver todos los discípulos de Carlos Jesús curando castores con halitosis por culpa de comer crema catalana, o sanando una escoba con cáncer de próstata porque ha bebido vino del Penedès. Cualquier cosa puede tener remedio: eso sí, que lleve el término catalán o Catalunya. Harán ouija, psicofonías, imposición de manos, de narices, de pies… plazas públicas, en pabellones deportivos,  en tabernas, dentro de la guantera del coche… Y se retransmitirá por televisión, radio, twitter, thermomix y aironflix. Palabra de Dios .

Los frikis que desembarcaron en las televisiones durante los años noventa ahora se han transformado en los que mandan y quieren mandar.
El frikismo es el poder en España. 

Están abducidos por Ganímedes, Raticulín, Alfa, Beta, o un bote de betún sideral.  La realidad, la verdad, la honestidad, la moralidad, son conceptos que la Carlosjesulogia les ha extraído vía lobotomía low cost. ¿Y qué hacemos mientras los vemos? Reír, reír mucho.

José Ferrater Mora, que era un señor que hacía bricolaje de su cabeza , definió los catalanes con cuatro conceptos : medida, continuidad, cordura e ironía . Tres se mantienen y uno está mutando: la ironía…

Hace unos años cuando nos decían lo mismo que ahora nos dicen, y que siempre nos han dicho, cuando nos negaban, insultaban, mentían… Nos hubiéramos bebido un vaso de ironía. Y estaríamos todo el día comiendo cazuelas de ironía como quien come garbanzos o alubias. Ironía por la vena. Y buen provecho y vámonos.

Ahora nos meamos de risa. Adiós, ironía. Hola, estallido de risa. 

Porque ya vamos perdiendo la ironía y la media naranja de la ironía que los medio creía  que medio confiaba en ellos, que medio les daba la razón, que medio confiaba, esperaba, deseaba, que medio tenía miedo, temor, inquietud, nervio… ahora ha mutado con humor con mayúsculas. Vemos la carlosjesulogía y todas sus criaturas y reímos, nos relajamos, nos curamos. Ahora somos una risa inmensa, gigante, infinita . 
¿Y qué no es la Vía Catalana sino la risa humana de un país ?

Una sonrisa geográfica, terrenal, real. Reímos porque ya sabemos qué somos: es decir, lo que siempre hemos sido. Reímos porque teníamos la risa guardada en el bolsillo y ahora la lucimos como un tesoro encontrado. Reímos porque se ha de reír y no se puede hacer otra cosa. Porque hay un momento que te petas de risa. Que no puedes más y te retuerces, te rompes , te mueres. Y eso es lo que verdaderamente nos pasa y está mutando la genética catalana. Porque si reímos, es por lo que dijo un mudo que hablaba muy claro, Charles Chaplin: ” el humor es el dolor que ríe “. Por lo tanto,  poca broma, que el humor es la cosa más seria que hay.

Así es como vemos a la mayoría de españoles desde Catalunya…